25 oct 2020

Ir a contenido

crisis sanitaria

La Sagrada Família cierra y paraliza las obras desde este viernes por el coronavirus

La Casa Batlló también clausura la entrada

Un turista se hace un selfie ante la Sagrada Família ataviado con una mascarilla.

Un turista se hace un selfie ante la Sagrada Família ataviado con una mascarilla. / AP / LLUÍS GENÉ

La Sagrada Família trató el miércoles de combatir la crisis del coronavirus reduciendo el aforo de visitantes, pero este jueves ha tomado la medida más drástica posible: el templo religioso más famoso de Barcelona cerrará desde este viernes el acceso al público como medida de prevención del covid-19. Así lo ha decidido la Junta Constructora, que también ha ordenado que se paralicen las obras.

Esta medida se extiende a la Casa Museu Gaudí, ubicada en el Park Güell, y se ha tomado con la voluntad de proteger a los visitantes, y al personal y colaboradores externos del templo, ha informado la Sagrada Família este jueves en un comunicado.

Sin fecha de reapertura

La reapertura del templo no tiene una data fijada, pero se estudiará de forma periódica y se informará de manera pertinente. En cuanto a los actos litúrgicos previstos en los próximos días, se mantiene el calendario en atención a los fieles y se adecuará el espacio de celebración para aplicar las medidas preventivas adecuadas.

De este modo, las misas internacionales del sábado por la noche y domingo por la mañana, así como los oficios de Semana Santa, continuarán celebrándose con personal de seguridad.

Sin iluminación

También se ha suspendido la iluminación de la fachada de la Pasión, enmarcada en los actos de celebración de la Semana Santa, prevista para los próximos días 2, 3, 4 y 5 de abril.

Los conciertos de Manos Unidas, previstos para el 27 de marzo, y el concierto de Semana Santa, que se tenía que celebrar el 28 de marzo, se han pospuesto a la espera de una nueva fecha. 

La Casa Batlló, también

Idéntica medida que la Sagrada Família la tomará la Casa Batlló, que cerrará indefinidamente sus puertas a partir del próximo lunes 16 de marzo, y ha matizado que será una medida temporal de prevención por el coronavirus.

Las medidas buscan prevenir la propagación del virus y "son un acto de responsabilidad institucional con el fin de frenar los contagios y e prevenir el colapso del sistema sanitario", ha informado la entidad en un comunicado.

Sus trabajadores seguirán realizando las tareas prioritarias de forma telemática, incluyendo la atención a proveedores, colaboradores y clientes