Anuncio de escándalo

El piso más barato de Barcelona: una vivienda de 60 metros cuadrados por 45.000 euros

La subida de precios generalizada se está cebando también en la vivienda y muchas personas optan por comprar

El piso más barato de Barcelona: una vivienda de 60 metros cuadrados por 45.000 euros

Epi_rc_es

1
Se lee en minutos
Alexandra Costa

La subida de precios generalizada se está cebando también en la vivienda. El precio medio del alquiler en abril se disparó en Catalunya el 5,7% interanual, según el último informe de Fotocasa. Por eso, muchos ciudadanos hacen cuentas y optan por comprar una vivienda. Este tipo de transacciones tampoco se libran del aumento de los precios, pero si buscas.... encuentras. Ni que sea, algo. El piso en venta más barato de Barcelona tiene 59 metros cuadrados y cuesta 45.000 euros.

El anuncio en Idealista dice que la vivienda es un bajo exterior de dos plantas y dos habitaciones situado en la calle Iscle, en el barrio de  Vilapicina i la Torre Llobeta. El precio y sus dimensiones son francamente interesantes. Es más, sorprende encontrar un inmueble con estas cifras. Por eso, es un reclamo para muchos usuarios.

Primer susto al hacer clic

Al entrar en el anuncio, las cosas cambian sustancialmente. Sobre todo al ver las imágenes del estado de la supuesta vivienda. La inmobiliaria que gestiona la compraventa no miente: "Completamente a reformar", avisa en la primera frase del anuncio. Las fotografías muestran una construcción totalmente destrozada sin apenas ninguna instalación de suministros básicos.

Que el piso tiene dos plantas también es relativo: en la teoría, sí. En la práctica, la planta baja es un sótano. Se accede a través de unas escaleras estrechas, allí abajo hay varios espacios distribuidos por tabiques y dos ventanas pequeñas que no dan al exterior. Tampoco se especifica a dónde dan.

Respecto a las dos habitaciones, la agencia que lo publicita dice que tienen que ir en ese sótano, que tiene 21 metros cuadrados. Tampoco están construidas: "Se podrían distribuir en dos habitaciones", reza el texto, que también detalla que la edificación es de 1955 y tiene 51,35 metros cuadrados útiles.

Noticias relacionadas

Si las fotografías no fueran suficiente, en el texto del anuncio hay otra sorpresa: no se trata de una vivienda, sino un local comercial. Aun así, Idealista lo cataloga como piso para vivir. Aunque no diga nada el respecto, este tipo de construcciones no tienen cédula de habitabilidad.

Eso sí, "la zona cuenta con todos los servicios tales como bancos, supermercados, escuelas, colegios, bares, restaurantes, etc.", dice el anuncio.