Ir a contenido

CONTROVERSIA POLÍTICA

La formación de Colau veta la apuesta de Collboni para el área de Cultura

Barcelona en Comú rechaza que Xavier Marcé sea comisionado por su vínculo con la patronal teatral catalana

El edil socialista asumirá personalmente las funciones del vetado mientras Colau niega que el veto de pie a una crisis

CRISTINA SAVALL / TONI SUST / BARCELONA

Xavier Marcé, nuevo asesor cultural del teniente de alcalde socialista Jaume Collboni.  

Xavier Marcé, nuevo asesor cultural del teniente de alcalde socialista Jaume Collboni.   / JOAN CORTADELLAS

Jaume Collboni, el líder municipal del PSC que será el segundo teniente de alcalde de Empresa, Cultura e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona, ha tenido que dar marcha atrás y retirar el nombramiento de Xavier Marcé como comisionado de Cultura. El motivo de esta rectificación es el veto a la designación de Marcé por parte de las bases de Barcelona en Comú, la formación de la alcaldesa, Ada Colau, que alegan "su falta de parcialidad" en el terreno cultural al estar vinculado con Adetca, la patronal de las empresas teatrales catalanas de la que es presidente.

"Salgo de la foto. No seré el comisionado de Cultura. No tengo ningún interés en poner en peligro un pacto de izquierdas, y por ello le he pedido a Collboni que no haga de ésto una guerra, aunque no termino de entender el rechazo de Barcelona en Comú hacia mí", ha manifiestado Marcé.

El PSC ha enviado este lunes un comunicado en el que informa de que, tras el veto a Marcé, la dirección política de los ámbitos de Cultura y de Innovación dependerá "directamente" de su titular, Collboni, y que no piensa realizar otro nombramiento hasta que se haya ratificado de forma definitiva el acuerdo con Barcelona en Comú, con quien emprenderá un gobierno de izquierdas. En definitiva, de momento no habrá un nuevo comisionado de cultura.

Colau, en viaje oficial a Nueva York, negó que el veto a Marcé fuera la primera crisis de su flamante coalición con el PSC. "Yo no hablaría de crisis, informa Idoya Noain. Al contrario, estamos trabajando desde el consenso. Y evidentemente puede haber diferencias y conflictos, pero esto no se ha de de ver como una crisis", declaró.

PREACUERDO

La primera baja llega antes de que la guerra haya empezado formalmente. Porque Marcé se cae del área que iba a ocupar gracias a un acuerdo entre Barcelona en Comú y el PSC que todavía es un preacuerdo: las militancias de uno y otro partido deben ratificarlo esta semana mediante votación.

El pacto ha sido un parto. Hace meses que Ada Colau proclama la necesidad de ampliar el gobierno municipal con fuerzas de izquierda. La necesidad de contar con una ampliación presupuestaria para contar con nuevos proyectos, entre los que incluir las demandas de futuros socios, aparcó la concreción de un pacto hasta que fue aprobada una modificación de crédito sobre los últimos presupuestos del alcalde Xavier Trias, los del 2015, prorrogados.

Pero la madeja de alianzas retrasó esa aprobación, cuando la CUP se mostró indignada porque en tanto que Colau permitió al PSC y a ERC exhibir proyectos fruto de su alianza, Barcelona en Comú poco más o menos dio por hecho que los anticapitalistas no se atreverían a tumbar la modificación votando en contra, como CiU, el PP y Ciutadans. La CUP obligó a aplazar un pleno y renegociar partidas, para abstenerse, entre críticas, en el segundo pleno extraordinario que se convocó para la votación presupuestaria.

Una vez superado ese escollo, BC y el PSC aceleraron y acabaron presentando su acuerdo el pasado viernes. Para entonces ERC ya llevaba días clamando contra ese acuerdo. No digamos ya la CUP.

Un viejo zorro de la política cultural

El economista Xavier Marcé (L'Hospitalet de Llobregat, 1957) es un viejo zorro de la política cultural. Ha sido director de cultura del Ayuntamiento de L'Hospitalet, director de Recursos y de Acción Cultural del Institut de Cultura de Barcelona, director general del Institut Català de les Empreses Culturals (2004-2007), un organismo dependiente del Govern llamado a coordinar
y potenciar las políticas de apoyo a las empresas de los sectores del audiovisual, teatro, libro, música y artes plásticas.  En una entrevista con este diario anunció cuando era alto cargo de la Generalitat que se había terminado el café para todos a la hora de conceder subveciones. "Haremos una política más discriminatoria para favorecer los proyectos más sólidos, y no hablo en términos económicos. Se ha favorecido en exceso una política basada en la oferta", explicó.

Actualmente es presidente de Adetca, la patronal de las empresas teatrales catalanas, y vicepresidente de la empresa Focus, el principal operador privado en el sector de las artes escénicas, en la que ya trabajó como director general de estrategia desde el 2001 al 2003. También es vicepresidente de la Federación española de asociaciones de empresas de teatro. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.