Barceloneando

Alsius reaparece y Sanchís lo dejará

  • La fiesta del cine catalán y la presentación del libro del expresentador del 'Telenotícies' agitan la semana audiovisual entre elogios, reproches y caricias

Presentación del libro de Salvador Alsius en la librería Ona, en Barcelona.

Presentación del libro de Salvador Alsius en la librería Ona, en Barcelona. / MAITE CRUZ

Se lee en minutos

El domingo pasado, Isona Passola, en su último discurso como presidenta de la Academia del Cinema Català, advirtió que TV-3 se había hecho mayor. Al director de la tele, Vicent Sanchis, allí presente, la mascarilla le permitió no mostrar las muecas de su rostro, pero los ojos delataban que no compartía todo lo escuchado. Eso sí, al día siguiente, a Passola la vimos en 'Els Matins' de TV-3. El martes, el periodista Salvador Alsius, presentó el libro ‘Com TV3 no hi ha(via) res’. A su lado estaban algunos colegas de aquellos 'Telenotícies' de ‘La nostra’ como Eduard Berraondo, Isabel Bosch, Enric Calpena y Mónica Huguet. Y entre los asistentes, Sanchis, que tampoco quiso perdérselo. Alsius le citó, pero en esta ocasión no recibió ningún reproche en directo, aunque hay algunos parajes del libro que se refieren a la actual tele. O sea, la de Sanchis.

Pere Aragonès e Isona Passola en la gala de los XIII Premios Gaudi

/ Marta Perez / Efe

En fin, que a la mañana siguiente le envío un 'whatsapp' a Sanchís y a los dos minutos me llama. A Sanchís le acusan de muchas cosas, pero es uno de esos tipos que siempre da la cara. “Ya estoy acostumbrado a esos dardos incisivos de Isona y entiendo su preocupación por salvar el cine en catalán, pero es excesiva adjudicando toda la responsabilidad a TV-3”. Y en valenciano me dice: “Me l’empome i punt”. Respecto al libro de Alsius, coincide en un 95% del epílogo, pero discrepa que se diga que todo el público no independentista ha huido de la cadena. “Hoy en día el espectador es muy cambiante y un día puede ver a Rociíto en Tele 5 y al día siguiente ver 'Crims' en TV-3”.

Antes de hablarles del que fue el primer director general de la Corporación Catalana, Joan Granados, que también estuvo presente en la librería Ona y que dedicó un sentido aplauso a Jordi Pujol por la creación de TV-3, permítanme que les deje con el titular que me dio Vicent Sanchis. “No me presentaré al concurso para volver a ser director”. Me repite dos veces. Eso sí, casi al instante, parece suavizar la afirmación con un “No tengo intención de presentarme”. Pues eso, que si al final hay Govern, si ERC y Junts se aclaran con el reparto de la Corporació y si alguien se presenta para el puesto, Sanchis dejará de ser el director. El director que, entre crítica y crítica, habrá mantenido el liderazgo de TV-3.

Les decía que Joan Granados, el hombre que echó al primer y polémico director, Alfons Quintá, y al cual Alsius le dedica un capítulo titulado ‘El monstruo’, explicó que una vez nombrado por Jordi Pujol, este le recomendó que tratara bien a la Casa Real y al Rey. Así que Granados se fue a Madrid a reunirse con el rey Juan Carlos. El monarca le recibió de manera afectuosa pero no acabó de entender que en TV-3 todo se hiciera en catalán. De hecho, al despedirse, Juan Carlos le preguntó: "¿Todo en catalán?, ¿ya lo entenderán?"

Noticias relacionadas

Granados, que fue fundador de CIU pero no se declaraba convergente, “Yo era pujolista”, explicó que el partido del Gobierno siempre es el peor enemigo de TV-3 porque quieren usar la tele políticamente. Lo cierto es que estuvo 11 años y medio en el cargo y todos los que trabajaron con él le guardan mucho cariño. Entre ellos, Sanchís quien piensa que se merece un homenaje. Por cierto, que a Granados no debería tenerle tanto aprecio el anónimo que le mandó una ‘mierda’ (sí, sí un excremento) dentro de un sobre, por haber contratado a La Trinca. Ahora, con el Twitter se hubieran ahorrado los sellos...

Al margen de Alsius, Granados o Sanchís a la presentación también asistieron la plana mayor de aquella época encabezada por Jaume Farrús, Jaume Roures, Tatxo Benet, Carme Basté o, el gran Josep Maria Ureta, quien tuvo en sus manos la primera exclusiva de la tele, pero que nunca se emitió. Unos días antes de las navidades de 1983 se fue a Londres para entrevistar Ruiz Mateos y hacerle brindar con cava catalán (Seguras Viudas). Brindó, pero la sorpresa fue la ‘rajada’ que el entonces señor ‘Rumasa’ realizó sobre el Rey. Ureta llamó a la tele y nunca más se supo. Hoy se emitiría…