Ir a contenido

ELECCIONES MUNICIPALES

Graupera: el candidato de Twitter que podría entrar en el pleno

El filósofo ha racaudado 100.000 euros para su campaña virtual, con la que espera obtener 100.000 votos

La candidatura define su estrategia, via Instagram, Facebook y Youtube, como "la nueva política de verdad"

El Periódico

Acto final de campaña de Barcelona és capital.

Acto final de campaña de Barcelona és capital. / ACN

Jordi Graupera aspira a reunir el 26M hasta 100.000 votos y obtener representación en el ayuntamiento, una misión para la que ha logrado recabar 100.000 euros, más de la mitad de los cuales, según indican desde su equipo de campaña, se destinan a "marketing digital". Dado que no goza de los espacios de propaganda electoral que sí tienen las candidaturas con representación en la última legislatura, sus principales 'armas' para competir por el disputado voto independentista -junto a JxCat, ERC y la CUP- son virtuales. Instagram, Facebook, YouTube y la publicidad segmentada de herramientas como Google Ads se reparten a partes casi iguales el pastel de la campaña destinado a la promoción 'online' de la lista independentista.

Un modo de buscar apoyos que, que la candidatura de Graupera define como "la nueva política de verdad". El filósofo confía en que las 'semillas', en forma de mensajes, que disemina el alcaldable por la red se esparzan por numerosos grupos afines de Whatsapp y Telegram. No pocos no afines confirman que su presencia patrocinada en las redes es constante. Según las últimas encuestas públicas la estrategia no le ha salido mal y podría obtener dos concejales.

A por el independentista decepcionado

El objetivo de su campaña ha sido convencer al independentista decepcionado con la gestión de los acontecimientos posteriores al 1 de octubre y cansado de la retórica de los partidos del 'establishment' que no se plasma luego en su acción política. La candidatura, que formalmente se llama Barcelona És Capital-Primàries, surgió al amparo de la ANC, que dio cobertura a sus primarias para las municipales, en las que participaron más de 10.000 personas, aunque ahora formalmente muestra su apoyo a todas las listas independentistas.

La financiación obtenida -principalmente a través de donaciones de particulares, las más habituales de 10 euros, aseguran desde la candidatura- se destina también a la campaña más clásica: entregar material de propaganda puerta a puerta, montar paradas callejeras o repartir hasta 180.000 trípticos por los buzones de la ciudad.