Consecuencias del covid-19

La atención psicológica a jóvenes en Barcelona crece un 138% durante la pandemia

Botellon en los Jardines de las Tres Chimeneas.

Botellon en los Jardines de las Tres Chimeneas. / MANU MITRU

2
Se lee en minutos
El Periódico

 Más allá de los contagios y las muertes, el covid-19 está teniendo otros muchos efectos colaterales sanitarios en la población. Las atenciones prestadas en los 11 puntos municipales de atención psicológica para jóvenes de Barcelona han crecido alrededor de un 138 % en el último año, según el ayuntamiento, que ha completado su red de estos centros desde el estallido de la crisis sanitaria.

El consistorio ha informado este domingo de que ya ha finalizado el despliegue de la red Konsulta'm en toda la ciudad. Esta integra 11puntos de atención, tras la apertura de los últimos cinco nuevos espacios desde que comenzó la pandemia. La disponibilidad de nuevos centros ha permitido, según fuentes municipales, que las atenciones crecieran alrededor del 138% en el último año.

En concreto, se ha pasado de atender a 199 personas y realizar 308 consultas en 2019, a atender a 448 y hacer 734 consultas en 2020.

Konsulta'm, que se puso en marcha en 2018 en Sants-Montjuïc, Ciutat Vella y Sant Andreu, es un servicio de apoyo psicológico dirigido a jóvenes y adolescentes de entre 12 y 22 años, con el objetivo de detectar y atender de forma preventiva el sufrimiento psicológico y los problemas de salud mental de este segmento de la población.

El servicio ofrece también asesoramiento a familiares, profesionales y entidades y organizaciones que trabajan con estos grupos de edad y forma parte del plan de salud mental de Barcelona 2016-2022. Con el objetivo de dar una respuesta ágil y especializada, los centros de esta red abren una tarde a la semana en espacios de referencia y acceso cotidiano de los jóvenes.

Más mujeres y malestar emocional

En cuanto a las 448 personas atendidas el año pasado, el 58% eran mujeres. Por edades, el 18% tenían entre 12 y 14 años; el 40%, de 15 a 17; y el 42% restante tenían más de 18.

Los motivos que llevaron a estos jóvenes a hacer una consulta fueron en el 44% de los casos malestar psicológico o emocional, mientras que un 29% lo hicieron por dificultades en sus relaciones.

Noticias relacionadas

A pesar del covid-19, los profesionales de este servicio pudieron mantener la atención por vía telemática, virtual o telefónica en un 45% de las atenciones prestadas el año pasado.

La irrupción de la pandemia y los sucesivos confinamientos han incrementado el malestar emocional, según los datos de que dispone el Ayuntamiento de Barcelona.