Movilidad

El Bicing metropolitano global no será una realidad, como mínimo, hasta 2030

La nueva bicicleta eléctrica compartida del AMB no será compatible con el sistema de Barcelona, así que habrá que esperar a que venzan ambos contratos para, si alguien lo cree oportuno, desplegar un 'sharing' ciclista público que incluya la capital catalana

Usuarios del Bicing circulan por la plaça Francesc Macià

Usuarios del Bicing circulan por la plaça Francesc Macià / Ricard Cugat

3
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Cuando más se habla de movilidad en las grandes ciudades y de la necesidad de planificar el transporte desde un punto de vista supramunicipal, sorprende que el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) esté a punto de poner en marcha un sistema de bicicleta compartida -debería suceder a finales de año o a principios de 2023- que no operará dentro de la capital catalana. El organismo puso en marcha un concurso público al que se presentaron tres aspirantes. Uno de ellos es la misma empresa que opera el Bicing, pero el premio se lo ha llevado la unión temporal de empresas formada por Movus, Movement y Nextbike, que puso sobre la mesa la oferta más económica para la Administración. Puesto que las bases no incluían la obligación de compatibilizar ambos sistemas, habrá que esperar a que venzan sendos contratos, a finales de década, para plantear un nuevo 'sharing' ciclista público realmente metropolitano.

Una usuaria de Bicing, el servicio público de alquiler de bicicletas de Barcelona


/ Joan Puig

El ganador, cuyo nombre ha publicado La Vanguardia, se ha impuesto a Ferrovial y PBSC (los actuales gestores del Bicing) y City Global SA. Aunque la adjudicación no ha sido debidamente publicada en el perfil del contratante, las empresas ya han sido informadas del fallo. El proyecto de bicicleta pública compartida lo anunció por sorpresa en julio de 2021 el vicepresidente de Movilidad de la AMB, Antonio Poveda, durante la presentación de una estación de Bicibox, los aparcamientos seguros de bicicletas que son otro ejemplo de compartimento estanco en materia de movilidad metropolitana, puesto que están en buena parte de los municipios que rodean la capital catalana pero no en la propia Barcelona.

Confluir

La entonces concejala de Movilidad, Rosa Alarcón, dijo que se trabajaría "para que el nuevo Bicing metropolitano pueda confluir" con el sistema de la gran ciudad. Pero no será posible. A no ser que 'confluir' signifique que de una bici tendrás que saltar a la otra. Bicicletas distintas, estaciones distintas y tarifas distintas. La propia AMB, a través de un comunicado, iba en la misma dirección que la edila socialista del consistorio barcelonés. "Se está trabajando satisfactoriamente y de manera coordinada para hacer efectiva la compatibilidad de los dos sistemas de bicicleta pública", rezaba la nota.

Noticias relacionadas

Un portavoz del AMB explica que el concurso público no podía incluir una cláusula que obligara a crear un sistema metropolitano compatible con el Bicing. Asegura que se trata de "contratos distintos e independientes" y señala que las "prescripciones técnicas de las licitaciones deben resperar los principios de la ley de contratos del sector público, en especial el de igualdad de trato a los licitadores y el de concurrencia". O lo que es lo mismo, incluir la obligatoriedad de maridar ambos sistemas podía beneficiar al explotador de la bici barcelonesa, que era uno de los postulantes. Si no cambian los planes, el servicio dispondrá de 2.000 bicicletas repartidas por 200 estaciones que se instalarán en 15 municipios del entorno metropolitano: L'Hospitalet de Llobregat, Badalona, Cornellà de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, El Prat de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, Sant Adrià de Besòs, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern, Molins de Rei, Sant Boi de Llobregat, Viladecans, Gavà, Castelldefels.

El AMB ya convocó un concurso público de Bicing metropolitano en 2009. No se presentó nadie. En 2018 hubo un segundo intento y se desplegaron 250 bicis en 10 municipios. Una anécdota de la que tomar nota de lo bueno y de lo malo. El año que viene llega la tercera tentativa. Y en 2030, quizás, la cuarta y definitiva.