Cambios en una patronal turística

Mestre abandona el gremio de hoteles en medio de la gran crisis

Abandona el cargo por motivos profesionales y será relevado temporalmente por Jordi Clos

Jordi Mestre.

Jordi Mestre. / ACN / AINA MARTÍ

2
Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

Especialista en Economía local, comercio, turismo, vivienda, ocio, gastronomía y tendencias urbanas.

Escribe desde Barcelona

ver +

Tras apenas dos años de mandato, el presidente del Gremi d'Hoteles de Barcelona, Jordi Mestre, ha abandonado el cargo por motivos "única y exclusivamente" profesionales. La noticia no ha sorprendido en el sector, después de que el pasado viernes se anunciase la venta de su grupo hotelero, Selenta. El relevo provisional, aunque posiblemente se mantenga hasta las nuevas elecciones de la patronal en 2023, lo ha tomado Jordi Clos, quien fue su predecesor.

En un comunicado, la entidad ha asegurado estar preparada para afrontar esta coyuntura y que el traspaso se efectuará de "forma ágil y eficiente", sin que afecte a la dinámica de un gremio que precisamente durante la presidencia de Mestre ha vivido sus momentos más duros. Aún a día de hoy poco más del 40% de la planta hotelera está reabierta.

La junta rectora de la patronal barcelonesa deberá elegir en su próxima convocatoria al sustituto para encarar la recta final del mandato. Hasta entonces asume el cargo interinamente el vicepresidente primero, Clos, aunque se presume que será él quien complete ese periodo. El régimen electoral del colectivo se basa en votar a una junta candidata, que una vez elegida designa a su presidente. Así que atendiendo a su actual cargo en la misma junta y su experiencia anterior, lo más posible es que el líder de Derby Hotels represente a los hoteleros.

Operación millonaria en Selenta

Mestre fue escogido el 2 de julio del 2019 para un periodo de cuatro años, apenas unos meses antes del inicio de la crisis sanitaria que ha afectado de pleno al turismo. En plena pandemia, ha defendido con uñas y dientes el valor estratégico del sector, reclamando ayudas de la Administración que han sido mínimas en dicho ámbito. También ha abanderado la evolución del turismo local hacia la calidad en los nuevos retos que planean sobre la recuperación económica de Barcelona.

Su salida, afirma, está motivada por la venta del grupo que presidía, Selenta, por 440 millones de euros a la gestora canadiense Brookfield Asset Management, como se anunció la semana pasada. La operación supone el traspaso de cuatro grandes hoteles, entre ellos el lujoso Hotel Sofia (donde se invirtieron 60 millones para su reforma integral hace apenas cuatro años) y el emblemático Expo, en Barcelona. Tras desvincularse directamente de estos dos activos, Mestre ha considerado que era consecuente dejar el timón del Gremi d'Hotels de Barcelona. Cabe recordar que a finales del año pasado ya vendió el Nobu Hotel Barcelona por 80 millones de euros.

Noticias relacionadas

La patronal ha querido agradecer y reconocer públicamente "la entrega, vocación y profesionalidad como hotelero y presidente de la entidad en los tiempos complicados y convulsos" en los que ha tenido que liderar la entidad.

Las graves pérdidas del sector en Barcelona desde el inicio de la crisis, estimadas en unos 2.700 millones de euros, han hecho tambalear a algunas empresas hoteleras en el último año. El gremio se ha mostrado preocupado por las operaciones de compraventa de establecimientos como el Gran Hotel Central, Hesperia Presidente, Hotel Calderón o el Barcelona Apolo). En este sentido, el Fairmont Barcelona Rey Juan Carlos I también es noticia al haber evitado el cierre tras un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona.

Temas

Hoteles