Ir a contenido

LEGADO CONFLICTIVO

Llegan cinco obras más de la herencia que Muñoz Ramonet dejó a Barcelona

La familia del industrial entrega las piezas que se quedó el 20 de julio por un error del secretario judicial

Entre las obras recuperadas hay un óleo con firma ilegible pero atribuido a Berruguete por el coleccionista

Natàlia Farré

Predela de un retablo con santos de la escuela aragonesa, una de las cinco piezas del legado Muñoz Ramonet entregadas este martes.   

Predela de un retablo con santos de la escuela aragonesa, una de las cinco piezas del legado Muñoz Ramonet entregadas este martes.    / PEP HERRERO

Con el legado de Julio Muñoz Ramonet (1912-1995) nada es rápido ni fácil. Y menos aún con la importante colección de arte que atesoraba y que no hay manera de que la familia entregue a Barcelona, ciudad a favor de la que testó el rico industrial. Las piezas llegan con cuentagotas. Si llegan. Hay 370 por retornar, entre ellas la mayoría de las pertenecientes a la antigua colección Bosch Catarineu, con obras firmadas por Pere Serra, Lluís Borrassà, Carreño de Miranda y Marià Fortuny. Y las dilaciones judiciales están a la orden del día. Así, este martes se han entregado al consistorio cinco obras que ya debían haberse cedido el pasado 20 de julio.

Ese día llegaron 12 de las 18 piezas que las hijas custodiaban en una finca de Sant Andreu de Llavaneres y que aceptaron dar. Seis, las cinco de hoy más otra, se quedaron en el Maresme por un error del secretario judicial y la mala fe de la familia. Todavía falta por llegar la predela de un retablo con santos de la escuela aragonesa, que el ayuntamiento reclamará y espera que el juez resuelva sobre ella en septiembre, cuando dicte el fallo sobre otras dos obras pendientes de llegar a Barcelona y que también están en la finca de Sant Andreu de Llavaneres. Lo dicho, un culebrón con muchos capítulos y difícil de seguir.

Restauración y estudio

Entre las cinco piezas ya en manos del consistorio figuran una predela como la que está pendiente de llegar, dos retablos del siglo XVI, un óleo de Ignacio Pinazo y quizá una sorpresa: un óleo de Pedro Berruguete. Así consta en la ficha de un lienzo del siglo XV con la figura de Francisco de Asís, pero la firma es ilegible, de manera que desde la Fundació Muñoz Ramonet, creada para defender el legado del industrial, no quieren darle la autoría hasta que la pieza se haya estudiado. Ello se hará en el MNAC, donde acabarán las 17 obras entregadas, más las otras tres, si llegan. Ahí están también ‘La Anunciación’ del Greco, y ‘La aparición de la virgen del Pilar’ de Goya. Ambas de la colección de Muñoz Ramonet y ambas entregadas hace un año. Por supuesto, después de más de dos décadas en enfrentamiento judicial.

En el Palau Nacional no solo se examinará la calidad y la autoría de las obras entregadas, también se restaurarán, pues muchas presentan un estado bastante precario, algunas con desprendimientos de pintura y otras, incluso, con hongos y carcoma.  ​ 

Temas: Patrimonio

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.