Política municipal

Valls formaliza su renuncia como concejal de Barcelona

El hasta ahora líder de Barcelona pel Canvi quiere enfocar su carrera hacia las presidenciales francesas de 2022

Valls formaliza su renuncia como concejal de Barcelona

RICARD CUGAT(EPC)

2
Se lee en minutos
Natàlia Farré
Natàlia Farré

Periodista

Especialista en arte, patrimonio, arquitectura, urbanismo y Barcelona en toda su complejidad

Escribe desde Barcelona

ver +

Manuel Valls, líder de Barcelona pel Canvi, deja de ser concejal del Ayuntamiento de Barcelona. Este martes ha presentado oficialmente su renuncia. Nada que sorprenda pues Valls ya llevaba tiempo fraguando su marcha. De hecho, desde el día siguiente de las elecciones. Los seis concejales que sacó su formación, Barcelona pel Canvi-Ciutadans (luego escindida), supieron a poco a alguien que aspiraba a disputarle la alcaldía a Ada Colau en los últimos comicios electorales, en mayo de mayo de 2019. No ganó a la líder dels Comuns y tampoco al auténtico vencedor de las elecciones, el republicano Ernest Maragall. Pero sí consiguió ser decisivo para entregar la vara de mando del consistorio a Colau. La mitad de su formación votó a favor de la investidura de la líder de los Comuns sumándose así al PSC y dándole la mayoría a Colau, e imposibilitando, de esta manera, que se hiciera realidad una de las peores pesadillas de Valls: que un independentista como Maragall se proclamara alcalde de Barcelona.

Noticias relacionadas

Es su mayor legado a la ciudad que le vio nacer, así lo quiso su padre, el pintor Xavier Valls exiliado a París en busca de la luz del norte. Pero suficiente para que el que fue Primer Ministro (2014-2016) de Francia y, antes, ministro de Interior dé por bueno su corto paso por la política catalana. Valls llegó a Barcelona “porqué quería cambiar de vida”, así lo aseguró en una entrevista a ‘El Mundo’ el pasado mayo. Su primer matrimonio se hundía y su formación, el Partido Socialista francés, también. Se pasó a la formación de Emmanuel Macron sin mucho éxito. No gustaba. Así que decidió cambiar de aires y dar el salto a la alcaldía de Barcelona cortejado por un cierto sector de la sociedad civil catalana contrario al ‘procés’. Acabó postulándose como candidato a alcalde, primero de la mano de Ciutadans y luego con su propia formación pero en coalición con el grupo naranja. Lo dicho, su cosecha fue de seis diputados, insuficientes para ocupar la silla que ansiaba. 

Valls se vuelve a Francia a concurrir en las presidenciales de 2022, y su partido se queda más desnudo que nunca. Aunque desde Barcelona pel Canvi aseguran que el proyecto está en marcha y consolidado, y que la espantada de Valls era algo anunciado y previsto. La vacante que queda libre de concejal la ocupará Oscar Benítez, el séptimo de la candidatura y en la actualidad consejero de distrito de Sant Martí por Barcelona pel Canvi. Eva Perera (que también es diputada en el Parlament, elecciones a las que concurrió en la lista del Partido Popular) se queda de líder de la formación de Valls y de candidata en los próximos comicios. Está por ver quién ocupará el puesto de portavoz, el tema se decidirá cuando Benítez tome el acta de concejal en octubre, cuando se oficialice en plenario la marcha de Valls. Y está por ver, también, si la concejal Marilén Barceló, ahora sin grupo adscrito tras su marcha de Ciutadans, consigue el permiso municipal para entrar definitivamente en el grupo que abandona Valls.