Ir a contenido

MOVILIDAD ECOLÓGICA

Barcelona estrena el primer bus turístico de dos plantas 100% eléctrico de España

El nuevo vehículo, con una autonomía de 170 kilómetros, permitirá ahorrar unas 45 toneladas de CO2 al año

Las dos empresas que operan este servicio esperán renovar toda la flota en unos tres años

Luis Benavides

Barcelona estrena el primer Bus Turístic 100% eléctrico. / LAURA GUERRERO / VÍDEO: JORDI BATALLER / ACN

Un primero paso para reducir el impacto negativo del turismo en la ciudad de Barcelona es electrificar los buses turísticos. Estos vehículos de gran capacidad circulan actualmente por la capital catalana con motores diesel y generan contaminación atmosférica y acústica. Bajo esta premisa, el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) ha presentado esta mañana el primer autobús de dos plantas del servicio Barcelona City Tour con motorización totalmente eléctrica, el primero de toda España con estas características. El ente calcula que este nuevo vehículo, que garantiza las cero emisiones, permitirá ahorrar unas 45 toneladas de CO2 al año.

El nuevo vehículo tiene una autonomía de 170 kilómetros y ha costado 650.000 euros, un precio que duplica el de las unidades convencionales. Para el vicepresidente de movilidad del AMB, Antoni Poveda, es una manera de predicar con el ejemplo.  “El próximo 1 de enero del 2020 entra en vigor la Zona de Bajas Emisiones en una zona con más de 95 kilómetros cuadrados. Con esta medida –que veta la circulación a los vehículos más contaminantes de lunes a viernes entre las 7.00 y las 20.00 horas-  esperamos reducir las emisiones en un 20%. Las administraciones también tenemos que dar ejemplo”, ha recordado Poveda, al tiempo que ha agradecido “el esfuerzo” de los operadores Grup Julià y Moventis, empresas que forman la Unión Temporal de Empresas (UTE) que opera el servicio desde el 2009. Las dos empresas han cargado con el 100% del coste del nuevo vehículo, y de la adaptación de su cochera –situada en el polígono industrial de La Pedrosa, en L’Hospitalet de Llobregat- para poder recargar las baterías. "Representáis la Catalunya constructiva", ha afirmado Poveda, dirigiéndose a los representantes de las dos empresas, para inmediatamente pedir la colaboración del Govern de la Generalitat. "Me gustaría que el Govern lo pusiera en su agenda política  -ha añadido- como una de las principales obligaciones de colaboración para reducir la contaminación y la lucha contra el cambio climático".

Los otros 39 vehículos de la flota tienen la etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) y podrán circular por la zona restringida a partir del 1 de enero del 2020, pero contaminan. La intención de las empresas adjudicatarias es renovar la flota en los próximos tres años. El AMB, por su parte, ya ha renovado un total de 450 autobuses durante el mandato 2016-2019, y renovará otros 500 antes del 2023.

Empleos cualificados y convivencia

La concejala de movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Rosa Alarcón, ha destacado el papel descongestionador de estas líneas turísticas, al evitar el sobrecargo de las líneas habituales, las que usan a diario los barceloneses, y los empleos que genera la renovación de la flota. “Vale la pena que lo destaquemos como motor de la economía, no solo asociada al turismo, sino en todo el sistema de transporte que está ayudando a la industralización de Catalunya. Suelen ser puestos de trabajo cualificados, pocas veces temporales”, ha subraya la concejala, en referencia a la empresa catalana con sede en Arbúcies (La Selva) que fabrica estos vehículos.

Este primer autobús turístico 100% eléctrico empezará a circular esta misma semana por la línea naranja, la que realiza la ruta oeste, que incluye lugares de interés como la Rambla, la montaña de Montjuïc, la plaza de Espanya o el Camp Nou, entre otros. La elección de la línea ha tenido en cuenta las molestias que provocan los vehículos antiguos en algunas subidas, como la de la calle de Cartagena.