Ir a contenido

PROYECTO EN LA PICOTA

Colau presiona a ERC para que apoye un primer tramo de tranvía de Glòries a Sant Joan

"Es la hora de la verdad y la ciudadanía se merece que se posicionen", proclama la alcaldesa

Carlos Márquez Daniel

Manifestación para reclamar la conexión del tranvía en la avenida Diagonal, el pasado 20 de enero.

Manifestación para reclamar la conexión del tranvía en la avenida Diagonal, el pasado 20 de enero. / RICARD CUGAT

Hasta aquí. El gobierno de Ada Colau ya no piensa dar una palada más en la regata del tranvía por la Diagonal. Como mínimo, no desde el punto de vista técnico. La alcaldesa ha anunciado ese martes que el ayuntamiento ya ha debatido todo lo que tenía que discutir sobre el ferrocarril urbano. La comisión municipal que estudia el proyecto presenta sus conclusiones el 15 de febrero. Ahora, en palabras de la edila, "es la hora de la verdad". Sobre todo para el grupo municipal de ERC, a quien Barcelona en Comú piensa dirigir todo su encanto -y puñales, si es menester- para que se sume al plan. 

Colau, en una entrevista en Betevé, ha recordado que Esquerra llevaba la conexión del tranvía en su programa electoral y ha defendido que todavía hay tiempo en este mandato para poder acometer un primer tramo, desde Glòries hasta paseo de Sant Joan. "Tenemos que decidirlo este febrero", ha insistido. Con los votos de ERC y el del concejal no adscrito Gerard Ardanuy le bastaría al gobierno para sacar adelante el proyecto. El exedil de CiU es de hecho el presidente de la comisión destinada a deshojar la margarita sobre el proyecto. "Lo está haciendo muy bien", ha regalado Colau. 

Cuestión de prioridades

Las últimas sesiones de trabajo, sin embargo, no sitúan al grupo liderado por Alfred Bosch muy en la línea colauista. Basta con recordar lo sucedido en la última comisión sobre el tranvía. Esquerra trajo un ponente contrario a todas y cada una de las tesis de Barcelona en Comú. El concejal independentista Jordi Coronas dijo que el proyecto no es prioritario y flirteó con la posibilidad de desplegar la línea de bus D30 por la Diagonal en vez de apostar por el ferrocarril.  

La alcaldesa ha instado a la oposición a "despolitizar" el proyecto y ha recordado que el plan tiene el favor de la Generalitat, de las entidades expertas en movilidad y del resto de municipios implicados por el paso del tranvía. "La ciudadanía se merece que se posicionen", ha defendido, en una nueva referencia a ERC. Con el PDeCAT y PP descartados, con la CUP dudando por el modelo de gestión y con Ciutadans que no parece estar por la labor, Barcelona en Comú solo cuenta con sus 11 concejales y con los cuatro del PSC. Le quedan seis para alcanzar los 21 necesarios que permitirían desatascar el presupuesto necesario. Son los cinco de Esquerra y el plácet de Ardanuy.  

El Tramvia Blau volverá

Colau también ha hecho referencia al Tramvia Blau después de que el servicio del simbólico ferrocarril se detuviera indefinidamente hace 10 días sin que haya proyecto ni calendario de ejecución. "Para que siga siendo un icono de la ciudad es necesaria una remodelación de toda la infraestructura", ha sostenido. Curiosamente, ERC se ha volcado en una campaña bautizada 'Salvemos el Tramvia Blau'. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.