Derecho a la vivienda

50 jóvenes de Barcelona construirán su casa ideal con materiales sobrantes del MWC

El proyecto Wikihousing, ganador de la convocatoria municipal de BIT Habitat 'La ciudad proactiva', invita a 50 jóvenes a reflexionar sobre el derecho a la vivienda y a levantar con sus propias ideas y manos (y materiales reciclados) un prototipo de vivienda alternativa y sostenible

Taller de Wikihousing

Taller de Wikihousing / MANU MITRU

Helena López

Helena López

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Que garantizar el derecho a una vivienda digna es una de las asignaturas pendientes de toda ciudad, especialmente de la capital catalana, es una idea casi tan de consenso como que los jóvenes son uno de los colectivos con más dificultades para acceder a ella. Así lo gritaron (metafóricamente) ellos mismos en la primera edición del Fòrum Jove. "Que nos dejemos las cejas estudiando y no encontremos trabajo, o encontremos trabajos tan mal pagados que no nos permiten emanciparnos en una ciudad con unos alquileres inasumibles, pasa factura en nuestra salud mental, de generación de cristal nada", resumía el malestar generacional una de las participantes en la pionera experiencia de participación ciudadana impulsada en la capital catalana.

Con el objetivo de canalizar -y, poniéndose grandilocuentes, intentar erradicar- ese malestar nace Wikihousing, singular iniciativa ganadora de la convocatoria BIT Habitat, 'La ciudad proactiva', que plantea que un grupo de 50 jóvenes de perfiles muy distintos piensen, diseñen y hasta construyan un prototipo de vivienda joven con el menor impacto ecológico posible.

El (otro) patrimonio del Mobile

Están muy contentos porque han logrado que les cedan todo el material -que no es poco- sobrante del Mobile World Congress: cristales, paneles de DM, estructuras metálicas... “Patrimonio termodinámico, como lo llamamos. Hemos descubierto que dentro del ayuntamiento hay naves industriales en Can Tunis llenas”, señala el arquitecto David Bravo, uno de los impulsores de ATRI, Agrupaciones Tácticas de Repoblamiento Inclusivo, ideólogos entre otros proyectos de Aprop, los primero polémicos, pero después premiados pisos sociales en contenedores de barco, de donde bebe Wikihousing; iniciativa de Straddle3, Societat Orgànica y La Hidra Cooperativa.

Partían de tres ideas. La primera, que los jóvenes son víctimas de una "precariedad residencial" fruto de unas políticas de vivienda que causan una fuga de talento. La segunda, que los jóvenes están especialmente preocupados por el tema ambiental; con lo que la dimensión ecológica era clave (evitar el contaminante tocho y buscar construcción circular). Y, la tercera, que había que "romper con el rechazo que reciben los jóvenes en una sociedad gerontocrática que no les tiene en cuenta". “Por eso Wikihousing se plantea como un proceso de formación y capacitación multidisciplinar. Tiene una parte importante de empoderamiento. De que reflexionen sobre cómo hemos llegado hasta esta situación y de ayudarles a pensar posibles alternativas”, subraya.

Codiseño

“Con los Aprop hemos demostrado que en una semana se puede levantar la estructura de un edificio de forma más económica y con menos emisiones, y Wikihousing va en esa línea; con un proceso completamente participativo, en el que el codiseño lo harán entre todos, y con una parte de autoconstrucción asistida, a pie solar, y una parte de seguimiento del edificio: mirar su consumo… Todo de forma comunitaria, con la cultura del ‘do it together’, como una forma también de combatir el paternalismo de la administración”, prosigue el arquitecto. 

En poco tiempo, se han apuntado 50 jóvenes a través de su página web. De perfiles diversos, algo muy importante para los impulsores, que querían evitar otro bienintencionado proyecto elitista. Más o menos la mitad están vinculados a los estudios de arquitectura -lógico, por una parte- pero la otra mitad, no.

El ambicioso objetivo es construir entre dos y tres -en función de las dimensiones- viviendas públicas para jóvenes con una zona comunitaria con un presupuesto de 100.000 euros en un solar público cedido por el consistorio, con materiales reutilizados, con mano de obra activista de los participantes y con la colaboración de la Xarxa d’Ateneus de Fabricació de Barcelona y de profesores del Col·legi d’Arquitectes que les impartirán clases. Unos prototipos que se entregarán al ayuntamiento en un año para que este disponga de ellos.

Con los Aprop hemos demostrado que en una semana se puede levantar la estructura de un edificio de forma más económica y con menos emisiones

Todavía no está cerrado del todo, pero es muy probable que los construyan en el Poble Sec (tienen ya estudiado un solar que reúne todas las condiciones) barrio muy afectado por la gentrificación, otra de las cosas contra las que luchan. 

“Estamos hackeando las normativas y las situaciones convencionales. En un año entregaremos al ayuntamiento unas viviendas que se podrán desmontar. A partir de ahí lo que pase con ellas ya...”, reflexiona Bravo.

Pensamiento colectivo

Araitz Villalba es una de las 50 jóvenes que se han sumado a la aventura. Tiene 22 años, estudia arquitectura y vive en el Eixample con sus padres. "Como idea teórica, Wikihousing me pareció muy potente. El proceso de pensar bien de forma colectiva cuáles son las necesidades en vez de buscar solo la solución rápida", reflexiona.

Otra de las cosas que le atrae del proyecto -esta no tanto como joven que como estudiante de arquitectura- es el hecho de que, durante seis meses, podrán saber lo que se consume en esas viviendas. "Normalmente por muy sostenible que hagas una casa, entregas las llaves y le pierdes la pista. No puedes analizar los consumos. Aquí durante seis meses estaremos viendo el consumo real para poder estudiarlo. Podremos ver y vivir si la casa cumple con las expectativas que habíamos puesto en ella, también con su función comunitaria. Todo con la idea de que algún día pase a ser algo más que una prueba piloto y abra caminos", fantasea Villalba, quien, por ahora, aspira a "aprender mucho".