NI UNA TRAS LEO

Barcelona: un año sin un gol de falta

Desde que Messi marcó el 2 de mayo del año pasado ningún azulgrana ha transformado un lanzamiento directo

Jordi Alba y Dani Alves analizando todas las posibilidades de una falta durante el partido contra el Mallorca

Jordi Alba y Dani Alves analizando todas las posibilidades de una falta durante el partido contra el Mallorca / JORDI COTRINA

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

El Barça terminó la temporada en blanco y con un dato inaudito: no logró ni un solo gol de falta. Desde que Messi marcó la última en Mestalla el 2 de mayo, los azulgranas no han vuelto a transformar ni una. Una racha negra que ya asciende a 57 partidos, los cuatro últimos del curso pasado y los 53 de este, en el que el casillero sigue en blanco.

El Barça no puede estar otra temporada sin marcar de falta.

Hasta la pasada temporada una falta en el área a favor del Barça era sinónimo de peligro. Leo logró 50 goles así con la camiseta azulgrana, una especialidad en la que brilló especialmente en sus últimas temporadas, provocando que los técnicos rivales tuvieran que tirar de ingenio para intentar desactivar la efectividad del lanzador argentino. Colocando jugadores junto a los palos o, para combatir sus disparos bajo la barrera, poniendo a un futbolista tumbado en el suelo. Ahora, pese a que esta costumbre se mantiene en todos los campos, el peligro se ha disipado cuando lo intenta el lanzador 'culé' de turno.

Memphis, Piqué, Alba, Alves, Dembélé...

Memphis, avalado por los goles que había marcado a balón parado con Países Bajos y el Olympique de Lyon, había empezado la temporada siendo el encargado de botar las faltas. Pero hasta que se lesionó no logró transformar ninguna. En su ausencia Piqué, Alba, Alves y Dembélé probaron fortuna, aunque sin éxito.

Noticias relacionadas

"Es algo que hemos estado trabajando en el entrenamiento. Es cierto que no tenemos a un especialista claro, pero sí a muchos jugadores que pueden tirar muy bien las faltas, es algo que hay que ensayar", dijo en su día Xavi. El técnico señalaba que PedriFerran Torres Frenkie de Jong también las chutan muy bien en los entrenamientos, aunque no se hayan animado en partidos oficiales"El propio Messi no tiraba faltas hasta que Tito Vilanova le dijo con 20 o 21 años que probara y luego se convirtió en el mejor lanzador de faltas de los últimos años".

El mal fario estuvo a punto de romperse ante el Galatasaray en el Camp Nou pero Iñaki Peña, canterano azulgrana cedido en el cuadro turco, repelió el trallazo de Memphis. La maldición ya dura 42 partidos de Liga, además de dos de Copa, uno de Supercopa, seis de Champions y otros tantos de Europa League. De cara a la próxima temporada el Barça necesitará, entre muchas otras cosas, buscar un especialista que continúe la saga de grandes lanzadores de faltas, como Rivaldo (18 como azulgrana), Ronaldinho (20), Koeman (26) y Messi (50).