Celebración prenavideña

Así se ha montado la estrella de la Sagrada Família, paso a paso

La estructura luminosa que se incorpora a la basílica llega con vocación de convertirse en un nuevo referente, sobre todo visual, de la capital catalana

Así se ha montado la estrella de la Sagrada Família, paso a paso

JOAN CORTADELLAS

3
Se lee en minutos
Ricard Gràcia
Ricard Gràcia

Infografía

ver +
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

La estrella de Maria, cuya iluminación se ha puesto en marcha este miércoles 8 de diciembre, aspira a convertirse en un nuevo símbolo de la ciudad de Barcelona. Será también, por ahora, el punto más alto de la basílica de la Sagrada Família. La estructura se iluminará, de momento, hasta las diez de la noche (igual que las fachadas del templo) y hasta el 9 de enero, cuando ayuntamiento y los responsables del templo decidirán si se prorroga.

La estrella en la cima de la Torre de Maria del templo de Gaudí

Sagrada Familia

Dónde está situada

La estrella está situada en la torre de la Virgen María, la segunda más alta de la Sagrada Família, con una altura de 138 metros, solo superada por la dedicada a Jesús, todavía por levantar. Durante este año y medio de pandemia, con las obras del templo a medio gas, todos los esfuerzos se han centrado en levantar este cimborrio, que empezó e erigirse en 2016.

La torre está situada en la ladera norte, la que da a la calle de Provença, aunque su altura permite verla, también la estrella, desde cualquier ángulo y desde cualquier punto mínimamente elevado de Barcelona. Aunque la Sagrada Família es un templo por terminar y a menudo parece difícil identificar sus partes, entre otras cosas, porque tiene tres fachadas, lo que está claro que es la torre de Maria está en el ábside de la basílica, el único lado que, cuando esté terminada, no tendrá entrada.

En abril de este año se empezó a moldear el pináculo de la torre, la base sobre la que ya se apoya la estrella que se ilumina este miércoles. El fuste, la base de la estrella, está decorado con un 'trencadís' de gres cerámico con colores que van desde los azules a los blancos, con algunos puntos de mosaico veneciano dorado.

Vista nocturna del templo

Sagrada Familia

La estrella de la torre de Maria

La estrella tiene un peso de 5,5 toneladas, 12 puntas (tiene forma de dodecaedro) y un diámetro de 7,5 metros. Un astro colosal que ha costado 1,5 millones de euros.

Un cristalero de Mataró, David Gibernau, ha sido el encargado de diseñar todas las piezas, 123 en total. La estrella no podrá visitarse porque porque la columna que la sostiene, con 800 ventanas triangulares, es una cavidad hueca de 60 metros de alto.

Será, como dijo el arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, durante la presentación, el 8 de noviembre, “una nueva estrella en Barcelona” que durante el día reflejará la luz del sol y durante la noche tendrá iluminación propia desde la base.

Materiales

La estrella está hecha de acero inoxidable y los 123 cristales tienen un grosor de 18 milímetros. El encargo recibido por Gibernau, según relató él mismo al diario digital del Maresme Cap Gros, era que la obra final fuera orgánica y natural, con una textura diferente y original. "Tenemos un horno de grandes dimensiones con base plana. Aguanta 1.200 grados pero para hacer las piezas lo poníamos a unos 850. A la máxima temperatura el vidrio se convierte en líquido y nosotros buscábamos una consistencia cómo la de la miel. Cada pieza se hacía a partir de cinco pasos diferentes, y en cada uno de ellos se imprimía un dibujo", resumió a esta misma publicación.

Iluminación nocturna

La nueva estrella llega con vocación de convertirse en un nuevo referente, sobre todo visual, de la capital catalana. A nadie se le escapa que el hecho de que abra un mes de actos de presentación, tanto del astro como de la torre de Maria, es un nuevo intento del patronato del templo de acercar la Sagrada Família a los barceloneses, sobre todo a los que viven en el entorno de la basílica, los que más conviven con las peculiaridades asidas a un monumento tan turístico.

Noticias relacionadas


/ FERRAN NADEU

La estrella se iluminará cada día hasta el 9 de enero hasta las diez de la noche. A partir de entonces, la basílica, junto con el distrito del Eixample, decidirán si se mantiene o si bien se deja para ocasiones especiales.