Acto inaugural

La Sagrada Família regala a Barcelona un "nueva estrella" de concordia

La estructura, con un coste de 1,5 millones, se encenderá el 8 de diciembre y servirá para inaugurar la torre de la Virgen María. Sobre el calendario de finalización de las obras, se sabrá dentro de un año

Jordi Cotrina / Vídeo: Carlos Márquez Daniel

6
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Una fiesta de y para Barcelona. En los últimos tiempos, el patronato de la Sagrada Família se ha esforzado mucho en que las obras de la basílica dejen de ser una seta, un hecho aislado en medio del Eixample. La inauguración de la colosal estrella luminosa que coronará la nueva torre de la Virgen María será un nuevo ejemplo de este buscado maridaje, de este ir haciendo las paces no solo con el barrio sino también con la ciudad. Sucederá el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, y se espera el concurso de todo tipo de entidades culturales y populares que participarán tanto en los actos en el interior como en el exterior del templo.

La Torre de la Virgen de la Sagrada Família.

/ JOAN CORTADELLAS

La cita es dentro de un mes, pero a la Iglesia siempre le ha gustado ir con tiempo. Por eso este lunes ha citado a la prensa y la rueda de prensa ha incluido una visita de obra al lateral de Marina con Provença, el lugar que queda al margen del circuito turístico (y religioso) y que se destina para seguir avanzando en la construcción de la Sagrada Família. Ahí yace, a la espera de ser levantada, la estrella de cristal y acero que es un derroche de ingeniería capaz de aguantar, dice el arquitecto jefe, Jordi Faulí, cualquier fenómeno natural. Podría soportar, al parecer, el impacto de un objeto de 100 kilos a toda velocidad, algo que no contemplan ni las 10 plagas que asolaron Egipto.

Cinco torres pendientes

"Siguiendo lo que Gaudí determinó, la torre de la Virgen María finalizará con una estrella luminosa de 12 puntas", ha detallado Faulí. En el centro se colocará un foco para cada extremo. Será la segunda torre más alta del templo y la novena ya construida. "Ahora vendrán las otras cinco torres centrales, la de Jesucristo y los cuatro evangelistas, que ya están iniciadas", ha explicado el arquitecto jefe, al frente de la obra desde octubre de 2012. Substituyó en el cargo a Jordi Bonet, que había desempeñado esa función desde 1985.

El 29 de este mes la estrella ya se colocará en el punto más alto de la torre de la Virgen María, con lo que el extremo de la punta más alta alcanzará los 138 metros de altura. El coste de la estructura, por cierto, asciende a 1,5 millones de euros, pero no podrá ser visitada de cerca porque la columna que la sostiene, con 800 ventanas triangulares, es una cavidad hueca de 60 metros de alto desde su base. Será, como se ha insistido durante toda la presentación, “una nueva estrella en Barcelona” que durante el día reflejará la luz del sol y durante la noche brillará como el astro que guió a los reyes Magos hasta el portal de Belén, pero en este caso con tecnología led. No está previsto, por si alguien se lo pregunta, que se emule el modelo de la torre Agbar, esto es, que cambie de color al gusto. O sea, que por san Patricio no se pondrá verde. Ni roja durante la Navidad. La luz será blanca, y punto.

"Hecho histórico"

El cardenal arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, ha hablado de “hecho histórico” después de un año “de oscuridad y lucha incansable”, en referencia a la pandemia, y ha recordado que la torre está dedicada a la virgen María, a la que pedimos, ha compartido, “que interceda por toda la Iglesia, todos los barceloneses y todos los visitantes del templo”. También su discurso ha destilado conciliación; voluntad de abrir la celebración a la ciudad (con insistente mención a la participación vecinal), de coser viejas heridas o rencillas políticas, como el debate sobre el permiso de obra que no pagaron hasta hace un par de años, porque el plácet lo tienen desde hace más de 135 años, cuando el entonces ayuntamiento de Sant Martí de Provençals estampó su sello y la basílica empezó a ganar altura en medio de un páramo urbano.

Un operario de la Sagrada Família, junto a la estrella que se colocará el 29 de noviembre

/ Jordi Cotrina

Omella ha hablado de la iluminación navideña de las calles del entorno, que los comerciantes dedicarán a la nueva estrella; ha hecho referencia a los pasacalles infantiles, las exposiciones o la cantada de villancicos. Todo, para celebrar un "patrimonio artístico, cultural y social de Barcelona", para dar la bienvenida a un elemento "que cambiará para siempre el perfil de Barcelona". Más lo hará cuando esté terminada la torre de Jesús, la más alta de la Sagrada Família, con 172,5 metros. Será el edificio más destacado del 'skyline' de la capital catalana, y seguramente, será también la única gran metrópolis del mundo en la que una iglesia, como sucede en muchos pueblos, es el edificio de mayor altura del municipio. En este caso, con permiso de la Torre de Collserola, que le supera en 116 metros pero no comparten paisaje.

Cuándo sucederá es algo que no se sabe, después de que la pandemia alterara los planes de terminar la basílica en 2026. Los visitantes están regresando al templo, lo que permite volver a llenar las arcas del arzobispado, y por ende, las del proyecto constructivo. En octubre se vendieron más entradas incluso que en agosto, pero todavía se recauda un 40% menos que en 2019. Esteve Camps, presidente delegado del patronato, ha explicado que el futuro es todavía una incógnita -"no tenemos una bola de cristal sobre el turismo", ha dicho- pero ha avanzado que a finales de 2022 sí se podrá hacer "un avance del nuevo calendario de finalización de la obra. "Estamos contentos porque el turismo ha crecido en los últimos tiempos", ha aportado Omella. Ayudará también mucho la nueva apuesta por los patrocinadores privados. Preguntado sobre la posibilidad de que empresas en horas bajas en cuanto a imagen pública se sumen al carro para asear su imagen, Camps ha respondido: "Supongo que se refiere a Endesa, y han colaborado en la instalación eléctrica".

Noticias relacionadas

Entre todos

El encendido de la estrella, el 8 de diciembre, podrá seguirse en directo a través de una página web que se activará el 1 de diciembre. Todo el que quiera contribuir podrá aportar "un punto de luz simbólico y digital" que servirá para alimentar la estrella. La torre, de hecho, se iluminará por fases durante toda esa semana: la base se encenderá el día 4 entre las 20 y las 23 horas y parte superior, justo por debajo del nuevo astro de cristal y acero inoxidable, hará lo propio el 6 en el mismo horario. Finalmente, y coincidiendo con la Inmaculada Concepción, y después de que Omella bendiga la culminación de la nueva columna a las 19.15 horas desde la calle de la Marina, se encenderá la estrella. Hora prevista, las 19.40 horas. Los actos de celebración se prolongarán durante casi un mes, hasta el 5 de enero, con un programa de actividades más propio de una fiesta mayor de barrio que de una inauguración religiosa.