23 sep 2020

Ir a contenido

las exigencias mediambientales

Barcelona cierra el paso con multas a los coches más contaminantes

Los municipios de la ZBE, Barcelona, Esplugues, L'Hospitalet, Cornellà y Sant Adrià, sancionarán con 100 euros a los infractores a partir del 15 de septiembre

Óscar Hernández

La Zona de Bajas Emisiones de Barcelona.

La Zona de Bajas Emisiones de Barcelona.

Todo está a punto para la entrada en vigor total, con sanciones incluidas, de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en el área metropolitana de Barcelona. Hasta ahora, los coches más contaminantes, aquellos que carecen de la etiqueta B, C o Eco de la Dirección General de Tráfico (DGT), podían atravesar el perímetro delimitado por las rondas de Barcelona pese a la prohibición vigente desde el 1 de abril. Pero se acaba ese periodo de gracia. Desde el martes 15 de septiembre los infractores que lo hagan recibirán una multa de 100 euros. Unas 120 cámaras con lector de matrículas repartidas por los cinco municipios afectados por la ZBE (Barcelona, Esplugues, L'Hospitalet, Cornellà y Sant Adrià) se encargarán de detectarlos, al igual que las patrullas de las policías locales.

El periodo sancionador debía haber comenzado el pasado 1 de abril, pero el confinamiento derivado de la pandemia de coronavirus y el consiguiente parón de la movilidad alteraron los planes. Al caer el tráfico en picado no tenía sentido aplicar la medida, aunque los sistemas de control, las cámaras de vigilancia estaban a punto y su funcionamiento en pruebas durante los últimos meses se considera impecable.

De siete de la mañana a ocho de la tarde

"Debido a la excepcionalidad de la situación y para no afectar la movilidad esencial, la ZBE Rondes BCN continuó vigente como en los tres primeros meses del 2020: activa de lunes a viernes laborables de 07.00 a 20.00 horas pero sin multas", aclara la AMB en un comunicado. Ese periodo de tolerancia ha acabado y los cinco municipios, el ente metropolitano y la Generalitat han decidido ahora comenzar a multar a todos los que circulen dentro del perímetro delimitado por las rondas de Dalt y Litoral, aunque dentro de estas si podrán hacerlo.

Curiosamente, ese retraso de seis meses en el inicio del periodo sancionador ha servido a los responsables de la AMB para confirmar la necesidad de restringir el tráfico rodado de los vehículos más contaminantes que circulan en esta zona central del área metropolitana (unos 50.000) y empezar con las sanciones. "El descenso de la movilidad nos ha permitido confirmar lo que esperábamos, una importante disminución de la contaminación, pero el análisis de los datos de la pandemia también demuestran que la mortalidad por covid-19 es superior en los barrios con más polución atmosférica", explica Marc Iglesias, jefe de Movilidad Sostenible de la AMB.

Este importante último dato de mayor mortalidad por covid-19 si hay mayor contaminación aparece recogido en el estudio 'Aprendizajes de la calidad del aire' realizado durante la pandemia por varios departamentos del Ayuntamiento de Barcelona, el AMB y la Generalitat.

Más mortalidad

"Aunque son estudios preliminares, la hipótesis sería que en las zonas donde ha habido una alta contaminación del aire durante décadas la población tendría un sistema inmunológico y respiratorio en peores condiciones y sería más vulnerable a empeorar y morir en caso de infección por el nuevo coronavirus", señala una de las conclusiones del estudio.

Otro dato que preocupa a las administraciones implicadas, también recogido en el estudio, es que se ha reducido la demanda del transporte público y aumentado en el mismo periodo el uso del vehículo privado. "Es por eso que este grupo de trabajo expresa su preocupación por la baja del uso del transporte público que tendrá unos efectos extremadamente negativos en la calidad del aire", señala el informe.

La seguridad del transporte público

"El transporte público es seguro. En él no se transmite la pandemia si los usuarios llevan mascarilla, mantienen distancias y tienen las manos limpias. Hay que transmitir esa seguridad a la gente", explica Iglesias, que además es uno de los autores del trabajo sobre movilidad urbana durante la pandemia. Quiere tranquilizar a aquellos que dudan de coger el bus, el tren o el metro para ir a trabajar ya que si van en coche se dispararían los índices de polución atmosférica.

Pero la irrupción de la covid-19, desconocida cuando el año pasado se anunció que Barcelona tendría la primera ZBE de España, siguiendo el ejemplo de otras metrópolis europeas, hace dudar ahora de su conveniencia. Lluis Puerto, director de la Fundació RACC (Reial Automòbil Club de Catalunya), considera que el inicio del periodo de sanciones este 15 de septiembre es precipitado."Con la incertidumbre que hay ante el posible incremento de casos en las próximas semanas hubiésemos preferido que se volviera a retrasar la medida, como se hizo el pasado 1 de abril", explica.

La newsletter del director

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del director de elPeriódico.com, Albert Sáez.

Suscríbete

División entre los socios del RACC

Puerto confiesa que los socios del RACC (200.000 de los cuales circulan con sus vehículos por Barcelona) están divididos por la aplicación de la ZBE. "Hay una parte que lo ven bien porque además sus vehículos tienen las etiquetas, pero hay otros que no están de acuerdo, que piensan que esta norma supone un recorte de sus derechos", afirma. Y cita como especialmente afectados a los conductores de más edad, con coches antiguos y sin recursos para renovarlos, y a los que tienen menos ingresos. "La ZBE debía haber estado precedida de un plan de ayudas para estas personas", denuncia el responsable de la Fundació RACC.

Siempre quedarán las noches y los fines de semana

Para librarse de una multa segura los propietarios de los coches y motos más antiguos y contaminantes, es decir aquellos que carecen de la etiqueta
mediambiental con las letras B y C que facilita la Dirección General de Tráfico, podrán circular por Barcelona y el resto de zonas de los municipios próximos cercadas por las rondas de noche fuera de la franja horaria de la prohibición, es decir desde las ocho de la tarde a las siete de la mañana, y en cualquier momento durante el fin de semana. Pero hay otras alternativas. Si el titular del vehículo 'sucio' es un conductor autónomo que tiene escasos ingresos económicos, puede pedir una prórroga hasta el 1 de abril del 2021, para seguir conduciendo sin el distintivo ambiental dentro del perímetro delimitado por las rondas. También tienen prórroga los autobuses y autocares (hasta enero del 2022) así como los camiones y otros vehículos pesados (julio del 2021).

La Zona de Bajas Emisiones Rondas BCN es la primera creada en España, donde antes del 2023 todos los municipios de más de 50.000 habitantes deberán haber creado áreas similares con tráfico restringido para evitar esta elevada fuente de contaminación que suponen los vehículos de combustión más antiguos. La medida ha provocado protestas de las asociaciones de coches y motos históricas que ven limitada así su movilidad. Aunque sus propietarios sí podrán acceder al centro de Barcelona los fines de semana. Será el caso, por ejemplo, de los dueños de las motos Impala o Vespa antiguas que suelen organizar salidas y quedadas lúdicas.