Ir a contenido

Colau: "Lo peor de Trump es su crueldad"

La alcaldesa de Barcelona participa en Nueva York en un debate con la nueva promesa demócrata, Alexandria Ocasio-Cortez

Ricardo Mir de Francia

 Ada Colau y la dirigente demócrata Alexandria Ocasio Cortez, en un acto en la Universidad de Nueva York, este lunes.

 Ada Colau y la dirigente demócrata Alexandria Ocasio Cortez, en un acto en la Universidad de Nueva York, este lunes. / Miguel Rajmil (EFE)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participó anoche en un debate con la nueva promesa de la izquierda estadounidense, la jovencísima candidata demócrata al Congreso, Alexandria Ocasio-Cortez. Colau habló de su andadura política ante un auditorio abarrotado en la Universidad de Nueva York y compartió con la candidata neoyorkina ideas para frenar el avance de la extrema derecha en la era de Donald Trump, un dirigente al que criticó por sus políticas inmigratorias o su alianza con los intereses económicos. “Trump es la peor política posible”, dijo la alcaldesa tras intervenir por la mañana en un panel de Naciones Unidas dedicado a abordar los retos que enfrentan las grandes ciudades. “Puedo criticar sus formas, pero lo peor es su crueldad, el modo en que utiliza la política para hacer daño”.

El debate estuvo moderado por la periodista de Democracy Now, Amy Goodman, que resaltó las similitudes de dos mujeres que comenzaron sus carreras en las trincheras del activismo social para dar el salto a la política institucional. Ambas provienen de familias humildes sin vínculos con las élites, se definen como feministas y defienden políticas desacomplejadas de izquierdas. “Yo veo muy bien a Alexandria porque no hace falta tener miedo”, dijo la alcaldesa al ser preguntada qué consejo le daría a Ocasio, que ganó el mes pasado contra todo pronóstico la nominación demócrata por el distrito 14 de Nueva York (Bronx y Queens) al imponerse claramente a uno de los pesos pesados del partido en Washington. “La política institucional puede ser más frustrante que el activismo social porque implica una lucha por el poder que a veces saca lo peor de las personas”, apostilló Colau.

Durante las casi dos horas de debate se habló un poco de todo. Desde el ascenso de Trump, a los problemas del capitalismo, la ocupación israelí de Palestina, el conflicto saharaui, el derecho de autodeterminación en Catalunya o las opciones de la izquierda alternativa para hacerse un hueco entre los grandes partidos tradicionales. “Hay muchos miedos que generan ansiedad en la población y no tenemos que minimizarlos o fingir que no existen. Lo que tenemos es que encontrar formas alternativas para dar respuesta a esos miedos”, dijo Colau para explicar el ascenso de Trump y de los movimientos de ultraderecha en Europa. La alcaldesa lo relacionó también con el “fracaso de la socialdemocracia”, en parte por haber hecho propias las políticas económicas de la derecha.

Colau aseguró que la victoria de Ocasio-Cortez en las primarias le recordó a la suya. “Fue David contra Goliat”. La neoyorkina explicó antes que la clave de su triunfo no consistió en moderar sus posiciones, sino en lograr que su mensaje llegara a sectores poco involucrados habitualmente en la política. “La forma en que los progresistas pueden ganar con un mensaje desacomplejado es expandiendo el electorado”, dijo la candidata de 28 años, que apenas unos meses atrás trabajaba de camarera para poder pagar las facturas.

Preguntada por qué significa para ella ser socialista, una etiqueta que en Estados Unidos sigue llevando un pesado estigma, la hispana de origen puertorriqueño aludió a la preocupación por los más desfavorecidos. “Que en una sociedad moderna, moral y próspera nadie debería ser demasiado pobre para vivir”. 

0 Comentarios
cargando