Ir a contenido

Tendencia

Campaña en Barcelona para beber agua del grifo en bares y restaurantes

La iniciativa, que empezará a final de año, está impulsada por Aigües de Barcelona y el sector de la restauración

Agua filtrada en un restaurante de Barcelona.

Agua filtrada en un restaurante de Barcelona. / FERRAN SENDRA

Aigües de Barcelona, junto con bares y restaurantes, lanzará a final de año una campaña para promover el consumo de agua del grifo de forma gratuita en el sector de la restauración, y lo hará en un gesto para "universalizar" este servicio teniendo en cuenta calidad, sostenibilidad y la nueva directiva europea de consumo de agua, han explicado fuentes de la compañía a Europa Press.

La empresa distribuidora en el área metropolitana trabaja en un acuerdo con la Associació de Restaurants Sostenibles para la consecución de un movimiento en defensa de la calidad y salubridad del agua del grifo de la ciudad, por ser la que más controles pasa.

Antes del lanzamiento de la campaña, los Hermanos Torres se convertirán en adalides de esta práctica, sirviendo agua del grifo a sus comensales a partir de octubre a través de una jarra y un vaso de diseño a cargo de la Escuela Universitaria de Diseño e Ingeniería Elisava, fruto de un convenio con la empresa.

Elisava también se encargará de diseñar la botella que Aigües de Barcelona ofrecerá a todos los restaurantes que implanten este servicio durante la primera etapa de lanzamiento.

"Garantía sanitaria total"

De esta forma, bares, restaurantes podrán facilitar y promover este consumo, de la misma forma que proveen pan y cubiertos en la mesa de forma habitual.

Un documento de la compañía de aguas consultado por Europa Press, resalta la "garantía sanitaria total" del agua de Barcelona, por la gestión, potabilización y control que se realiza.

Con esta iniciativa quieren desmontar tópicos que rodean el agua de la ciudad, y abordar la confusión general entre los términos de "calidad" y de "gusto/sabor" con una defensa de las propiedades del cloro --por ser la sustancia que más vidas ha salvado tras la penicilina--, además de la bondad para el organismo de calcio y sales minerales.

El objetivo final es que, mediante un mayor consumo de agua del grifo, se reduzca la generación de residuos, y en consecuencia los gases de efecto invernadero

Mil controles diarios

Después de que País Vasco, Navarra y Andalucía hayan empezado a preparar leyes para obligar a prestar este servicio básico sin coste, esta propuesta pondrá el acento también en la sostenibilidad y la reducción de residuos generados y, como consecuencia, de gases de efecto invernadero.

En la presentación del Informe de Desarrollo Sostenible 2017, el ecólogo y presidente de la Comisión de Sostenibilidad de Aigües de Barcelona, Ramon Folch, destacaba: "La clave de nuestra filosofía sostenibilista es que nos lo creemos", y resaltaba que esta mirada forma parte integral de la cultura de la empresa, que hace entre 1.000 y 1.500 controles diarios del agua.

0 Comentarios
cargando