Ir a contenido

Ringo Starr evoca el viejo rock de Liverpool en su nuevo disco

El 'exbeatle', de 67 años, lanza en enero un álbum producido por Dave Stwart

NACHO PARA / MADRID

Siempre fue el patito feo de los Beatles y, desde que hace 33 años dejó la discográfica EMI, su carrera en solitario ha sido tan artísticamente irrelevante como omnipresentes sus giras con la All-Starr Band. Ahora, a sus 67 años, está decidido a ponerse de nuevo en valor. El 15 de enero de 2008, publicará Liverpool 8, quizá su trabajo más interesante desde que John Lennon, Paul McCartney y George Harrison hicieran y tocaran para él, aunque sin coincidir entre ellos en el estudio, las canciones de Ringo (1973).

El disco, producido por Dave Stewart (ex-Eurythmics) se estrenará por todo lo alto el 12 de enero, tres días antes de su publicación, en un concierto en Liverpool que simbolizará la apertura de los actos de la ciudad como capital cultural europea del 2008. Se rumorea insistentemente que también Paul McCartney aparecerá sobre el escenario

Ironía y melancolía, los dos registros que mejor encajan con la personalidad de Ringo, vuelven a ser el motor en Liverpool 8, título también de la canción que abre el disco. "La canción habla de una parte de Liverpool donde vivía --explica Ringo--. Fue una idea de Dave Stewart, una especie de pequeño viaje autobiográfico: "Primero fui un marinero, y luego, Liverpool te dejé. Pero nunca me olvidé, esa es la verdad".

ENTRE MÓNACO Y EEUU

Instalado entre Montecarlo y Los Ánge-

les por motitivos fiscales, ha sentido la necesidad de volver a su ciudad natal, donde ya triunfaba como batería simple pero extraordinariamente preciso cuando John, Paul y George aún vestían pantalón corto. "Con el tiempo, hay más de mí en la música que hago", asegura Ringo, siempre dependiente de otros compositores.   "En la época de los Beatles, intentaba componer como los demás, y siempre acababan sacándome los colores porque lo hacía se parecía a algo que ya se había hecho antes. Ahora mi forma de trabajar es diferente. Tengo desde hace tiempo un grupo de amigos que son compositores y conocen perfectamente lo que quiero expresar. Nos sentamos juntos y sacamos las canciones", explica.

AMIGOS DESDE HACE AÑOS

Esos amigos son Gary Burr, Steve Dudas, Mark Hudson, Sean Hurley, Zac Rae y Dave Stewart. Aunque Starr y Stewart se conocen desde hace años, es la primera vez que han colaborado tan estrechamente. "Le pedí que tocara unas guitarras en mi álbum, que estaba haciendo con Mark Hudson. Cuando Mark y yo nos separamos, Dave continuó produciendo el álbum y le añadió el ingenio que le caracteriza".

Las 12 canciones que incluirá Liverpool 8 llevan aparejada la firma de Ringo y se basan en sus experiencias personales. Una de ellas, titulada Pasodobles, está inspirada en sus diversos viajes a España en los años 60. "Siempre me encantó lo trágicos y apasionados que son los españoles", asegura.

Construida por el blues clásico, el soul, el country, el honky tonk y el rock and roll, la música de Starr sigue apelando al candor, al ingenio, al goce de la vida y las buenas intenciones. Ya no se considera un mocker, mezcla de mod y rocker, como decía en Qué noche la de aquel día. Ahora, Ringo se ve a sí mismo como un popper. Música pop con aires infantiles de un abuelo beatle.

0 Comentarios
cargando