Ir a contenido

POLÉMICA REVISIÓN DE UN IMPUESTO MUNICIPAL

Rebelión vecinal por el nuevo catastro de Vilanova del Camí

El alcalde informará a la fiscalía del incidente que acabó con el asalto del ayuntamiento

JOSEP SALLENT
VILANOVA DEL CAMÍ

Un policía local herido, un pleno municipal suspendido media hora y más de 50 personas increpando en la sala a los gobernantes locales y resistiéndose a empujones al desalojo de los Mossos. Estos fueron los resultados de la cacerolada convocada el lunes por la noche para protestar contra la revisión catastral de Vilanova del Camí y que terminó en una revuelta vecinal en el pleno municipal. El ayuntamiento, gobernado por PSC e ICV, tramitará a la fiscalía los informes policiales para "depurar responsabilidades" entre los convocantes de la protesta, el PP e Independents per Vilanova (IPV), ambos en la oposición.

A la cacerolada, convocada delante del ayuntamiento a la misma hora del pleno, acudieron unos 300 vecinos indignados por el incremento de valor catastral, que se repercutirá en los aumentos anuales del IBI de los próximos diez años. El recibo del impuesto ha sufrido para algunos vecinos subidas que oscilan entre los 80 y los 500 euros. La revisión catastral no se acometía desde el año 1985, cuando el precio del suelo estaba muy por debajo del actual.

Durante la cacerolada, la indignación de los concentrados subió de tono cuando no consiguieron que el alcalde, Joan Vich (PSC), saliera a la calle a dar explicaciones. Los manifestantes cortaron la calle Igualada, provocando largas retenciones de vehículos, y un grupo numeroso entró en el edificio del ayuntamiento. Los tres policías locales que formaban un cordón en el acceso a la sala de plenos no pudieron impedir la entrada, a empujones, de más de 50 personas, y uno de ellos resultó herido por contusiones.

Una vez en la sala, los vecinos lanzaron consignas como "ladrones", "no al catastrazo" y "manos arriba, esto es un atraco". Poco después se desplazaron al lugar diez agentes de los Mossos d'Esquadra, quienes tuvieron serias dificultades para expulsar a los manifestantes de la sala.

"RESPONSABLES POLÍTICOS"

El ayuntamiento ha asegurado que pedirá la actuación de la fiscalía, una vez tenga los informes policiales. El alcalde, Joan Vich, tildó ayer los incidentes de "día triste para Vilanova y la democracia", criticando que "se haya interrumpido de forma violenta un pleno, poniendo en peligro la integridad física de las personas". Vich acusó a PP e IPV de ser "los responsables políticos" de los incidentes y lamentó que los vecinos "hayan sido manipulados y engañados por la derecha". Sobre la revisión catastral, manifestó que "el patrimonio de la gente no puede ser valorado a precio de saldo", aunque reconoció la posibilidad que se hayan producido errores "en algunos casos".

Debido a la avalancha de consultas a la oficina del catastro (unas 300 por día), el ayuntamiento alargó ayer su periodo de funcionamiento hasta el 1 de febrero. Ayer ya se habían presentado más de un millar de recursos en un municipio con un censo de unos 10.000 habitantes.

Temas: Catastro

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.