ÉRASE UNA VEZ EN EL BARRIO... TRINITAT VELLA (28)

Cultura de periferia, orgullo de barrio

Maletas Viejas es una asociación juvenil de Trinitat Vella que reivindica el arte en y desde las afueras

Su documental 'Els joves fan coses' es de obligado visionado para entender la Barcelona del siglo XXI

Algunos de los miembros de Maletas Viejas en al calle Alt, el viernes.

Algunos de los miembros de Maletas Viejas en al calle Alt, el viernes. / LAURA GUERRERO

3
Se lee en minutos
Helena López
Helena López

Redactora

Especialista en movimientos sociales y vecinales

Escribe desde Barcelona

ver +

Que el Ayuntamiento de Barcelona apostara por llevar uno de los escenarios centrales de La Mercè al parque de la Trinitat fue una apuesta laudable de éxito indiscutible desde la primera edición. Pero, lo realmente revolucionario, es que los chavales de La Trinitat piensen y den vida desde la Trinitat un encuentro cultural del nivel y ambición de ‘El Charco, el festival de las afueras’, que este octubre llegaría a su tercera edición si el coronavirus no hubiera hecho saltar por los aires los planes de media humanidad. Tras esta rebelión, Rebelión, en mayúsculas, mejor, está Maletas Viejas, quienes se definen como "asociación de jóvenes de Trinitat Vella que crea cultura desde la periferia". En el desde (y no para, aunque también) está la clave.

"El año pasado nos liamos la manta a la cabeza y organizamos el primer Orgull de la La Trini. Pensamos que no podía ser que en Trinitat Vella no se celebrara el Orgullo y nos juntamos con la Coordinadora, Los Triniteiros, la comisión de fiestas, TriniJove y el centro cívico, nuestra segunda casa, y montamos un Orgull que fue un exitazo. Lo tenía todo: pregón, feria de entidades de colectivos LGTBI+, los ‘castells amb orgull’ de la Colla Jove de Barcelona…", recuerda con pasión Dani Ruiz, uno de los jóvenes que un día, en un curso de monitores en el barrio se dieron cuenta de que en Trinitat Vella había entidades de casi todo, en las que ellos participaban activamente, pero ninguna que tuviera a los jóvenes como eje vertebrador y decidieron inventársela. Serían ellos. Maletas Viejas. 

De todo lo que pasó en aquel Orgullo, en el que se vivieron momentos memorables, como las actuaciones de Locomía -"los nuevos, los de ahora", precisa- o de Sonia Madoc -"la de Sonia y Selena"-, Dani se queda con la señora María, "de ochentaytantos años y de la Trini de toda la vida", sonriendo con el abanico multicolor. "Para mí esa es la esencia del barrio", reivindica el joven, quien se ha reconfirmado en esa idea durante el confinamiento.

Maletas Viejas en la calle Alt, espacio público recuperado por ellos / laura guerrero

Esos mismos jóvenes crearon una red de apoyo para ir a hacer la compra a sus mayores y en pocos días tenían a más jóvenes dispuestos a ayudar que a personas que pidieran ayuda. "Muchos jóvenes que hasta entonces no estaban en ninguna entidad, y ahora ya les tenemos fichados", prosigue Dani. Y de ahí nació el subgrupo El Sintrom, tras recibir la llamada del CAP pidiéndoles ayudar a ir a buscar el tratamiento a personas mayores. Esos vínculos se han mantenido en el tiempo. Y ahora Dani se encuentra a la señora Pilar en la plaza y le explica que hoy es el primer día que baja a la plaza...

"Lo mejor del 'Orgull de la Trini' fue ver a la señora María, de ochentaytantos, con el abanico multicolor"

Dani Ruiz

Miembro de Maletas Viejas

Esa situación llevó a Dani a reflexionar también sobre otra realidad: la cantidad de personas o parejas mayores que viven solas, con los hijos lejos. Unos hijos que al crecer se marcharon del barrio, poniendo entre ellos una distancia que la cuarentena puso en evidencia. Ellos no piensan en marcharse, sino en reivindicarse. Quiénes son y de dónde. No se trata de romantizar nada, sino de poner en valor lo mucho (y bueno) que pasa en el barrio, objetivo de 'Els joves fan coses', otro de los 'hits' de Maletas Viejas. Un documental imprescindible para entender la Barcelona contemporánea, en el que retratan la realidad y los numerosos y diversos proyectos de unos jóvenes sobrados de conciencia de clase y orgullo de barrio; su realidad, dirigido por Edgar Garrido, uno de ellos, y producido por el Pla de Barris.  

Tomar las calles

Noticias relacionadas

 En el empeño de estos jóvenes de tomar las calles, de ocupar un lugar en la calle y en la sociedad, decidieron programar los platos fuertes de 'El Charco' en la calle Alt, la calle de acceso al centro cívico (su espacio). "Reflexionamos sobre qué significaba que la entrada a la cultura en el barrio, al teatro del barrio, estuviera totalmente abandonada, llena de mierda. Además ese callejón significa mucho para nosotros. Lo queríamos reivindicar y conseguimos que quitaran los coches no solo para el festival, para siempre", señala el joven. Ese callejón, además, es un escenario casi natural en las vidas de los jóvenes del barrio. "Testigo de nuestro primer cigarro, de la primera cogida de mano... Se podría montar la historia de la vida de un joven del barrio a partir de 'frames' de esa calle", prosigue. Con todo ese capital simbólico, movieron hilos por todo el barrio y por todo Sant Andreu, su fuerte, y llenaron el callejón de poesía y de música. "Incluso vinieron a tocar los Supermeganada, que es que es un grupo que me encanta, que tienen una canción de se llama 'Cajera del Condis'", remata.

Redes de solidaridad

Maletas Viejas es una de las 30 entidades del territorio que se han unido para crear La Trini Solidària, iniciativa coordinada por la asociación de vecinos que nace a raíz de la pandemia para repartir alimentos entra las familias necesitadas del barrio.