Ir a contenido

Género genuino de BCN

La rumba ya tiene lugar de peregrinación

El ayuntamiento empieza a instalar en la calle de la Cera las obras en homenaje al estilo musical

Las esculturas repasan la historia del género a través de sus figuras más destacadas

Ignasi Fortuny

De izquierda a derecha, la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, el escultor Luis Zafrilla, los rumberos Petitet y Oncle Manel, y el segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, durante la presentación del homenaje a la rumba catalana

De izquierda a derecha, la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, el escultor Luis Zafrilla, los rumberos Petitet y Oncle Manel, y el segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, durante la presentación del homenaje a la rumba catalana / FERRAN SENDRA

Pañuelo en el cuello, barba perfilada al milímetro y gafas oscuras, el Petitet y el Oncle Manel, veteranos rumberos y enseñas del género, miraban con ternura esta mañana una maqueta expuesta en la calle de la Cera, en la calle de su vida, en su casa. Este prototipo significa -en palabras del Petitet- "una de las cosas más maravillosas que se han hecho en nuestro barrio". El elegante artista se refiere al homenaje que Barcelona rendirá a la rumba catalana a través de dos esculturas que este viernes se han empezado a instalar en dos paredes medianeras de la calle de la Cera -en el número 6 y en el 57-, tal y como adelantó EL PERIÓDICO el pasado diciembre. "Un homenaje social, moral e histórico al barrio de la Cera, donde genuinamente nació una rumba, fusionada, y, por lo tanto, forma parte de la historia", expone el Oncle Manel. 

Los vecinos, la comunidad gitana del Raval y el consistorio han dado forma conjuntamente a este proyecto

El Petitet y el Oncle Manel, ambos gitanos de la calle de la Cera -"¡Nosotros nacimos aquí, esto es nuestra casa!"-, revisaban este viernes la lista de rumberos que integran las esculturas, más de una treintena de nombres, que repasan a través de sus figuras la historia del género musical más genuino de Barcelona. "Está todo el mundo que tiene que estar y, para nosotros, esto es una hemorragia de satisfacción", sentenciaba, satisfecho, el Petitet. Los dos, juntamente con representantes de la agrupación Foment de la Rumba Catalana (Forcat) y la Associació Professional d'Autors i Creadors de Rumba Catalana (Apac), han asesorado durante el último año al consistorio para elaborar la lista de artistas que figuraban en este homenaje a la rumba, que ha sido el resultado de un proceso participativo en el que han colaborado los vecinos, la comunidad gitana del Raval y el consistorio. Así pues, las obras muestran los inicios del género -L'Orelles, El Pescadillas (padre), Oncle Polla-, sus referentes, -Pescailla, Gato Pérez, Peret-, su evolución -Chacho, Ramonet, Los Amaya- y sus influencias en los grupos actuales -Estopa, Dusminguet, Gertrudis-.

Así quedará el mural de la calle de la Cera, 57 / el periódico

Dos esculturas

Este viernes el ayuntamiento ha presentado los diseños del proyecto final, que adelantó este diario el pasado julio, en el mismo sitio en el que quedarán expuestos. El teniente de alcalde de Empresa, Cultura e Innovación, Jaume Collboni, la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, y el autor de la obra, Luis Zafrilla, han exhibido cómo quedará la instalación artística, que convertirá la calle de la Cera en una especie de paseo de la fama de la rumba catalana. Pin ha remarcado el trabajo comunitario y ha aplaudido la recuperación y reivindicación de la memoria histórica de la zona que supone estos murales. Por su parte, Collboni ha querido destacar que la "rumba es una de las señas de identidad de Barcelona, pero lo es muy especialmente de este barrio, donde la rumba es la banda sonora de los vecinos". 

Las esculturas, unas planchas de acero de 12 metros de alto y 1,5 de ancho, se prevé que estén listas y sean inauguradas a principios del año que viene, con su correspondiente fiesta vecinal rumbera. El coste total del proyecto asciende a unos 105.000 euros.

0 Comentarios
cargando