29 oct 2020

Ir a contenido

Petición al ayuntamiento

Los vecinos de la Sagrada Família rechazan la escalinata de la fachada principal

Proponen espacios verdes, una escuela, una residencia y reducir la afectación de viviendas

El Periódico

La fachada de la Sagrada Família sobre la calle Mallorca.

La fachada de la Sagrada Família sobre la calle Mallorca. / ALBERT BERTRAN

Vecinos del barrio de Sagrada Família han pedido al Ayuntamiento de Barcelona que no se construya la escalinata de la fachada principal del templo de Gaudí que debería sobrevolar la calle Mallorca, lo que provocaría el derribo de algunos bloques de viviendas. 

La demanda, que han hecho la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) y la Asociación de Vecinos de Sagrada Família, se recoge en dos propuestas presentadas este jueves para modificar el Plan General Metropolitano (PGM) y abordar soluciones para los afectados.

Según ha explicado la presidenta de la FAVB, Anna Menéndez, estas propuestas "afectarían mucho menos a los vecinos, solucionarían la falta de equipamientos del barrio y abrirían nuevos espacios de calidad hasta ahora no contemplados", recoge Efe.

Mejoras urbanísticas en el barrio

En esta línea, los vecinos han sostenido que, pese a que no quieren que se levante la escalinata en la fachada principal de la Sagrada Família, la de la Glòria, quieren aprovechar el PGM diseñado con dicho propósito para hacer mejoras urbanísticas en el barrio.

El arquitecto que ha colaborado con los vecinos de Sagrada Família para elaborar los proyectos, Salvador Matas, ha defendido que "las dos propuestas son abiertas y tienen la voluntad de interpelar a los actores implicados, pero sobre todo al ayuntamiento para que se siente a dialogar".

Las superficies que se verían afectadas son las mismas que contempla el PGM actual, es decir, las dos manzanas que se encuentran por la parte inferior de la Sagrada Família.

En todas estas zonas se contemplan transformaciones urbanísticas relativas a zonas verdes y solares de equipamientos, y las propuestas de Matas reubicarían todos estos espacios de manera que no se perdiera ningún metro cuadrado y se ganara en el bienestar de los vecinos, aseguran.

Reducción notable de afectaciones

"Los dos proyectos son muy similares -ha dicho Matas- y la diferencia principal es que en un caso hay 41 viviendas perjudicadas, mientras que en el otro hay 122". Según el PGM actual serían 300 los afectados.

No obstante, todos estos vecinos afectados serían trasladados a nuevos edificios, con características similares o superiores, y sin que ello les supusiera ningún coste económico, por cuanto se ha contemplado que la inversión, que será de al menos 100 millones de euros, corra a cargo de la fundación que gestiona la Sagrada Família.

Así, según ha sostenido el portavoz de la Asociación de Vecinos de Sagrada Familia, Joan Itxaso, los vecinos prefieren la segunda opción, pese a afectar a tres edificios más, dos de la promotora Núñez i Navarro y un concesionario, ya que ello supondría una mayor superficie de espacios libres.

Además, estos proyectos proponen que donde se ubica la Antigua Fábrica Damm se construiría una residencia para personas mayores y una escuela de primaria, en opinión de los vecinos, dos equipamientos necesarios para el barrio.

También contemplan que una parte de la Diagonal, actualmente calificada de zona vial, se convierta en zona verde y haga de conector entre la Sagrada Família y la plaza de Glòries.