25 sep 2020

Ir a contenido

ENTRADA EN VIGOR DE UNA MEDIDA MUNICIPAL

Los perros ya pueden viajar en metro en BCN

A partir de este miércoles los animales de compañía pueden viajar en el suburbano, siempre que vayan atados y con bozal

Los perros ya viajan en el metro de Barcelona. / MÒNICA TUDELA

El día 1 de octubre era una fechada marcada a fuego en las agendas de los animalistas locales. Era el día a partir del cual los perros pueden viajar en el metro, siempre que lo hagan atados y con bozal y que no sea hora punta. Hasta este miércoles, solo podían acceder al metro los perros guía, los de asistencia (identificados con una chapa y capa azul), los que acompañan a los empleados de seguridad y los que se llevan en transportines rígidos que cubren todo el animal.

Desde la mañana de este miércoles están autorizados a acceder al metro todos los perros, siempre que estén identificados electrónicamente con un chip e inscritos en el registro censal municipal.

El concejal Jordi Martí, ha recordado en el acto de inauguración de la medida sus principales limitaciones: los dueños deben llevar la documentación del perro, la correa debe ser de menos de 50 centímetros y no pueden utilizar las escaleras mecánicas, que siguen siendo coto reservado para humanos.

Victoria de la convivencia

Martí señaló que Barcelona no podía continuar llamándose ciudad amiga de los animales sin normalizar el acceso de todos los perros al metro y ha asegurado que el paso dado hoy "es una gran victoria de la buena convivencia".

Entre los pasajeros, la preocupación más común expresada era que los perros puedan hacer sus necesidades en el metro. Los animalistas lo descartan y aseguran que ningún perro que baje al metro se vera tentado de marcar el territorio con orín o defecar en el metro porque no se sienten lo suficientemente cómodos en este espacio.