19 feb 2020

Ir a contenido

DEMANDA VECINAL

Barcelona licita viviendas sociales para mayores en las Casernes de Sant Andreu

El edificio, que se entregará a finales del 2022, tendrá 152 pisos con servicios para personas de más de 65 años

El ayuntamiento pondrá en marcha otras dos promociones públicas a principios del 2020

Natàlia Farré

Recreación virtual de las viviendas sociales para mayores de 65 años que se contruirán en las Casernes de Sant Andreu. 

Recreación virtual de las viviendas sociales para mayores de 65 años que se contruirán en las Casernes de Sant Andreu. 

Cuarteles militares de artillería, primero; y 100.000 metros cuadrados de solar abandonado, después.  Son los terrenos de las llamadas Casernes de Sant Andreu, un espacio pendiente de urbanizar en el distrito de Sant Andreu desde años ha, que cuenta con un plan municipal desde el 2006 y 13 años de demandas vecinales para conseguir que se cumpla. En el último mandato, el ayuntamiento puso en marcha el parque Antoni Santiburcio, la rambla Marta Mata y la zona de juegos infantiles; y ahora, finalmente, ha licitado la primera promoción de vivienda pública dotacional: 152 pisos con servicios para personas mayores de 65 años, cuyas obras el consistorio prevé empezar en medio año para tenerlos a punto a finales del 2022.

Espacio donde se levantará el edificio de viviendas sociales para mayores de 65 años. 

El bloque, que llevará la firma del arquitecto Josep Llinàs y tendrá en sus bajos un espacio para jóvenes, se suma a los 178 pisos de esta tipología levantados en el último mandato y es una de las siete promociones para gente mayor que en estos momentos está realizando el ayuntamiento: 625 viviendas que añadir a las 1.378 actuales que dan cobijo a 1.500 personas. “Un paso importante”,  a juicio de Gemma Tarafa, concejala de Salud. No en vano, el 21% de los barceloneses tiene más de 65 años y el 90% de estos quiere envejecer en su casa y en su barrio. Más datos: las encuestas constatan que las personas que viven en este tipo de viviendas lo valoran muy positivamente porque sienten que viven en un entorno seguro. Y solas pero sin sentir la soledad.

Dos bloques más están en marcha, uno con 84 pisos de alquiler social con una escuela infantil en la planta baja, y otro con 60 viviendas para jóvenes. Ambos se licitarán a principios del 2020. En total, en los próximos años, la zona de les Casernes dispondrá de de 296 viviendas públicas. “Una prioridad para el gobierno municipal”, según Lucía Martín, concejala de Vivienda, que admite que “pese al esfuerzo brutal realizado” en materia de vivienda pública, “aún queda mucho trabajo por delante para llegan a los niveles de otras ciudades europeas”.