Destino de compras

Barcelona estrena los domingos de tiendas con "buena afluencia" y algunas quejas laborales

El nuevo horario permite a los comercios de la zona turística abrir todos los festivos durante cuatro meses, hasta el próximo 15 de septiembre

Barcelona estrena la apertura de las tiendas en domingo. / MANU MITRU / VÍDEO: ACN / JORDI BATALLER / NATÀLIA SEGURA

4
Se lee en minutos
El Periódico

Barcelona ha estrenado este domingo con notable afluencia de público el nuevo horario comercial que permite a las tiendas de las zonas turísticas abrir todos los festivos durante cuatro meses, hasta el próximo 15 de septiembre. Se pretende aprovechar el gran volumen de visitantes de ese periodo y lograr que la capital catalana despunte como destino de 'shopping' .

Fuentes de Barcelona Oberta señalan a este diario que el debut ha sido un "éxito". Aseguran que muchos de los turistas que están pasando unos días en la ciudad han recorrido las calles comerciales esta mañana, que han registrado una fuerte afluencia de visitantes, pese a la fuerte competencia de la playa. No obstante, un portavoz de UGT ha indicado que se han detectado algunos problemas que han llevado al sindicato a "pedir una reunión urgente con la dirección de Relaciones Laborales", y han agregado que "si no se respeta el acuerdo sectorial" habrá una desvinculación del pacto y movilizaciones, informa Patricia Castán. Se da la circunstancia de que algunas empresas no estarían cumpliendo con los compromisos suscritos entre patronales, administraciones y sindicatos para que la jornada dominical sea voluntaria, compensada con libranzas en sábado, reforzada con contrataciones y con remuneraciones mínimas pactadas que incentiven al trabajador.

El paseo de Gràcia ha estado muy concurrido, así como calles de Barna Centre y centros comerciales dentro del perímetro de apertura. La entidad precursora de los nuevos horarios, Barcelona Oberta, destaca que la medida se dejará sentir a medio y largo plazo en la facturación, pero que a falta de datos objetivos en su arranque , "las percepciones hasta primera hora de la tarde son muy buenas". Además de viajeros, no pocos barceloneses y residentes del área metropolitana han paseado (o comprado) por las dos zonas autorizadas de apertura, que coinciden con los barrios de más presencia turística, detallan.

Curiosidad e interés

Según marca el nuevo horario dominical, partir de mediodía las tiendas de Portal de l'Àngel han empezado a levantar las persianas y muchos de los peatones que desconocían la iniciativa han mostrado su sorpresa y han aprovechado la circunstancia.

Es pronto para evaluar el impacto de la novedad, pero no para sondear a los primeros compradores y curiosos. "Para los turistas es interesante, pero para los trabajadores debe ser un fastidio tener que trabajar en domingo", ha opinado para la agencia ACN la suiza Filomena, que ha venido a pasar unos días a Barcelona. "Estoy en un hotel del centro, he bajado por paseo de Gràcia, he visto que abrían las tiendas y lo he aprovechado", ha añadido.

Pilar también ha querido sacar beneficio de este primer domingo de tiendas abiertas para dar una vuelta y comprar unas zapatillas que necesitaba. "A mí me va muy bien. El sábado me gusta más ir a pasear y hacer una actividad de ocio y hoy aprovecho para ir de compras", ha reconocido la vecina de Barcelona. "Entiendo al personal que tendrá que trabajar en domingo, a mí no me gustaría lo más mínimo", ha puntualizado.

Alicia y Katia, madre e hija catalanas pero con residencia en Vitoria, se han mostrado sorprendidas por la apertura. "No sabíamos que abrían los comercios y hemos entrado en una tienda de zapatos", ha explicado la segunda, que no ve con malos ojos el nuevo horario comercial. "A mí no me parece mal. Para la gente que trabaja de lunes a viernes es una buena oportunidad para poder realizar las compras en fin de semana", ha reflexionado en voz alta la joven. En cambio, Alicia, no era de la misma opinión: "Yo pienso al revés. De lunes a sábado ya hay tiempo suficiente para hacer las compras y el domingo debería ser para descansar".

Una trabajadora: "El domingo es sagrado y ya no lo tenemos"

"Necesitaba hacer una compra de urgencia, unos calcetines, y he tenido suerte de que las tiendas estaban abiertas", ha comentado Domingo, un turista de Madrid, también sorprendido.

Noticias relacionadas

Bárbara, una trabajadora de una tienda de cosméticos de Portal de l'Àngel, ha querido expresar su malestar por la ampliación. "Para las personas que tienen un contrato como el mío ha sido un disgusto. El domingo era un día libre y ahora nos lo han quitado", ha dicho. "En nuestro caso, el mánager nos da la opción de librar los sábados y se hará lo posible a nivel de conciliación. Pero un domingo es sagrado y ya no lo tenemos", ha concluido.

Fuentes del sector han explicado que muchas empresas han pactado con su plantilla trabajar un domingo de cada cuatro, compensándolo con libranzas y contratando personal de refuerzo; aunque otras aún no han desarrollado los términos de la nueva jornada, porque el acuerdo avalado por la Generalitat se publicó oficialmente hace apenas unos días. En esos casos, la aplicación de los convenios de cada compañía puede no ser acorde a las condiciones que debían cumplirse.