48.623 VOTOS Y GOLEADA DEL 'SÍ'

Espai Barça: volar desde Mallorca, votar en un minuto

  • Mientras el Camp Nou presentaba una imagen atípica en una cita con las urnas, solo visitado por algunos socios de edad avanzada, culés de todo el mundo votaban sobre su futuro desde la cama y el sofá

  • El 'sí' golea con un 86,7% y en la primera votación telemática del club participan 48.623 azulgranas, 11.000 más que en 2014

Espai Barça: volar desde Mallorca, votar en un minuto

Jordi Cotrina

4
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Paseando por los aledaños del Camp Nou nadie diría que se realizaba la votación más importante de la historia del Barça. El ambiente nada tenía que ver con el de otras citas electorales, en las que ya había colas desde que se abrían las urnas. En la primera votación telemática de la historia azulgrana, la mayoría prefirieron dar su sufragio desde la cama o el sofá en lugar de ir en procesión hacia el estadio que se plantear reformar.

Este domingo no había colas con tertulias improvisadas de amigos discutiendo sobre si había que renovar a Dembélé o no, debatiendo si Eric García era o no central para el Barça o si había que hacer caja con De Jong y Ter Stegen para reforzar la delantera. Tampoco familias que fueran a votar antes de ir a comer, como hizo Messi en las pasadas elecciones, cuando depositó el voto junto a sus hijos. El delantero argentino, que sigue siendo socio, no se pasó este domingo por el estadio, como tampoco lo hicieron sus excompañeros de equipo.

Leo recibió como todos los socios un sms a las 9 de la mañana. "Socios y socias, es la hora de votar". Junto a él, un enlace en el que había que introducir la clave de socio, el pin y la fecha de nacimiento. A continuación llegaba un código de seis cifras que una vez introducido desplegaba las tres opciones: sí, no y en blanco. En menos de un minuto se podía votar sin colas ni esperas.

Los jugadores, desde la ciudad deportiva

"Es un orgullo ser el presidente del Barça el día que los socios y socias podemos votar por primera vez por vía telemática. Es un paso sencillo, lo puedes hacer desde el móvil, desde la tablet o desde el ordenador. Pero a la vez es un paso muy importante en la historia del club", relataba Joan Laporta a través de las redes de la entidad. "Ya hemos votado culés, ahora os toca a vosotros", compartía Gerard Piqué, que dio su opinión desde la ciudad deportiva como el resto del primer equipo, a excepción de Gavi. Pese a ser el líder del triunfo en el Camp Nou ante el Elche, el centrocampista andaluz no pudo posicionarse sobre el futuro del estadio al ser menor de edad. Al final fue ratificado por el 87,8% de los socios, en una votación en la que participaron 48.623 culés (11.000 más que en 2014, donde votaron 37.535).

Consciente que la brecha digital podía complicar las cosas a los socios más mayores, el Barça habilitó que los abonados que lo precisaran pudieran ejercer su sufragio desde las instalaciones del club. El expresidente Joan Gaspart fue uno de los pocos los que acudió a votar al Camp Nou, donde en la primera hora solo lo hicieron 16 personas, casi todos con edad de haber visto a Kubala en el campo de Les Corts, antes de que se inaugurara en 1957 el Camp Nou. Eso sí, venían con toda la motivación del mundo.


/ FCB

Noticias relacionadas

"¿Es aquí donde se vota?", preguntaba Jaume. Al recibir respuesta afirmativa pegó dos botes sin que se le cayera al suelo su gorra gris, demostrando no solo buen humor sino también un buen estado de forma. "Me parece muy bien que se reforme el Camp Nou y quedará el campo precioso. Tengo 83 años y dentro de cinco años no sé donde estaré", sentenciaba, explicando que había ido porque no se aclaraba. "El móvil para la juventud".

Voto electrónico, 11 meses después

Josep Maria, de 75 años, había cogido un vuelo para votar allí mismo. "No me aclaro y además no me fío. He venido desde Mallorca, porque así al menos me quedo tranquilo y los demás que hagan lo que quieran", explicaba antes de apuntar su negativa al proyecto. A diferencia de en otras ocasiones, residentes de fuera de Catalunya podían votar sin tener que coger trenes, coches o aviones. Hace once meses, en pleno confinamiento municipal, Carles Tusquets aplazó las elecciones del Barça por el covid para garantizar la participación. Ahora, con la sexta ola desatada, el voto electrónico facilitó el sufragio culés de todo el mundo (desde EEUU a China), moviendo solo un dedo.

Temas

Barça