ACTUALIDAD AZULGRANA

El robo del reloj de Lewandowski, otro más a la lista de incidentes en las puertas de las instalaciones del Barça

 Lewandowski espera la reanudación del juego durante la disputa del Joan Gamper.

 Lewandowski espera la reanudación del juego durante la disputa del Joan Gamper. / JORDI COTRINA

2
Se lee en minutos
El Periódico

El intento de robo del lujoso reloj de Robert Lewandowski fue otro más de los incidentes que se acumulan a la entrada y salida de las instalaciones del FC Barcelona en los últimos meses. Los Mossos pudieron recuperar el reloj, valorado en unos 70.000 euros, sustraído al acceder el futbolista polaco en su vehículo a la zona de párking de la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí. Es un lugar, antes de superar la barrera de seguridad, en que se acumulan jóvenes en busca de un autógrafo o una foto y que en esta ocasión un delincuente aprovechó para arrebatar la joya, de alto valor sentimental para el fichaje estrella barcelonista.

Es una área en que algunos futbolistas, en ocasiones, se paran y acceden al contacto con los aficionados cuando van a entrenar, pero en los últimos tiempos han padecido algunos contratiempos. Han escuchado insultos recientemente Frenkie de Jong por no doblegarse ante la presión de la directiva a aceptar las millonarias ofertas de Manchester United o Chelsea. También Umtiti sufrió un escarnio similar. Pero evidentemente nada tan serio como el intento de robo.

El precedente de Koeman

Más angustiante fue la situación que sufrió Ronald Koeman y algunos jugadores, pero sobre el entonces entrenador azulgrana, a la salida del Camp Nou tras un enfrentamiento con el Real Madrid. El vehículo del holandés fue rodeado y duramente zarandeado en Aristídes Maillol, imágenes que trascendieron por las redes sociales y que llevaron al club a tomar medidas, como el fichaje de Lluís Miquel Venteo. El hasta entonces inspector de los Mossos d'Esquadra se incorporó como director de seguridad para reforzar el plan integral de seguridad, en general, y poner solución a las salidas de jugadores y técnicos del estadio, en particular. Reemplazó a Ferran López (ex número 2 de los Mossos), que estuvo solo siete meses en el cargo.

Aparte de Koeman, varios jugadores se vieron también envueltos por una jungla de jóvenes que buscaban la foto en algunos casos, o en otros, exposición para crear su propio contenido de Tik-Tok, un fenómeno nuevo advertido ya por el club. Fue el caso, por ejemplo, de Alba, De Jong y Memphis

Noticias relacionadas

Desde el club se explicó que en el pasado ya detectaron este fenómeno de muchachos que se escapan al caza autógrafos tradicional y que se apostan no solo a la salida del Camp Nou, sino también de la Ciutat Esportiva, donde entrena el equipo. Jóvenes que buscan una reacción -a veces con una ocurrencia, a veces con un insulto- para colgar en sus cuentas sociales.

Es un problema que se ha vuelto serio, aunque hasta la fecha la cosa no había pasado de insultos. El intento de robo es un grado superior y la consecuencia inmediata más probable es que los futbolistas se muestren más precavidos a la hora de bajar la ventanilla para posar para una foto o firmar autógrafos.