01 dic 2020

Ir a contenido

la otra cara de la pandemia

Los valientes que abren negocios en Barcelona pese al covid

Pese a la pandemia y las nuevas restricciones, algunas marcas han decidido abrir nuevos establecimientos

Weekday, Number 16 School, Petit Travel, Syra Coffee, Kvik y Enlagloria son algunos de los audaces

Oriol Lara

Una ciudadana observa el local de Number 16 School, uno de los valientes que ha abierto en plena crisis

Una ciudadana observa el local de Number 16 School, uno de los valientes que ha abierto en plena crisis / ÁLVARO MONGE

¿Qué tienen en común una academia de inglés, un café de especialidad, una tienda de ropa y una de maletas, una cocina reformada y un restaurante 'healthy'? La respuesta es sencilla, que todos han abierto en plena pandemia y en Barcelona. Así, a Weekday, Number 16 School, Petit Travel, Syra Coffee, Kvik y Enlagloria se les puede llamar en estos tiempos como los valientes del coronavirus. 

En plena segunda oleada con nuevas restricciones, como el toque de queda o el confinamiento perimetral del fin de semana, se hallan los comercios y locales de Barcelona, donde se incluyen ahora los nuevos vecinos de la ciudad, con cinco locales en el Eixample y uno en Gràcia. Pese a las medidas, todos comparten la satisfacción por abrir sus nuevos negocios y confían en que todo vuelva a la normalidad cuanto antes. A esto se le añade que el flujo de clientes desde sus aperturas no ha parado. Un ejemplo de ello es Number 16 School Barcelona que desde que inició las clases de inglés ya tiene más de 500 alumnos o la tienda de cocinas y baños Kvik, que tuvo 90 clientes el último sábado.  

El sector de la hostelería ha sido uno de los más castigados por la Covid-19 con muchos bares y restaurantes al borde del abismo tras la prohibición de abrir al público y con el servicio para llevar como única escapatoria. Los que ya tenían el take away como una de las líneas de negocio se han podido adaptar a las medidas, pero no tienen la misma demanda que antes. Gloria Rodès de Enlagloria Salad House agradece a sus clientes el apoyo: “Ha habido mucha acogida de la gente para este tipo de servicio, especialmente en el local que ya teníamos abierto de los clientes de toda la vida. Si seguimos cada día es por ellos”.

El caso de Syra Coffee, que ha abierto su quinto local en Barcelona, es distinto porque desde su creación su formato ya era 100 % para llevar. “Nuestros locales no tienen mesas ni taburetes, entonces nosotros no es que no nos afecte pero el plan puede seguir con su ritmo” comenta el CEO de la empresa Yassir Raïs. Tanto Enlagloria como Syra Coffee trabajan con el concepto de la sostenibilidad. En el primer caso todo el packaging que utilizan para elaborar sus ensaladas es 100 % biodegradable mientras que en el segundo ofrecen el primer café gratis con la compra de uno de sus vasos de fibra de bambú y un descuento de 20 céntimos de los siguientes si la utilización del vaso es la misma.  

La mayoría de los nuevos comercios ya tenían pensado abrir antes de que todo estallara, pero tuvieron que esperar para poder realizar las obras. Y para alguno de ellos no ha sido nada fácil. Hemi Roma de las cocinas de Kvik cuenta que tuvieron que replantearse la apertura: "nos pasamos más de dos meses sin facturar casi nada por el confinamiento y nos hemos tenido que hipotecar para abrir el nuevo negocio". Otros, como Jordi de Petit Travel, vieron la oportunidad paseando por las calles y la aprovecharon. Con muchos negocios en liquidación o cerrados debido a la covid, hay rasgos de esperanza para algunos que asumen el riesgo

Number 16 School, una academia de inglés distinta 

Un profesor de inglés impartiendo clase para los alumnos de Number 16 School / ÁLVARO MONGE

Number 16 School Barcelona, ubicada en la Rambla de Catalunya 43, abrió sus puertas el 5 de octubre. Esta academia de inglés, que combina el sistema de clases presenciales con las telemáticas según la casuística del cliente, se ha visto afectada por las nuevas medidas implantadas por la Generalitat. La adaptación de las aulas a la situación actual se ha cumplido a rajatabla: “Además de la obligatoriedad de llevar mascarilla y la utilización de gel hidroalcohólico, hemos adaptado estructuralmente la distancia de seguridad entre los alumnos y hemos añadido sistemas de ventilación mecánica para garantizar la renovación del aire” explican desde la entidad. Debido a la pandemia y con el aprendizaje del primer confinamiento en marzo, Number 16 ya tiene un plan de actuación para la adaptación de las clases al sistema online.

La idea de abrir un centro en Barcelona ya viene de lejos. Con sucursales en Madrid, Valencia, Bilbao y Zaragoza, Number 16 tenía en mente el desembarco en la ciudad condal. Pablo Obis, director de marketing de Number 16 School, comenta que “mucha gente les pedía desde hace tiempo que abrieran un local en Barcelona por redes sociales”. Desde su apertura el negocio ya disponía de 100 reservas de plaza y, en la actualidad, "ya tenemos unos 500 alumnos y creciendo", afirma el mismo director.  

Weekday, diseño urbano para todos los públicos 

Fachada de la primera tienda de Weekday en España, ubicada en el paseo de Gràcia / Álvaro monge

El mismo éxito tuvo Weekday en su primer fin de semana en Barcelona. La firma sueca, que forma parte del grupo H&M, aterrizó por primera vez en España el 16 de octubre. La tienda, situada en Passeig de Gràcia 33, se caracteriza por un diseño urbano y llamativo. Con las nuevas restricciones de aforo para comercios el flujo de clientes se ha visto afectado en los últimos días. Pese a ello, desde la organización afirman que están contentos con la nueva tienda Weekday: “Entendemos las circunstancias actuales y estamos muy contentos con la respuesta que hemos recibido por parte de los clientes”.

La marca sueca se fundó en 2002 y desde entonces no ha parado de crecer. Combina el servicio en línea y los mercados creativos con el mercado existente, actuando en 97 países de forma telemática y en 16 países de manera presencial. El alquiler del local del último país en incorporarse a la lista ya estaba planificado antes de la pandemia, pero por la misma, los procedimientos de apertura se tuvieron que retrasar. Ahora, con el éxito que ha tenido en la capital catalana, Weekday plantea expandirse: “Siempre buscamos buenas oportunidades de negocio para el futuro, pero nos tenemos que adaptar a la situación global existente” aseguran desde la marca.

Petit Travel, mochilas y maletas para viajar con comodidad

La dependienta de Petit Travel atendiendo a un cliente  / ÁlVARO MONGE

Con su abuelo como referente y con un negocio familiar de más de 100 años creció Jordi Barberà Petit, quien, por diferencias con sus parientes, decidió emprender su propio camino y montar un negocio cuando solo tenía 23 años. Dieciséis más tarde y, en plena crisis sanitaria, ha decidido estrenar su quinta tienda en la capital catalana. El lugar, situado en la Plaça de la Llibertat en el barrio de Gràcia, se une a los dos locales que tenía en Sabadell y a otros dos más ubicados en Sant Cugat. 

El comercio, que se presentó en sociedad el 3 de julio, fue amor a primera vista para Jordi. Durante la desescalada en junio, el propietario de Petit Travel comenta que fue paseando por las calles de Gràcia: “Estaba paseando con mi familia durante la desescalada y me topé con el anuncio de la inmobiliaria. Llamé el mismo viernes y el lunes ya había hecho la transferencia para alquilarlo”.

La tienda se especializa en equipamientos de viaje, tanto maletas como mochilas. Con todo, uno de los productos estrella son las mascarillas. Ahora, Jordi se tiene que adaptar día a día: “Tengo que pensar como un termómetro, no puedo pensar qué necesito dentro de tres semanas, sino ver qué necesito para esta semana”. También es consciente de la situación que se vive, pero se mantiene positivo. “Antes vendía 40 maletas a la semana y ahora he vendido 40 maletas en tres meses; prefiero ganar menos, pero hacer algo”, sentencia el dueño.

Syra Coffee, el café de especialidad a buen precio

El camarero de Syra Coffee sirve a los clientes en el local de la calle Diputació 163 / Álvaro monge

Yassir Raïs, fundador y CEO de Syra Coffee, abrió en 2015 la primera cafetería en Gràcia, en la calle de Siracusa, que dio nombre a la marca. Desde entonces, la expansión de la red de cafeterías ha continuado y ya dispone de 5 tiendas para los amantes del café. La última en la calle Diputació 163, en pleno centro de Barcelona. Lo que tiene en mente Yassir es seguir democratizando su café y llevarlo a todo el mundo. “La idea es abrir más locales. Nosotros somos tostadores de café de especialidad y sólo servimos en las nuestras. Cuantas más mejor”, afirma el CEO, que tiene firmes expectativas de llegar a los diez establecimientos a finales de 2021. 

Al no tener terrazas ni meSas en sus locales, a Syra Coffee el cierre de bares y restaurantes le ha dañado poco, porque el concepto de la marca ya se centra en el take away. "Hemos mantenido la oferta de productos, con el café de especialidad 100 % arábico como uno de nuestros referentes" comenta el propietario, que ha conseguido su objetivo: "Lograr un punto medio entre una cafetería de especialidad clásica y una cafetería de masas". Syra Coffee dispone también de una plataforma online ecommerce para que el consumidor compre otras tipologías de café de temporada, además de cafeteras, métodos de filtro y todo tipo de accesorios. Al ser arquitecto, Yassir también diseña de forma cuidada sus pequeños locales para una experiencia enriquecedora de sus clientes. 

Kvik, reformas integrales de baños y cocinas

Un trabajador de Kvik atiende a los clientes en la nueva tienda situada en el Passeig de Sant Joan / Álvaro monge

La renovación de la casa ha estado en la mente de muchas personas durante el confinamiento. Hemi Roma, la copropietaria de la franquicia Kvik junto a su marido, es consciente de ello y, desde que se inició la desescalada, comenta no ha parado de recibir pedidos:  "Hubo un boom para reformar cocinas y baños en verano y ahora se ha estabilizado". Aunque no ha sido fácil para ellos, porque han pasado estragos económicos para pagar el alquiler de sus otros dos locales en L’Hospitalet de Llobregat y en la calle deBalmes, así como el del nuevo en Passeig de Sant Joan 47-49, que firmaron dos semanas antes del cierre, y con la mayoría de trabajadores en ERTE.

A pesar de las dificultades para abrir el nuevo local, con el período de carencia de un mes que les ofreció el propietario, con el diseño del local por hacer en mayo y con las obras empezadas en julio, Hemi ve que la apertura funciona. Desde el día que abrimos (23 de octubre) ya tenemos muchas cocinas cerradas por valor de más de 70.000 euros”. Los factores del éxito los atribuye a tres razones: "Somos la novedad en el barrio, el Eixample es una localización en constante renovación con muchos pisos antiguos por reformar y es una zona donde vive mucha gente". Sin embargo, se muestra cautelosa para cuando finalice el efecto curioso. Con cuatro personas en la nueva tienda Kvik, ofrecen cocinas nórdicas de gama media para todos los públicos. 

Enlagloria Salad House, el fast food healthy de moda

La puerta de entrada del nuevo local de Enlagloria Salad House / ÁlVARO MONGE

Este proyecto personal de Gloria Rodés surgió de un trabajo final de grado y de un viaje a Estados Unidos que le inspiró: "Ví que el modelo de negocio del fast food funcionaba y que tendría mucho potencial en mi tierra si le añadíamos el componente de la comida saludable". Con la ayuda de su familia y con mucha ilusión logró abrir su primer local en 2019, en pleno centro de Barcelona en la calle de l’Avenir en Sant Gervasi. Un año más tarde la joven barcelonesa ha expandido su negocio a la calle de Provença 209. Firmó el alquiler del nuevo local en enero y la apertura se demoró hasta finales de septiembre por la prolongación de las obras. En el Eixample, Gloria explica la centralización de su cocina: "Hemos construido una gran cocina centrada para absorber la producción de nuestros dos negocios".

Como a Syra Coffee, el cierre de bares y restaurantes le ha afectado, pero en el ADN de su empresa ya se llevaba el sello de la comida para llevar. La inversión la ha llevado al terreno de lo digital para dar visibilidad y externalizar su negocio y el resultado ha sido un crecimiento exponencial de los pedidos, tanto en su web como en el servicio de Glovo. Ante todo, “el negocio funciona muy bien” afirma Gloria, que ha dado con la tecla al combinar el fast food con el real food. “La idea es seguir creciendo y crear una cadena de restaurantes por Barcelona e incluso ampliarla a Madrid” concluye la joven.