01 nov 2020

Ir a contenido

BAJO INVESTIGACIÓN POLICIAL

Vecinos denuncian la muerte a tiros de un gato y palomas en el barrio de Sant Andreu de Barcelona

Los hechos tuvieron lugar en el interior de una manzana de pisos muy concurrida por la presencia de un 'casal' para gente mayor

La necropsia de la UAB detalla que el felino fue abatido por una escopeta de perdigones

Luis Benavides

Interior de la manzana del 467 de Gran de Sant Andreu, donde han aparecido animales muertos, esta tarde

Interior de la manzana del 467 de Gran de Sant Andreu, donde han aparecido animales muertos, esta tarde / EL PERIÓDICO

Una persona se dedica a matar palomas y gatos callejeros con una escopeta de perdigones desde su domicilio en el barrio de Sant Andreu de Barcelona. Vecinos de la zona de Mossèn Clapés pusieron ayer en conocimiento de los hechos a los Mossos d’Esquadra tras encontrarse recientemente siete aves muertas y recoger el cadáver de un gato en el patio interior del 467 de Gran de Sant Andreu. Todos los animales tenían pequeños proyectiles en su interior. Los denunciantes también han pedido la colaboración ciudadana en redes sociales para identificar al individuo y la policía investiga el caso.

Unos voluntarios de DeGats, una asociación dedicada al cuidado de las colonias de gatos del distrito de Sant Andreu, fueron los primeros en detectar que algo raro estaba pasando en ese patio interior. Allí se encuentra una de las 28 colonias de gatos del distrito que mantiene la asociación. Cada día pasan a darles de comer y limpiar. El 15 de septiembre se encontraron el cuerpo sin vida de uno de los tres gatos censados en ese espacio.

El gato fue abatido, presuntamente desde alguna ventana o balcón, con una escopeta de perdigones. La necropsia entregada ayer por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) no deja lugar a dudas: “Herida traumática por arma de fuego en tórax, con perforación pulmonar, cardiaca y aórtica”, detalla el informe del servicio de diagnóstico de patología veterinaria de la universidad, cuyos veterinarios encontraron el proyectil en el interior del cuerpo del animal.

La presidenta de la asociación DeGats, Isabel Losada, ha esperado a tener todos los informes de los veterinarios para hacer pública una situación que preocupa tanto a los voluntarios de la entidad como a los vecinos y usuarios del Casal de Gent Gran Mossèn Clapés, un equipamiento situado en ese interior de manzana. “Ya no solo estamos preocupados por los otros dos gatos de la colonia y la paloma. Una persona que hace eso es un peligro público para las personas”, asegura Losada a EL PERIÓDICO.

Los disparos continúan

Esta mañana, a pesar de los ruidos generados por unas obras muy próximas, algunos vecinos han escuchado más disparos. “He escuchado unos tiros y he visto salir volando un grupo de palomas. Algunas soltaban plumas. He llamado a Mossos pero me han dicho que no pueden hacer nada más”, ha lamentado una de las vecinas del bloque, quien puso la denuncia ayer por la tarde y prefiere que no aparezca publicado su nombre en los medios. Teme las futuras represalias del autor de los disparos. “Hoy he vuelto para decirles que seguía disparando. Han sido muy amables pero le han quitado importancia al tema. Me han dicho que si no sé de donde provienen los disparos y si no ha hecho daño a nadie, no pueden hacer nada. Deberían hacer algo antes de que pase algo más”, ha afirmado la vecina, que asegura que la mayoría de los disparos se concentran los fines de semana.

Fuentes de los Mossos consultados por este diario confirman la recepción de la denuncia y aseguran que están investigando lo sucedido en coordinación con la Guardia Urbana. Las mismas fuentes recuerdan que efectuar disparos con armas de fuego en la vía pública está prohibido. El uso de escopetas o pistolas de perdigones solo está permitido para la práctica del tiro de precisión en diana y en espacios habilitados al efecto, seguros y apartados del público. Las multas por incumplimiento de esta norma superan los 300 euros.

Temas Gatos