29 oct 2020

Ir a contenido

ICONO DE LA CIUDAD

El TSJC admite el recurso de los vecinos de la Sagrada Familia a la licencia de obras

Impugnan el plan urbanístico especial del templo que supondría derribos en dos manzanas

Efe

La Sagrada Familia, pese a ser el monumento modernista más visitado de Barcelona, no sería la opción más cara cerca de la que comprar una vivienda.

La Sagrada Familia, pese a ser el monumento modernista más visitado de Barcelona, no sería la opción más cara cerca de la que comprar una vivienda. / ELISENDA PONS

La Junta Constructora de la Sagrada Familia comenzará a negociar este mes con el Ayuntamiento de Barcelona las posibles afectaciones que tendrá la edificación de la escalinata de la Fachada de la Gloria, lo que pude suponer la expropiación de fincas del entorno.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el presidente de la Junta Constructora, Esteve Camps, quien ha asegurado que las conversaciones con el consistorio empezarán después de las fiestas de la Mercè, tal como pactaron el pasado junio, cuando finalmente se concedió la licencia de obras.

La construcción de esta escalinata, que dará a la calle Mallorca, está bañada de polémica porque la ejecución del proyecto supone afectaciones en la vía pública y podría comprometer a varias viviendas de la zona. Esta situación llevó a los vecinos del barrio, integrados en la Plataforma de Afectados por la Sagrada Familia, a presentar un recurso contra el plan especial urbanístico promovido por la Junta del templo que aprobó el Ayuntamiento y que ha sido admitido a trámite hoy mismo por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Camps ha evitado pronunciarse al respecto, pero se ha mostrado convencido de que lograrán ponerse de acuerdo con el consistorio barcelonés: "Si durante 130 años no hubo acuerdo y en dos años lo hemos logrado, ¿por qué no puede haber otro con la calle Mallorca?", ha señalado. Según el presidente, las negociaciones comenzaron con el equipo del exalcalde Xavier Trias, ante quien accedieron a reducir el tamaño de las escalinatas "medio metro por cada lado".

Voladizo

Sin embargo, la mediación con el equipo de la alcaldesa Ada Colau no será tan sencilla, dado que los responsables de la Sagrada Familia insisten en desarrollar las obras tal y como las proyectó Antoni Gaudí, lo que incluye -garantizan- un gran voladizo sobre la calle Mallorca.

"Se ha dicho que Gaudí no había dibujado esta escalinata, pero es falso. En 1916 presentó los planos del templo con los sellos municipales y ya figuran las escaleras", ha aseverado antes de agregar que, quien dude de ello, "que se acerque al archivo municipal de Barcelona".

La Junta Constructora ha revelado también que convocará un concurso público para seleccionar a los artistas encargados de confeccionar el centenar de elementos que integrarán la Fachada de la Gloria, una de las pocas partes del templo que restará para terminar cuando la construcción llegue a su fin en 2026.

Para ello, han contratado a un equipo de teólogos para que asesoren a los artistas en su labor y los ayuden a que la Sagrada Familia sea -tal como quería Gaudí- "una Biblia de piedra". "Es preciso representar exactamente lo que Gaudí nos dijo, pero no es lo mismo en el siglo XIX que en el XX", ha argumentado.