investigación judicial

La fiscalía reclama cinco años de prisión para el pirómano de Collserola

  • El acusado, un inmigrante gambiano sin papeles, encendió varias hogueras en el parque natural en mayo y junio de este año

Un bombero extingue el incendio en Collserola en mayo del 2021.

Un bombero extingue el incendio en Collserola en mayo del 2021.

2
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

Encendió hogueras en el parque natural de Collserola en mayo y junio de este año, durante unos meses de sequía, y provocó dos incendios que arrasaron vegetación forestal. Al cabo de unos días fue detenido y el juez ordenó su ingreso en prisión. Ahora la Fiscalía de Barcelona reclama para él, M. L. T, un inmigrante gambiano sin papeles, cinco años y un día de prisión, más una multa de 540 euros. Si se le condena, pide que se sustituya la pena de prisión por la expulsión de España.

La fiscala Raquel Carrillo atribuye al M. L. T., que fue pillado ‘in fraganti’ por la Guardia Urbana, un delito continuado de incendio forestal. En su escrito, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, la acusación relata que el primero de ellos se registró el 23 de mayo. Sobre las 10.30 horas, el imputado se encontraba en el barrio de Montbau de Barcelona, cerca de la calle de Nazaret, en el interior del parque de Collserola, un espacio protegido.

Durante la tarde anterior y en el mismo lugar, la Guardia Urbana lo sorprendió junto a dos hogueras que él estaba encendiendo en el suelo. Los policías le advirtieron que no podía prender fuego, así como del grave riesgo de incendio que eso suponía. No obstante, el acusado dejó las fogatas mal apagadas y en condiciones de que pudieran prender la vegetación de alrededor, hecho que se produjo al día siguiente, el 23 de mayo. Los agentes lo localizaron de nuevo en esa misma zona. Debido a esta acción, 3.575 metros cuadrados, sobre todo de matorral y pino blanco, fueron pastos de las llamas.

"En periodo no permitido"

Noticias relacionadas

El acusado, precisa la fiscala, hizo las hogueras “en periodo no permitido”, sin tomar las precauciones más elementales, “obviando” las advertencias que le habían realizado los agentes y “aceptando plenamente” las graves consecuencias que su acción podía provocar, más cuando la vegetación en esa época estaba seca.

Días más tarde, el acusado volvió a las andadas. El 26 de junio, sobre las 6.35 horas, fue descubierto otra vez cuando en la misma zona de la calle de Nazaret y dentro del mismo espacio protegido de Collserola. Había encendido cuatro hogueras en el suelo. En este caso, el fuego se extendió por 1.200 metros cuadrados. Al ser sorprendido por los agentes, M. L. T., huyó, pero fue retenido después. Encima llevaba tres mecheros que había usado para encender las fogatas. Ambos incendios no afectaron a más terrenos por la rápida intervención de los bomberos. En esos meses se produjeron varios incendios en Collserola.