Ir a contenido

EN EL EJE DE PERE IV

Nueva vida en Can Picó

Tras el verano, Biciclot ocupará un edificio histórico del Poblenou que llevaba una década abandonado y aspira a ser el Bicicleta Hub

La mudanza de Biciclot al 22@ puede suponer un punto de inflexión hacia la apuesta por la economía social

HELENA LÓPEZ

Obras en Can Picó, edificio que acogerá la nueva sede de Biciclot el último trimestre del año.

Obras en Can Picó, edificio que acogerá la nueva sede de Biciclot el último trimestre del año. / JOAN PUIG

Can Picó es un edificio histórico, de los que recuerdan el pasado industrial del Poble Nou. Como tantos. En desuso desde hace una década. También como tantos. Lo que le hace especial, afortunado, es que las obras para rehabilitarlo están muy avanzadas. En el último trimestre de este año renacerá reconvertido la nueva sede de Biciclot, que quiere convertirse en el Bicicleta Hub, el lugar desde el que se promocione la bici en todos sus aspectos en la ciudad. 

En el último periodo del mandato de Xavier Trias -al César, lo que es del César-, el Ayuntamiento de Barcelona firmó un convenio con Biciclot para que la veterana cooperativa se trasladara a esta vieja fábrica de propiedad municipal. Con la llegada del gobierno de Ada Colau -a los pocos meses de la firma- y la creación del Comisionado de Economía Social, se reforzó la apuesta (con una mayor inversión económica, claro); y unas obras que se preveía que se alargaran 10 años estarán listas en solo tres. "Es un equipamiento emblemático porque simboliza nuestra apuesta por la colaboración público-comunitaria", apunta Jordi Via, comisionado de Economía Social, Solidaria y Cooperativa.

El municipio ha financiado la mitad del coste de la primera fase de las obras, 200.000 euros, en el marco del apoyo a proyectos de economía social y cooperativa.

AUTOSERVICIO MECÁNICO

Sus promotores explican que el Bicicleta Hub será "un equipamiento abierto al barrio, dedicado a la movilidad en bicicleta y la economía social y solidaria, que contará con un centro de formación escuela-taller y una escuela de instructores; una tienda de productos reutilizados por los alumnos, formación y autoservicio mecánico, recogida y reutilización de bicis abandonadas, un espacio de co-trabajo social y el observatorio de la bici de Barcelona". Es decir, más o menos lo que en Biciclot llevan 30 años haciendo en un local humilde, pero en unas instalaciones mejores en un espacio central -el 22@-, y con mayor apoyo institucional.

Como Via, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, destaca que el proyecto es "emblemático". "Une dos prioridades del actual gobierno municipal: impulsar y hacer crecer economía social a través de iniciativas ya existentes y arraigadas al territorio, y, a la vez, fortalecer el modelo de movilidad sostenible y accesible, otro objetivo estratégico e irrenunciable del gobierno", afirma el concejal.

GIRO SOCIAL DE EJE PERE IV

La nave de Can Picó está situada en la calle de Pere IV con Pamplona, eje reivindicado por los vecinos como "una oportunidad para potenciar otra economía", demanda asumida por el actual equipo de gobierno. La recuperación del patrimonio industrial era otra de las batallas de la asociación de vecinos del Poble Nou, para la que esta transformación es, también en ese sentido, una victoria. 

Además de la apuesta por Biciclot, Via destaca, también en Sant Martí, otros proyectos de referencia en la vía de la colaboración público-cooperativa, como el convenio con la cooperativa Gregal, también en el marco del plan de barrios del Besòs. Y, en la línea de seguir con proyectos iniciados en mandatos anteriores, dándoles más peso y enmarcados en la nueva estrategia global, el comisionado señala la cooperativa de la chatarra Alencoop, que está sirviendo de base para lanzar la prometida cooperativa de vendedores ambulantes, una de las tantas veces anunciadas medidas sociales para gestionar el fenómeno del 'top manta', en la que trabajan.