Ir a contenido

orgullo de barcelona

Con ustedes, la gran familia de la rumba catalana

Este sábado se celebra una gran fiesta para inaugurar los murales en homenaje al género en la calle de la Cera

El tributo forma parte de un proceso de reconstrucción de la memoria sobre el papel de la música en el barrio

Ignasi Fortuny

Uno de los murales dedicados a la rumba catalana en la calle de la Cera.

Uno de los murales dedicados a la rumba catalana en la calle de la Cera. / FERRAN NADEU

Una buena juerga rumbera, improvisada en la calle, no termina hasta que se rompe la última cuerda de la última guitarra. Este sábado hay una de las grandes, aunque organizada y con guión a pesar de que en la rumba no hay escaleta. La calle de la Cera se vestirá elegante y auténtica, como son los gitanos del Portal, para una gran ocasión. El día lo merece, pues se inauguran oficialmente, unos meses más tarde de lo previsto, los murales que homenajean a la rumba catalana en este paseo del Raval y que ya lucen en los números 6 y 57. Piezas artísticas que recuerdan y reivindican a los artistas más icónicos del único género musical genuinamente barcelonés en la vía de la ciudad que fue -y es- cuna, escuela y casa de rumberos.

"El Harlem catalán. Si esto lo tuvieran los americanos, nos lo venderían como refrescos", decía el fallecido músico y vecino de la Cera, Ramonet. Él, figura del género, es uno de los artistas que reivindica el homenaje al estilo musical que han impulsado conjuntamente el ayuntamiento, los vecinos y la comunidad gitana del Raval. De una consulta a los ciudadanos sobre una microintervención urbanística en la calle salió la idea de realizar el primer monumento dedicado a la la familia de la rumba catalana. "Es una música que hemos llevado a Latinoamérica, EEUU… Ya era hora que quedase reflejada su importancia en nuestra tierra", comenta Joan Capdevila, del mítico trío Rumba Tres.

Un hito en mitad del proceso

Este reconocimiento en forma de esculturas, explica el ayuntamiento, se engloba dentro de un "proceso de reconstrucción de la memoria colectiva con los vecinos del barrio sobre el papel de la música y de la rumba en el Raval". "El homenaje tan solo es un hito a mitad del proceso", cuenta Dani Granados, director de Cultura Viva, programa del Institut de Cultura de Barcelona (ICUB). "Activar la memoria colectiva activa muchas cosas del presente", añade. Hacia dónde irá este proceso lo decidirán los vecinos. "Ahora se han creado espacios culturales para seguir reconstruyendo la memoria de la rumba y la cultura gitana, muchas veces subalternizada por el ‘mainstream’ y las instituciones", señala Granados. En definitiva, apunta el director de Cultura Viva: "Históricamente se ha vendido mucho a las estrellas del estilo musical y no a toda la comunidad".

Elenco consensuado

Las esculturas, obra del artista Luis Zafrilla, quieren reivindicar lo que es la rumba: música y cultura populares. Por eso, al lado de los grandes referentes del estilo se encuentran nombres no tan conocidos por el público general, muchos de ellos leyendas de la calle de la Cera.

La lista de homenajeados, formada por una treintena de artistas -palmeros, bailaoras, cantantes, rumberos todos-, se ha ido puliendo poco a poco. Desde que hace más de un año EL PERIÓDICO avanzara este tributo municipal a la rumba, muchos son los nombres que se han barajado hasta el diseño final. Así lo valoraba la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, a este diario: "Ha sido una propuesta de consenso, ha valido la pena que el proceso se alargase para que todo el mundo se sienta cómodo". Vaivenes de nombres que hicieron al autor de la obra, Luiz Zafrilla, coger la goma y el lápiz para redibujar las esculturas más de una vez por las opiniones de los expertos consultados por el consistorio, como ya contó este diario. Así pues, el diseño definitivo tiene un amplio consenso entre los artistas y expertos. Com dice Joan Capdevila: "Es un homenaje a la rumba y un reconocimiento a los nuevos artistas, que muchos tocan rumba dentro del marco de la fusión. Lo que no puedes hacer nunca es quedarte estancado".

Mujeres gitanas

Todo este trabajo se ha traducido en dos piezas: una de ellas, la instalada en la Cera, 57, está dedicada a los inicios del género. Lo que sería poner imágenes a esta letra de Gato Pérez: "La rumba neix al carrer; filla de Cuba i d’un gitanet". Allí están, además de Peret, el Pescaílla y el Chacho, figuras latinas representando la influencia de la música cubana en la rumba catalana. Un hecho en el que, cuenta Dani Granados, tuvieron mucho que ver las mujeres gitanas: "Durante el proceso hemos conocido muchas historias de mujeres gitanas que fueron a hacer las Américas y volvieron de allí con discos".

El segundo mural, ubicado en la Cera, 6, muestra la evolución de la rumba y la influencia que ha tenido en artistas actuales. De Rumba Tres, Sabor de Gràcia y Los Manolos hasta la nueva hornada de rumberos como Muchacho, Gertrudis o La Troba Kung-Fú. Y en medio de todos estos nombres, el enigma de Txarango. Reconocibles en lo alto del mural de la Cera 6, el grupo no sabe nada de su presencia en la escultura.

Una fiesta para el recuerdo

Este sábado será un día para la rumba catalana. Desde las 11 horas, en el cruce de la calle de la Cera con la Ronda de Sant Pau, se cantará, bailará y se celebrará que la rumba es vida, calle, barrio y, sobre todo, Barcelona. Una fiesta organizada por el Districte de Ciutat Vella y Cultura Viva que servirá para inaugurar los murales en homenaje al estilo musical. Recordar los inicios de la rumba, reivindicar el presente, y recuperarla para la vida cotidiana del céntrico barrio son los objetivos de esta iniciativa.

La jornada empezará con talleres de guitarra, palmas y percusión y concluirá con tres horas de música en directo. A lo largo del día, un programa de radio, que se hará en la calle, entrevistará a vecinos, músicos y artistas sobre el vínculo de la rumba catalana con la calle de la Cera. A mediodía un pasacalle rumbero servirá de preludio para la inauguración de las esculturas, para la que se espera representación municipal.

Por la tarde, en el debate ‘Buscant la banda sonora del barri: La rumba catalana’ se reflexionará sobre sus orígenes, su función y las vivencias que forman parte de esta música. La fiesta acabará, claro, con un concierto (empieza a las 17.30 horas) en el que participarán rumberos enseña como Peret Reyes, Petitet o Los Amaya, entre otros. Rumberos, suban al escenario. Y celebren.

Temas: Música