Ir a contenido

NUEVO ASALTO

Unos carteristas roban y apalean a cuatro turistas en la Barceloneta

Los agresores rompieron una pierna a un viajero al que sustrajeron el móvil y joyas

Guillem Sànchez

Una patrulla de los Mossos d’Esquadra en la Barceloneta.

Una patrulla de los Mossos d’Esquadra en la Barceloneta. / RICARD CUGAT

Barcelona ha vuelto a sumar una noche con incidentes de seguridad, esta vez en el barrio de la Barceloneta, donde un grupo de ladrones han robado y dado una paliza a cuatro turistas que paseaban por el barrio marinero a última hora del viernes.

Los hechos tuvieron lugar sobre las once de la noche, cuando según diversos testimonios media docena de jóvenes se acercaron a un cuatro turistas alemanes en la calle de Andrea Doria. Uno de los ladrones quitó el móvil que llevaba uno de los viajeros. Sin embargo, estos reaccionaron y corrieron tras el delincuente, hasta que consiguieron recuperar el teléfono.

Poco después, los carteristas pidieron el refuerzo de otros compinches y una docena de ellos buscaron a los cuatro turistas para agredirles. Según fuentes policiales consultadas, uno de los alemanes, al que robaron el móvil pero después sustrajeron también una cadena de oro y un valioso reloj, resultó herido de gravedad, con fracturas en una pierna. El resto de turistas fue atendido por el Servei d'Emergències Mèdiques por heridas leves. 

Los agresores -de entre 14 y 35 años, de origen magrebí, según diversos testigos y las propias víctimas- utilizaron porras extensibles, un arma que solo puede emplear la policía. Todavía no se han producido detenciones.

Verano negro

Fuentes de los establecimientos de la zona consultados por este diario han lamentado la gran cantidad de peleas e incidencias que está sufriendo este barrio de Ciutat Vella, donde bandas de jóvenes delincuentes actúan con especial intensidad este verano. Sus víctimas no solo son turistas, sino también vecinos, que viven atemorizados. Los ladrones suelen dormir en parques y en las playas, apuntan.

Este nuevo incidente engrosa el balance negro que en materia de inseguridad está viviendo Barcelona. En la última semana la ciudad ha sido escenario de dos homicidios y siete apuñalamientos, con dos muertos y ocho heridos. Y desde el 1 de julio ocho personas han sido asesinadas en la capital catalana.

Otro incidente grave se registró la madrugada del viernes, cuando una turista sufrió un robo violento en el Eixample tras ser inmovilizada con la llave 'mataleón', que consiste en que el agresor pase el brazo por el cuello de la víctima y presiona la arteria carótida. Los delincuentes se dieron a la fuga tras desvalijar a la mujer, que perdió el conocimiento con la agresión.