Geografía 'serratiana'

De ruta por la Barcelona de Joan Manuel Serrat

Multimedia | Gràcies, Serrat: Rosalía, Estopa, Julia Otero, Valdano...le rinden homenaje

Meritxell M. Pauné

Meritxell M. Pauné

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El ‘noi del Poble Sec’, Joan Manuel Serrat, culmina una carrera musical que le ha llevado por todo el mundo pero que empieza y acaba muy cerca de casa. Cierra 57 años de trayectoria artística este viernes 23 de diciembre con un último concierto en el Palau Sant Jordi.

Se despedirá de sus fans a poca distancia de la calle donde se crió, Poeta Cabanyes. A cuatro paradas de autobús de aquel sencillo hogar obrero, llenará tres veces el mayor recinto cubierto de conciertos de Barcelona. Es el punto de partida de esta ruta por la geografía serratiana en Barcelona, con parada en 5 paisajes de su juventud y 5 de sus escenarios clave. De propina, tres excursiones siguen su rastro por Catalunya.

Casa natal en la calle Poeta Cabanyes, 95

Serrat nació en la clínica modernista La Alianza de la calle Sant Antoni Maria Claret, pero apenas unos días después entraba en la que sería su casa hasta la adolescencia, en una estrecha calle del Poble Sec que conecta el Paral·lel y Montjuïc. Una placa en la fachada lo recuerda. Algunos de sus vecinos de entonces, como Júlia Otero, recuerdan anécdotas del aquellos años, que inmortalizó en múltiples canciones. Como Mi niñez, que da nombre y abría el disco homónimo de 1970. También la menciona, con la dirección entera, en Si hagués nascut dona (2005), dedicada a la abuela paterna muerta en 1936.

Bar Quimet, templo vermutero de Serrat

Bar Quimet, templo vermutero de Serrat / Ricard Cugat

Bodega Quimet i Quimet

El joven Serrat frecuentaba este bar de la calle Poeta Cabanyes 25, conocido por sus aperitivos. Todavía lo visita actualmente para hacer el vermut y rememorar anécdotas del Poble Sec.

Escola Pia de Sant Antoni

Sus padres le matricularon en el entonces llamado Colegio de los Escolapios San Antón para que estudiara Primaria. No está en el Poble Sec mismo, sino en la ronda Sant Pau, frontera de Ciutat Vella y Eixample. Allí le impartió clase su amor de niñez, Conchita Plasencia, hija de la lechera de su barrio, con quién paseaba conversando y aprendiendo. Le dedicó Cançó per a la meva mestra (1973).

Institut Milà i Fontanals

Serrat continuó los estudios en otro centro a poca distancia, en la plaza Folch i Torres. Hasta los 12 años, cuando se fue a estudiar a Tarragona, primero el bachillerato laboral y luego peritaje agrícola. La música le hizo cambiar de rumbo.

Paral·lel y Montjuïc

El juego infantil en la calle dio paso con los años al descubrimiento de la vida, la amistad y la diversión. Entre los escenarios de su adolescencia destacan el ambiente bohemio y portuario del Paral·lel con sus cabarés de variedades y teatros y los bajos fondos del Barrio Chino. También el Montjuïc de postguerra con jardines, la Fira y chabolas. Lo recordaría en la letra de Por las paredes (mil años hace) de 1978.

Estudios Toresky de Ràdio Barcelona

Serrat debutó en el programa del popular locutor Salvador Escamilla, que promovió la Nova Cançó en los años 60. Trabaron amistad y Escamilla hizo a Serrat padrino de su hijo David.

Bocaccio

La sala de fiestas de la calle Tuset fue el punto de encuentro de la 'gauche divine'. Serrat fue uno de sus asiduos. Para él era "un aquelarre de gente que a última hora de la noche convocaba a los dioses de la vida y la libertad". También en Tuset Street, la Cova del Drac acogió los recitales de los primeros integrantes de la Nova Cançó, Los Setze Jutges. Serrat fue el número 13 en incorporarse al colectivo.

Palau Blaugrana

En octubre de 1976 vuelve de su exilio mexicano y actúa por primera vez aquí, a beneficio de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), iniciando el ciclo de recitales 'Serrat als barris' que culmina con un gran concierto en el Palau d'Esports el noviembre de 1976, cerca de su Poble Sec.

Patio de la Casa de la Caritat (CCCB)

Serrat interpreta allí, en la película La ciutat cremada, el papel de Ramon Clemente García, un deficiente mental que bailó con la momia de una monja por las calles de Barcelona en la Setmana Tràgica.

Escuela de Música de l'Eixample ‘Joan Manuel Serrat’

El gobierno de Jordi Hereu decidió dedicar este equipamiento en 2010 al cantautor, que lo apadrinó en un acto simbólico. Interpretó tres canciones ante alumnado, profesores y políticos y reclamó a las administraciones más escuelas de música públicas.

Tres excursiones

Badalona

Serrat le dedicó el pasodoble Qué bonita es Badalona en 1978, en la que menciona lugares concretos como la Rambla o la estación de tren junto a la playa. Sin embargó, la popularidad le llegó a esta melodía una década después con la versión de Manolo Escobar. Serrat la cantó a dueto con él y también con La Trinca.

Calella de Palafrugell

El cantautor escribió aquí, por casualidad, parte de su himno Mediterráneo a los 27 años. Fue durante una breve estancia en la Costa Brava, alojado en el pequeño hotel Batlle, que hoy es un edificio de apartamentos a pie de arena.

Camprodon

La familia Serrat tuvo una casa rural en este valle del Ripollès, donde el artista descansaba, cultivaba un trozo de tierra y cuidaba de algunos animales junto a su hermano. En 2010 fue nombrado hijo adoptivo de Camprodon. Fuera de Catalunya, Serrat tiene también una casa en Mahón (Menorca), a la que ha dedicado su último disco .