Ir a contenido

30 ANIVERSARIO DE UNA MASACRE

Barcelona recuerda a las víctimas del atentado de Hipercor

Los políticos han dejado el protagonismo a los familiares de los fallecidos y heridos en la acción de la banda terrorista ETA

La alcaldesa Ada Colau, junto Gerardo Pisarelo, pasa por delante de Hipercor

La alcaldesa Ada Colau, junto Gerardo Pisarelo, pasa por delante de Hipercor / RICARD CUGAT

Los familiares de las víctimas del atentado de Hipercor en Barcelona han sido este sábado protagonistas del emotivo acto con el que el ayuntamiento ha conmemorado el 30 aniversario de la peor masacre cometida por ETA, celebrado a pocos metros del lugar donde se produjo la explosión que causó 21 muertos. En un acto sin discursos oficiales, la atención la ha acaparado un espectáculo con bailarines y actores que, al son de las notas de un piano, han ejecutado una coreografía alegórica en la que la ausencia de las víctimas se ha hecho visible por la presencia de sillas vacías.

Algunos de los familiares de las 21 víctimas y los 45 heridos que dejó el atentado han colocado sobre cada una de las sillas vacías objetos personales de sus seres queridos perdidos: unas gafas, un libro, una pelota, un reloj e incluso unos patucos y ropa de bebé. Unos paneles recordaban los nombres de las víctimas mortales, de todas las edades, entre ellos cuatro niños.

Con la presencia de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, y otros miembros del consistorio barcelonés, el acto se ha llevado a cabo en el Parque de Can Dragó, en la Avenida Meridiana con la Avenida Río de Janeiro, junto al Memorial a las Víctimas del Atentado de Hipercor. Al finalizar el acto, Colau, visiblemente emocionada, ha dedicado un tiempo a escuchar y a hablar con los familiares de las víctimas, que le han agradecido que el foco se haya puesto en esta ocasión en las personas y no en los discursos de los políticos.

ACTO POCO POLÍTICO

Es el caso de Alberto Güell, que perdió a su madre en el atentado cuando solo tenía 13 años, y que ha destacado que "los familiares de las víctimas echaban de menos un acto así en el que los políticos se queden a un lado, en un segundo plano". Quien más quien menos ha dejado claro que, pese a los años pasados, el recuerdo de lo que ocurrió aquel 19 de junio de 1987 todavía está muy vivo y que el dolor aflora cuando se echa la vista atrás.

Además de los regidores del ayuntamiento, han asistido a la ceremonia el director general de los Mossos d'EsquadraAlbert Batlle, en representación de la Generalitat, y miembros de los tres cuerpos policiales, la Guardia Urbana, la Policía Nacional y los Mossos, y el comisionado de memoria del ayuntamiento, Ricard Vinyes.

Tras el acto en el Parque de Can Dragó, la comitiva se ha desplazado unos metros más allá, en la Avenida Meridiana, frente al Hipercor, donde se ha descubierto una placa explicativa del atentado.

LA MASACRE

El atentado indiscriminado de Hipercor supuso un giro radical en la forma de actuar de ETA, ya que por primera vez todas sus víctimas eran civiles. Los terroristas pusieron treinta kilos de amonal y cien litros de líquido inflamable en unos bidones escondidos en el maletero de un Ford Sierra robado, que estacionaron en la primera planta del aparcamiento de centro comercial Hipercor.

El Gobierno, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y el Parlamento catalán se están volcando estos días en conmemorar por separado el 30 aniversario del atentado de Hipercor, Están previstos diferentes actos el próximo lunes con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, el presidente catalán, Carles Puigdemont, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, el lehendakari Iñigo Urkullu, el conseller de Interior, Jordi Jané, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

0 Comentarios
cargando