Ir a contenido

OBRA CLAVE PARA ENTENDER LA CIUDAD

El ayuntamiento reedita la crónica de Vázquez Montalbán sobre BCN

'Barcelonas' será editado en catalán, castellano e inglés tres décadas después de su publicación original

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que reeditará el volumen de referencia que Manuel Vázquez Montalbán publicó sobre la ciudad hace 30 años. 'Barcelonas', editado originalmente por la editorial Empúries, obra clave para entender la ciudad, saldrá en catalán, castellano e inglés (la versión en catalán estará disponible para Sant Jordi, las otras después) y será presentado el próximo día 21 en un acto al que asistirá la alcaldesa Ada Colau.

El consistorio recupera un trabajo capital para la comprensión de aquella Barcelona de los años 80, metida de lleno en el vértigo de los cambios urbanísticos que iban a transformarla para los Juegos y a dejar una huella perenne. Vázquez Montalbán alertaba de los riesgos del colosal lavado de cara, y para explicar el momento se remontaba en el tiempo y buscaba protagonistas y afectados hasta entonces ignorados. El resultado, según subraya el ayuntamiento, es “una enorme lección de historia que hay que leer y releer”.

"La crónica de mi ciudad"

En la introducción de la obra, el autor barcelonés explicaba que no se trataba de un libro poético ni de un trabajo de historia, sino de una crónica documentada y subjetiva, “la crónica de mi ciudad, pero implicando todas las ciudades posibles que contiene, porque la tesis previa e imprescindible de este libro es que, como toda obra de creación, Barcelona no es Barcelona, sino Barcelonas”. El libro editado ahora por el ayuntamiento incluye un prefacio del periodista y escritor Quim Aranda, ilustraciones de Pau Gasol Valls y un epílogo a cargo de la profesora de la profesora de la Universidad de Londres Mari Paz Balibrea.

“He querido contribuir de esta manera a una memoria diferente de una ciudad pluridimensional –escribía en esa introducción Montalbán–. El protagonismo de fin de milenio que inevitablemente ha de tener la Barcelona olímpica ha sido un acicate importante, pero no tanto como un impulso, una voluntad íntima de orientación. Todos los escritores escriben para orientarse ellos mismos y mucho más si la materia de su escritura es una ciudad. Espero que el lector presente y futuro asuma mis puntos cardinales”.