Ir a contenido

NUEVA ÁREA INFANTIL EN SANT ANDREU

Precintado por seguridad el pulpo gigante del parque de la Pegaso

La atracción, con un elevado coste de construcción, fue inaugurada hace solo una semana

El Periódico

La atracción del pulpo del parque de la Pegaso precintada, este domingo.

La atracción del pulpo del parque de la Pegaso precintada, este domingo. / JORDI COTRINA

Ocho días ha durado abierta la nueva área infantil singular inaugurada el 9 de agosto en el parque de la Pegaso y ahora cerrada por los bomberos. Al pulpo, la estrella del espacio –una estructura con aspecto de octópodo gigante formada por toboganes, túneles y escaleras de cuerda– le bailaba un ojo. 

Lo malo es que el animal tiene la vista situada a ocho metros de altura y la caída y posible golpe de un ojo de metal desde tamaña altitud se antoja peligroso. De ahí que los bomberos precintaran la atracción ayer sábado y técnicos de la empresa constructora hayan reforzado la zona acordonada este domingo. Desde el ayuntamiento aseguran que se trata de un cierre preventivo a la espera de una inspección y revisión por parte de mantenimiento. Hasta que esto no ocurra no hay fecha de reapertura. 

Tampoco hay un calendario muy claro de mejora de la atracción. Pues antes de que el animal marino perdiera el 50% de su visión y se produjera el precinto, el pulpo ya tenía problemas de temperatura y funcionamiento. Al poco de su inauguración, los pequeños usuarios mostraron su disgusto por las altas temperaturas que alcanzaban los toboganes, de metal, y lo poco que estos resbalaban. 

Más de un millón de euros

A lo primero, el ayuntamiento dio como solución poner un toldo (lo hará en breve) y plantar árboles para conseguir sombra, en otoño; para el problema del poco desliz habrá que dar tiempo a los toboganes. Según el consistorio la superficie se irá desgastando y entonces será más fácil deslizarse por ella.  

Todo ello con una inversión en el área infantil de 1.062.000 euros, según ha afirmado Betevé pero no ha confirmado el consistorio. Lo que sí es público son los 530.000 euros invertidos en la mejora de la jardinería y urbanización del parque de la Pegaso, el segundo de los espacios infantiles singulares proyectados por el ayuntamiento. 

El primero se puso en marcha en la plaza del Sol en el 2008, y el tercero, con aspecto de golondrina, también gigante, se  está levantando desde junio en los Jardins de la Indústria (Eixample) con un coste de 265.800 euros. Le seguirán, a finales de año, una ballena en el parque Central de Nou Barris (980.000 euros) y otra estructura abstracta en Sant Martí. El pulpo y la ballena han salido de un proceso participativo con niños y niñas de los barrios.

Segundo fiasco

El fiasco del pulpo ha sido más rápido que los de los toboganes de la plaza de las Glòries que antes de cumplir los dos meses de funcionamiento, en mayo, también cerraron puntualmente por seguridad. Reabrieron y volvió el precinto. Finalmente a la tercera fue la vencida, y desde mediados de junio que ya funcionan sin problemas. 

Temas: Niños