2005, 2008, 2021, 2022

Las otras crisis directivas y ejecutivas de Laporta

Laporta saluda a Rosell en la toma de posesión de éste como presidente del Barça en el 2010.

Laporta saluda a Rosell en la toma de posesión de éste como presidente del Barça en el 2010. / Julio Carbó

3
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

No es la primera crisis directiva/ejecutiva del segundo mandato de Joan Laporta como presidente del Barça. Tras ser elegido en marzo del 2021, apenas una semana después de ganar de forma arrolladora las elecciones a Víctor Font y Toni Freixa, el dirigente veía como Jaume Giró, que estaba destinado a ser el vicepresidente económico del club, alegaba su renuncia por motivos profesionales.

Ahora ha sido Ferran Reverter, el CEO del Barça, quien ha presentado de forma sorprendente su dimisión. Ya en su primer mandato, Laporta se enfrentó a dos colosales crisis en sus juntas directivas.

Rosell y Bartomeu tras dimitir de la junta en el verano del 2005.

/ Efe / Alberto Estévez

Rosell y cuatro más

La primera gran escisión en la junta llegó en el segundo de año de convivencia. Laporta ganó las elecciones del 2003. Y en verano del 2015 vivió la dimisión de hasta cinco directivos liderados por Sandro Rosell en lo que se convertiría en el embrión del proyecto que alcanzó el poder en el Barça cinco años más tarde.

Rosell estaba acompañado en su salida del club por Josep Maria Bartomeu, Javier Faus, Jordi Moix y Jordi Monés. Eran cinco de los 17 miembros que tenía la junta en los primeros pasos de Laporta en la presidencia.

"Es un día muy triste para mí, pero tengo la conciencia tranquila. Acepto las dimisiones y las respeto. He hecho todo lo posible por evitar esta situación, quizá podría haber hecho algo más, pero los hechos son evidentes. No lo he conseguido", argumentó el entonces dirigente tras esa masiva salida de un tercio de su directiva. El núcleo duro (de ahí salieron los dos próximos presidentes, Rosell y Bartomeu) que accedió, de nuevo, al palco en el 2010.

Laporta y Soriano, en el 2003 nada más acceder a la presidencia del Barça.

/ Jordi Cotrina

Soriano y siete más

Tras superar la moción de censura del 2008, coincidiendo con la crisis del equipo que provocó el despido de Rijkaard y el ascenso de Pep Guardiola al banquillo del Camp Nou, Laporta vio como ocho directivos presentaban su dimisión en pleno, incluyendo a tres vicepresidentes. A diferencia de lo que ocurrió en el 2005, ninguno de ellos ha seguido vinculado al ‘universo azulgrana’.

Ferran Soriano, Marc Ingla y Albert Vicens fueron los vicepresidentes que abandonaron a Laporta tras la moción junto a los directivos Josep Lluís Vilaseca, Evarist Murtra, Xavier Cambra, Claudia Vives y Toni Rovira. Exigían la dimisión de Laporta y que Vicens acabara dirigiendo el club en los dos años finales del mandato. Hasta el 2010. Se quedó entonces el presidente con solo nueve en su sala de juntas, obligado a remodelarlo de forma urgente para alcanzar la cifra de 14 que marcan los estatutos. 

Noticias relacionadas

"Los motivos que nos han llevado a tomar esta decisión son por discrepar de la manera de actuar a partir de la votación tras los resultados en el referendo", leyó Vicens en un comunicado compartido por los ochos directivos. "No he dimitido porque creo que no es lo que daba más estabilidad al club. ¿La moción? Fue un voto de castigo, pero nada más. No son unas elecciones", argumentó Laporta, 24 horas después de la salida de esos directivos, recordando que "lo mejor para Guardiola es que nosotros sigamos en el cargo".

Un par de meses después, la directora general Anna Xicoy, que era una persona de confianza de Soriano, era relevada de su cargo. Laporta designó a Joan Oliver como máximo responsable ejecutivo del Barça.