26 feb 2020

Ir a contenido

EN BARCELONA

Vecinos del cine Urgell denuncian prácticas de riesgo durante la retirada de la cubierta con amianto

El especialista en desamiantado designado por el Ayuntamiento de Barcelona recoge en su informe que la empresa contratada incumple medidas de seguridad consensuadas

Luis Benavides

Imagen captada por los vecinos, que denuncian el amontonamiento de placas con amianto y la falta de un perímetro realmente seguro para los vecinos

Imagen captada por los vecinos, que denuncian el amontonamiento de placas con amianto y la falta de un perímetro realmente seguro para los vecinos / Veïns Illa Cinema Urgell

El especialista encargado de supervisar el desamiantado del tejado del antiguo cine Urgell, designado por el ayuntamiento de Barcelona, ha dejado constancia en su último informe que la empresa encargada de la retirada no está cumpliendo con algunas medidas de seguridad consensuadas. “Así, por ejemplo, la impregnación a través del encapsulado de toda la superficie de las placas a retirar no se hace”, detalla en el comunicado. Este especialista, del laboratorio ACM 2020, es el mismo que hace unas semanas advertía que las medidas de seguridad para proteger a los vecinos son “absolutamente insuficientes para garantizar la no dispersión de fibras” a las terrazas y balcones más cercanos a las placas de fibrocemento.

El especialista también explica en su último comunicado que llegó a un acuerdo con la empresa encargada que aislaría el perímetro de intervención para minimizar el riesgo de dispersión pero que esta actuación se hizo “parcialmente”. Con todo, el técnico explica que los niveles de concentración de fibras en el ambiente durante los trabajos en la cubierta son “correctos”.

La plataforma vecinal Veïns Illa Cinema Urgell denuncia ahora, cuando la segunda y última fase de la retirada está a punto de terminar, prácticas de riesgo y aporta numerosas fotografías. En su comunicado explican que la semana pasada se detectaron una serie de “incidentes calificables de mala praxis” y que, aunque se informó de los mismos, no se pararon las actuaciones. 

Estos vecinos lamentan asimismo que no se haya implementado una cubierta estática o burbuja, que les habría “protegido del potencial riesgo que supone”una manipulación correcta de las planchas del tejado. Esta metodología, explican, no ha sido considerada por el sobrecoste que supone para la propiedad y, sobre todo, porque haría imposible cumplir el calendario de obras.

En su comunicado, la plataforma vecinal, que cuenta con el apoyo de otras asociaciones y entidades como FEM Sant Antoni y la FAVB, entre otras, acusan al departamento de Treball de la Generalitat de Catalunya de “falta de sensibilidad” a la hora de aprobar planes de trabajo  en los que no prima la protección de los vecinos y piden a la Agència de Salut Pública de Barcelona una mayor implicación en la “problemática de los desamiantados”, pues la dispersión de fibras de amianto por la ciudad es “un problema de salud pública”.

Temas Amianto