ANÁLISIS INDIVIDUAL

Los tres mejores azulgranas del clásico

Pierre-Emerick Aubameyang celebra su segundo gol ante el Real Madrid, cuarto del equipo.

Pierre-Emerick Aubameyang celebra su segundo gol ante el Real Madrid, cuarto del equipo. / EFE/Sergio Pérez

2
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Una noche redonda vivió el Barça, se trabajó el Barça, en una aparición demoledora en el tercer clásico de la temporada. la progresión del equipo que se apuntaba se disparó en el Bernabéu con una goleada que podría haber sido mucho más abultada. Thibaut Courtois fue el mejor futbolista del Madrid.

Los azulgranas cuajaron una actuación coral, en la que cada pieza rindió a su mejor nivel, demostrando ante su máximo rival que han vuelto al primer plano. No solo dejaron claro que podían competir con el líder, que les aventaja con 15 puntos, sino que podían vapulearle en su casa, antes sus aficionados.

Ronald Araujo

El defensa uruguayo fue la sorpresa. Una apuesta personal de Xavi, que prescindió de Dani Alves, un lateral nato, para apostar por Ronald Araujo, un central, para frenar a Vinicius. El triunfo fue absoluto. Del técnico y del futbolista que ganó los tres duelos que afrontó (uno ante David Alaba), sin dejarse sobrepasar.

La envergadura le permitió imponer su poderío físico defensivo, pero también lo manifestó en ataque con el majestuoso cabezazo que supuso el 0-2, apuntalando una victoria que adquirió ribetes de exhibición.

Sergio Busquets

Carlo Ancelotti quiso tener superioridad numérica en el centro del campo, incorporando a Valverde en esa zona y prescindir de la figura del delantero en ausencia del lesionado Benzema. Emplazó a esa función a Modric, que fue un alma en pena persiguiendo el balón. Como el mismo Valverde, como Casemiro, como Kroos. Eran cuatro contra Busquets y Frenki y Pedri.

Pero Busquets valía por tres o por cuatro, con esa cualidad innata para descifrar el lugar exacto en el que tiene que ubicarse, ya sea para robar un balón como para atender a un compañero. En una zona caliente del campo, exhibió un 93% de acierto en el pase (78 de 84), hizo dos faltas y recibió dos (provocando dos tarjetas).

Pierre-Emerick Aubameyang

Celebró el segundo gol en un córner, representando una imagen del cómic Dragon Ball. "Tenía el deseo de ganar el partido y marcar gol, por mi familia, que vive cerca de aquí [en Ávila] y mis abuelos, que ya se han ido", explicó Aubameyang, debutante en el clásico a los 32 años.

Fueron dos goles y una asistencia a Ferran de tacón en el 0-4. La noche soñada de un delantero. Cinco veces disparó a puerta, lo que significa que ni Militao ni Alaba supieron como frenarle. En el dos contra uno, ganó uno, Aubameyang, un delantero centro de garantías que suma 7 goles en los últimos 8 partidos.

.