PRIMER VOTO ELECTRÓNICO

Espai Barça: la vida culé, de referéndum en referéndum

  • Cuando se votó el Espai Barça 2014, Bartomeu estaba en el palco y Messi y Xavi en el campo. Con los dos primeros fuera y el tercero en el banquillo, Gavi, el líder ante el Elche, no tiene edad para votar este domingo el futuro del Camp Nou en la primera votación telemática de la historia culé.

Imagen panorámica del Camp Nou.

Imagen panorámica del Camp Nou. / JORDI COTRINA

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

La vida es lo que pasa entre referéndum y referéndum del Espai Barça. Cuando los culés aprobaron la reconstrucción del Camp Nou y su entorno en 2014, Josep Maria Bartomeu estaba en el palco y Messi corría en el campo junto a Xavi. Ahora, con los dos primeros fuera del club, el tercero en el banquillo y con Sergi Roberto, Piqué, Alba, Busquets y el retornado Alves como únicos supervivientes en la primera plantilla, los socios deben volver a posicionarse sobre el macroproyecto de remodelación de las instalaciones del Barça en la primera votación telemática de la historia barcelonista.

Mientras que el proyecto de Bartomeu se había fijado en 600 millones, el de Joan Laporta asciende a 1.500. La Asamblea de Compromisarios dio luz verde al plan de financiación: el sí se impuso con un 91%, aunque solo votaron un 8% de las personas convocadas. El presidente había anunciado antes que en caso de ser validado lo llevaría a un referéndum, que finalmente se celebrará este domingo.

Si no hay sobrecostes, la proyectada reforma del Camp Nou supondría alrededor de 900 millones; la construcción del Palau Blaugrana -en el se incluyen un segundo pabellón, la pista de hielo y el aparcamiento de autobuses- se estima en 420 millones. Y la urbanización y el campus ascienden a 100 millones, más otros 60 millones que costará el plan metropolitano.

Devolución del crédito

El Barça planea devolver el préstamo en 35 años, con los primeros cinco de carencia, mediante el aumento previsto de ingresos que generará el nuevo estadio. El club ingresa unos 300 millones anuales por todos los conceptos del Camp Nou. Reconstruido y modernizado, calculan que aumentarán a 500. Un tercio de los 200 adicionales será para Goldman Sachs.

Si se aprueba y las obras no se atrasan, el nuevo Camp Nou estará acabado en 2025 y el nuevo Palau se estrenará en 2028.

El sistema de votación

Noticias relacionadas

Los 110.159 socios con derecho a voto podrán posicionarse sobre el crédito para el Espai Barça a través del móvil, tablet o ordenador en una votación telemática que estará abierta desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche. Deberán introducir en la web del club su clave de socio, pin y fecha de nacimiento y a continuación recibirán en el móvil un código de seis cifras. Tras teclearlo, podrán votar sí, no o en blanco a la ratificación del acuerdo de la Asamblea.

Conscientes que la "brecha digital" puede dificultar el voto de los socios más mayores, el Barça habilitará que los abonados que lo precisen puedan ejercer su sufragio desde las instalaciones del club. En cambio Gavi, el líder del Barça ante el Elche, no podrá participar porque no tiene aún la edad para votar el futuro del Camp Nou. El futuro ya está aquí.