ADIÓS A UN REFERENTE EN SANT MARTÍ

Muere Manel Andreu, histórico líder vecinal del Poblenou

Activista y sindicalista, fue durante toda su vida uno de los miembros más activos del tejido asociativo del barrio

El expresidente de la FAVB ha fallecido este lunes a los 72 años tras dos meses en la UCI por una reacción a un vacuna

Manel Andreu, a la izquierda, junto a Quim Estivill, en un foto del 2013.

Manel Andreu, a la izquierda, junto a Quim Estivill, en un foto del 2013.

1
Se lee en minutos
HELENA LÓPEZ / BARCELONA

Si algo pasaba en el Poblenou, Manel Andreu lo sabía. Es más, era muy probable que algo tuviera que ver. Nacido en el Manchester catalán en 1944, cuando el barrio hacía honor a ese nombre, Andreu pasó toda su vida en él. Luchando por él. Tras dos meses peleando en la UCI contra una reacción a la vacuna de la gripe, el activista amable, discreto y constante, siempre presente, ha fallecido este lunes a los 72 años, dejando un gran vacío en el movimiento vecinal del barrio y de la ciudad. Además de ser uno de los fundadores de la asociación de vecinos del Poblenou en 1972, en la que siempre militó, Andreu fue presidente de la FAVB entre 1998 y el 2004.

Suena a lugar común decir que los barrios de Barcelona los han construido sus vecinos, pero en el caso de la capital catalana es una realidad que todavía es necesario reivindicar. Detrás de ese 'sus vecinos' hay siempre una legión de mujeres y hombres tan anónimos como imprescindibles. Personas como Manel Andreu, gracias a las que el Poblenou, su barrio, logró el Instituto Icària, tras la campaña "Wad-Ras para el barrio". Personas que consiguieron que el bello edificio que acogía la empresa de estampados Catex no acabara en el suelo como estaba escrito que tenía que pasar, sino que se salvó y acabó convirtiéndose en el equipamiento de referencia que es hoy el Centre Cívic Can Felipa. 

LUCHADOR SOLIDARIO

Formado en la Juventud Obrera Católica (JOC), la idea de solidaridad marcó siempre la trayectoria vital, sindical y activista de Andreu, delineante de profesión. En la última década se volcó en la asociación Apropem-nos y en la red de solidaridad con los asentamientos del Poblenou. Fue una de las personas que más trabajó por mejorar las condiciones de vida de los jóvenes subsaharianos que malvivían en las naves abandonadas del barrio. Un trabajo colectivo y siempre basado en esa tan arraigada idea de solidaridad y de justicia social. No solo repartían comida y mantas, sino que estaban al lado de estos jóvenes para reivindicar sus derechos: papeles, techo y trabajo. 

Noticias relacionadas

Una de sus últimas victorias tras años de reivindicaciones fue el acuerdo para el desmantelamiento definitivo de la subestación eléctrica en la calle de Joan de Malta, justo frente a la escuela pública Sant Martí. Un éxito que celebraba además como abuelo; dedicación a la que también ponía toda su pasión.

La ceremonia de despedida de Andreu será este miércoles, 28 de diciembre, a las 12 del mediodía en la parroquia de Santa Maria del Taulat, en el Poblenou, no podía ser en otro lugar.