Ir a contenido

COMISIÓN EXTRAORDINARIA

Colau es reprobada por tercera vez a cuenta del ataque de manteros a un turista

La oposición exige su cese como responsable de Seguridad y tutelar la elección del sustituto

Laia Ortiz acusa a los grupos de construir "una alianza contra Barcelona" y "buscar titulares"

Toni Sust

Comisión extraordinaria de presidencia por la agresión de manteros a un turista, presidida por Laia Ortiz.

Comisión extraordinaria de presidencia por la agresión de manteros a un turista, presidida por Laia Ortiz. / RICARD CUGAT

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha sido reprobada este miércoles por su gestión en seguridad y civismo, en una comisión extraordinaria de Presidència a la que no ha asistido y que la oposición forzó después de que hace una semana un grupo de manteros agrediera a un turista estadounidense. El debate no se ha centrado en el suceso, sino en la situación de Barcelona, esencialmente en relación con la gestión del turismo, de la venta ambulante ilegal y la crisis de los narcopisos.

Siete días después de la agresión al turista, la alcaldesa ha sido reprobada a cuenta de una situación que según los grupos de la oposición es de desgobierno e inseguridad para las personas.  Todos los grupos menos Barcelona en Comú y la CUP, que ni siquiera ha asistido a la reunión, han votado a favor de reprobar a la alcaldesa como responsable de Seguridad. Colau renunció en su día a buscar un concejal que se ocupara de esta área y se puso al frente como un gesto simbólico que sus rivales no han aplaudido nunca precisamente. Además de reprobarla, el texto del único punto del orden del día también incluye la exigencia de la dimisión de Colau y la elección de un sustituto, una persona de consenso en cuya elección participen todos los grupos. Asimismo, insta al gobierno a hacer cumplir las ordenanzas y los planes existentes para combatir los narcopisos y el top manta.

Segunda comisión veraniega

La reprobación de Colau es la tercera que sufre a manos de la oposición en menos de cuatro meses: en abril fue por su gestión de la crisis de los narcopisos y en julio, por los recortes en inversiones previstas en lo que quedan de mandato, que la oposición denuncia y el gobierno niega. La comisión extraordinaria es la segunda que se convoca en verano en la historia del consistorio. La primera tuvo lugar el año pasado por el ataque a un bus turístico.

El tono de las intervenciones ha  sido el habitual en los últimos tiempos: la oposición culpando al gobierno de no estar a la altura de su responsabilidad y viceversa. En ausencia de Colau y del primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha sido la segunda teniente de alcalde, Laia Ortiz, como alcaldesa accidental, la que ha contestado a los dardos de la oposición. Y ha recurrido a una frase de gobierno de toda la vida: "Ustedes han hecho una alianza contra Barcelona, no buscan soluciones, buscan titulares".

La comisión extraordinaria ha trascurrido de una forma similar a la del verano anterior, la del ataque a un bus turístico. Por el PDECat, como entonces, ha intervenido Raimon Blasi, un concejal que destaca por su estilo agresivo y punzante, y que no se prodiga mucho. Blasi, como representantes del resto de grupos, ha criticado la ausencia de Colau, ha asegurado que la ciudad vive un desgobierno sin precedentes y ha afirmado en alusión a la alcaldesa: "Barcelona no necesita a una salvadora ególatra". "Ustedes han pasado del sí se puede al no se puede hacer nada", ha denunciado.

La presidenta del grupo de Ciutadans, Carina Mejías, que también participó en la comisión extraordinaria del año pasado, ha lamentado las ausencias de Colau y de Pisarello y ha afirmado: "El fracaso de la alcaldesa es como alcaldesa y como responsable de seguridad. No estamos ante una mala gestión, es que no hay gestión en materia de seguridad y en la lucha contra el incivismo". También ha lamentado que Colau no haya hecho comentario alguno sobre la agresión de manteros al turista, pese a su actividad intensa en las redes sociales: "Es que ni un tuit".

Barcelona, 'narcocapital'

Quien más ha encendido a Ortiz no ha sido Blasi, pese a sus patadas dialécticas al tobillo, sino el jefe de filas de ERC en el consistorio, Alfred Bosch, que ha señalado que existe el riesgo de que "Barcelona se convierta en la narcocapital de Europa".

También la socialista Montserrat Ballarín se ha mostrado dura con la gestión del gobierno. "Se les ha escapado la ciudad de las manos. Es irresponsable no denunciar la turismofobia", ha dicho la socialista, que ha recordado además la reacción del director del plan estratégico de turismo, Albert Arias, tras las críticas a Colau por la agresión al mantero: "Os podéis ir a la mierda". Varios concejales han afeado también la frase del alto cargo municipal. Pero la proposición que se ha aprobado en la comisión no pedía su renuncia. Ballarín ha recordado también que esta era la segunda comisión extraordinaria en dos veranos. En la del anterior, el PSC estaba en el gobierno y no tuvo ni que intervenir. La oposición criticó hace un año la ausencia de Jaume Collboni, entonces responsable de promoción económica.

Que no se pidiera el cese de Arias ha provocado una queja del presidente del grupo del PP, Alberto Fernández Díaz,, que también echaba en falta del texto aprobado que se reclame a la Generalitat que aporte más mossos a Barcelona, motivo por le cual los populares no se sumaron a la petición de la comisión, aunque sí han aprobado la proposición presentada por el PDECat, Ciutadans, ERC y el PSC.

Peor que el PP

Ortiz se ha mantenido en la línea de denunciar que la oposición solo buscaba erosionar a Colau a nueve meses de las elecciones municipales. Al PSC le ha reprochado que haya pasado de ver en Barcelona una ciudad solvente, cuando el partido todavía era socio de gobierno de Barcelona en Comú, a denunciar el caos.

A Bosch le ha preguntado si consideraba que enviar mensajes "apocalípticos" es "construir". "Ha ido más lejos que el PP", le ha dicho Ortiz. En ese momento, Blasi, socarrón, se ha inclinado hacia Bosch para susurrarle: "Eres un facha". Ortiz ha ampliado la acusación: "Todos han venido a hacer lo que Fernández Díaz hace cada verano". Y Fernández Díaz, con una sonrisa, ha querido puntualizar que el resto solo son "una mala copia del original".

La CUP ha explicado en un comunicado que no tenía intención de asistir a una comisión extraordinaria que consideraba un acto de precampaña. Una denuncia que, sin pretenderlo, ha avalado la candidata del PDECat a la alcaldía, Neus Munté, que ha estado entre el público en la reunión y al final ha cargado contra el gobierno de Colau: "La decepción es absoluta por la falta de autocrítica y de respuestas".

0 Comentarios
cargando