05 abr 2020

Ir a contenido

MOVILIZACIÓN INDEFINIDA DEL SECTOR

Los taxistas mantienen la huelga pese a lograr una cita con Fomento

Esperan reunirse el lunes con Fomento en Madrid y que el Gobierno blinde la limitación a Uber y Cabify

Deciden mantener el paro de forma indefinida en la Gran Via y sopesan una huelga de hambre

Toni Sust / Beatriz Pérez

Taxistas en huelga, este sábado en la Gran Via.

Taxistas en huelga, este sábado en la Gran Via. / ADRIANA DOMÍNGUEZ

Optimistas, unidos y convencidos de que la huelga tendrá sus frutos, los taxistas barceloneses seguían ayer concentrados en la Gran Via, cortada entre Entença y Bailén por la protesta. Y allí seguirán de huelga, dicen, hasta que se les garantice que la proporción de licencias otorgadas será de una de alquiler de vehículos con conductor (VTC), que son las que usan empresas como Uber o Cabify, por cada 30 de taxi.

"Estamos esperando una movimiento de Fomento", afirma Alberto 'Tito' Álvarez, líder de Élite, el grupo mayoritario del sector. El gesto es muy concreto: los taxistas quieren que del consejo de ministros del próximo viernes salga aprobado un decreto ley que blinde la regulación de la proporción de taxis y VTC. Se requieren, precisa Álvarez, la modificación del artículo 182.2 del reglamento de ordenación de transportes terrestres y  del artículo 91 de la ley de ordenación de los transportes terrestres.

El ministerio convoca a dos reuniones la semana que viene a las asociaciones de taxistas y VTC

Si se obtuviera garantía de que ese decreto ley verá la luz, se abriría una ventana a que la huelga indefinida se detenga. Si no, la voluntad de los conductores es llevar sus reclamaciones hasta el final. Álvarez ha cifrado en 4.000 los taxis que se han sumado a la protesta.

El Ministerio de Fomento convocó a las asociaciones del taxi y a las de los VTC a sendas reuniones para abordar la crisis. El encuentro con los taxistas será el lunes a las 12.30 horas en Madrid. El ministerio llamó a los taxistas "a la calma" y les pidió "una vuelta a la normalidad como paso previo hacia una solución". 

Huelga de hambre

Este sábado, en una populosa y rápida asamblea, los taxistas  apoyaron por aclamación seguir con el paro indefinido. Álvarez los arengaba elogiando la movilización: "Cada vez somos más", subrayó antes de proclamar: "De aquí no nos movemos". Advirtió de que entre los taxistas se está debatiendo la posibilidad de empezar una huelga de hambre. 

 Antes de la asamblea, en la que se pidió un aplauso para la alcaldesa, Ada Colau, Álvarez afirmó: "Solo lamentamos lo que pasa por la ciudadanía y por Colau y la AMB". "Todos sabemos los comentarios que se están haciendo contra los taxistas. Pero también sabemos que los trabajadores están con nosotros". El rechazo que los barceloneses puedan tener contra la huelga no es algo que importe poco a los taxistas, a tenor de cómo lo comentan. Aunque han sido casos aislados, no cesan las quejas contra los chóferes, que admiten que imágenes como la del coche de Cabify atacado el miércoles perjudican.

La visita de Rafa Mayoral

Por la noche, miles de taxistas protagonizaron una segunda asamblea para escuchar a Rafa Mayoral, abogado y diputado de Podemos, que se ha convertido en el partido hegemónico de la movilización de los taxistas. El político ha sido recibido en el paseo de Gràcia al grito de "sí se puede". "Quiero decirle al ministro que se destape los oídos y escuche la solución que se plantea desde Barcelona, Madrid, Málaga y otros lugares. Una solución sencilla: un real decreto que blinde las licencias urbanas".

Tras la asamblea, los principales líderes de los sindicatos y asociaciones han acordado continuar con la huelga indefinida. "Hasta que no se firme el decreto no nos moverán", han dicho. Dispuestos a pasar la segunda noche al raso o dentro de sus vehículos que bloquean todo el tramo central de la Gran Via.

Una noche tranquila

Muchos taxistas pasaron ya la noche del viernes al sábado en la Gran Via, otros fueron haciendo relevos. Esther es una de las que pernoctó en la calle, aunque más que dormir estuvo hablando con uno y con otro. La acompañaba su perra Lola, pequeña pero ladradora. Esther lleva de taxista desde el 2007, y antes, desde 1991, fue teleoperadora en una central. Es fácil ir encontrándose conocidos, relata, y lo demuestra. De pronto aparece Roberto: "¿Cuánto hace que no nos veíamos? Más de un año", dice él. El hombre empezó en el taxi en 1977. Otra ciudad, otra vida. En los años 90, rememora, la situación era distinta. "En un día, incluso con mucho menos turismo, ganabas 15.000 pesetas". Esther y Roberto no coinciden mucho porque ella es de la Terminal 2 y él, del puente aéreo.

"Antes parabas para comer, para desayunar. Ahora como pares la has cagado. Estamos comiendo de fiambrera. Muchos días, después de 14 horas, vuelvo a casa con 100 euros, si llega», explica la mujer. Roberto hace un cálculo rápido y deduce que las ganancias vienen a ser la mitad que en esos años pretéritos a los que aludía. Y repite varias veces: "Vamos para atrás». Una idea similar a la que Tito Álvarez, líder de Élite, plantea: "La situación es extrema. Lo que ingresamos nos llega para pagar los gastos".

¿Qué pasará el lunes?

Una de las preguntas abiertas es cómo y hasta cuándo podrá resistir Barcelona tener cerrada una de sus vías principales, que afecta de lleno a la entrada y la salida de la ciudad. Sobre todo el lunes por la mañana. Preguntado por este diario sobre si se ha marcado una fecha límite en la que actuar al respecto, si la huelga indefinida se mantiene, el ayuntamiento se ciñe a las declaraciones que hizo Colau el viernes, cuando pidió "calma y cabeza fría" a los taxistas pero que no logró persuadirlos de que desistieran del paro. 
 

 Apoyo de profesionales de otras ciudades

Los taxistas barceloneses en huelga están recibiendo el apoyo de colegas de otras localidades españolas, algo que en la asamblea matutina de los huelguistas ha subrayado el líder Élite, Alberto Álvarez: "En Madrid hay huelga con un seguimiento del 100%. Hemos paralizado los aeropuertos de Barcelona, Madrid, Valencia y Málaga. Unos 300 taxistas están llegando de Sevilla". También taxistas del Maresme y el Garraf se han sumado a la protesta.