Ir a contenido

SEGURIDAD VIAL

Mapa de radares y semáforos con cámara en Barcelona ciudad

La capital catalana tiene 12 controles de velocidad fijos y medio centenar de cámaras en cruces peligrosos

Carlos Márquez Daniel

Señal de aviso de un semáforo con control fotográfico y un radar en una avenida de Barcelona.

Señal de aviso de un semáforo con control fotográfico y un radar en una avenida de Barcelona. / periodico

No te das cuenta y 'flas', un destello te sorprende por el retrovisor. Sí, te han cazado superando el límite de velocidad. O puede que ni te hayas dado cuenta y en un semáforo te hayan retratado pasando en rojo. La seguridad vial se consigue a través de la educación, la empatía, la concienciación social. Y también con multas. Barcelona dispone de una red de controles fijos (12) repartidos por toda la ciudad, así como medio centenar de cámaras en semáforos que cazan a los que pasan en rojo. Aquí los repasamos todos. Pero ojo, no es una invitación a la relajación en cuanto uno sepa dónde debe levantar el pie del acelerador o rebajar el gas de la moto, ya que además de estos, previsibles, también están los radares móviles que la Guardia Urbana puede colocar en cualquier momento del día y en cualquier lugar de la ciudad. 

Los radares de control de velocidad están instalados básicamente en vías rápidas, esto es, Gran Via, Ronda de Dalt y Litoral, Túnel de Vallvidrera y Ronda del Mig. Viene bien recordar que en la capital catalana existen hasta seis limitaciones de velocidad distintas. A saber: 10, 20, 30, 50, 60 y 80 kilómetros por hora según la vía. Más vale no dar por seguro cuál es el tope en cada caso y fijarse bien en las señales verticales. Al margen de los controles que fotografían la velocidad exacta en un punto concreto, también tenemos un radar de tramo, sito en la Ronda de Dalt. En este caso, con una limitación de 60 km/h en una bajada pronunciada de esta arteria a la altura de la plaza de Karl Marx en sentido Besòs, las cámaras miden el tiempo entre dos puntos y solo salta el 'flas' si la media de velocidad supera la frontera legal

Lo último en llegar fueron los radares de semáforo, conocidos como foto-rojo. Se colocaron sobre todo para reducir los accidentes de moto en Barcelona. Solo saltan cuando un vehículo pasa con el disco completamente en rojo. Otra medida que se tomó para combatir la siniestralidad de las dos ruedas fue ampliar el rojo total en los cruces (señal cerrada en todos los puntos) de tres a seis segundos. Una manera de salvarle la vida a los inconscientes que siguen pasando cuando saben que no deben. 

0 Comentarios
cargando