MUCHO FUTURO Y TERRIBLE PRESENTE

Las baquetas de Abde y Luuk de Jong

  • El canterano y el neerlandés son los paradigmas de las dos realidades de un Barça con mucho futuro y terrible presente

  • El extremo y Nico se estrenan como goleadores en el primer partido en este siglo con tantos de dos azulgranas menores de 20 años

  • Xavi elogia a los jóvenes pero lamenta que tengan que ser los que tiren del carro y pide más al resto

Luuk de Jong cae en Pamplona.

Luuk de Jong cae en Pamplona. / EFE / VILLAR LÓPEZ

3
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Dave Grohl, batería de Nirvana y alma de Foo Fighters, relata en su hilarante biografía el día en el que le dieron su primera clase de batería. Se esmeró lo mejor que supo y cuando terminó su profesor le dijo. “Vale, primero de todo… estás cogiendo las baquetas al revés”. Algo similar debió de pensar Xavi al ver a Luuk de Jong trotar en Pamplona.

Petición expresa de Koeman en el mercado de verano, tras el despido de su compatriota solo había tenido ocho minutos ante el Betis. Pero este domingo Xavi no ha tenido más remedio que sacarle de titular, ante el alud de bajas en la delantera: Memphis Depay ha sido el último en sumarse a las ya consabidas de Kun Agüero, Ansu Fati y Braithwaite.

Pocos jugadores más contraculturales se recuerdan en el Camp Nou. Ni el Barça es de pinchar balones arriba para que los baje ni él un delantero asociativo. El delantero que, según Koeman, era más peligroso de cabeza que Neymar, no ha ganado casi ningún duelo aéreo. Desesperaba no solo al fallar cada pase fácil sino también al no interpretar el ritmo que pide Xavi, que le metió una soberana bronca al ver como en lugar de desmarcarse para dejar espacio a Dembelé se juntaba con el francés.

De momento, el delantero que más ha entendido el ritmo que pide Xavi es Abde. Tiene la valentía que le ha faltado hasta ahora a Ilias y interpreta mucho mejor que Coutinho o los neerlandeses Luuk de Jong y Memphis los movimientos que quiere el nuevo entrenador en ataque. Lo demostró desde el primer día ante el Espanyol y, aunque no pudo ayudar en Champions al no estar inscrito, ha seguido luciendo descaro y desborde en cada encuentro. Solo le faltaba el gol, que le ha sonreído este domingo por fin. Tras penetrar una y otra vez en la zona de Nacho Vidal, se estrenó como goleador, igual que había hecho antes Nico.

Noticias relacionadas

Los dos canteranos habían logrado algo que hacía 20 años que no pasaba. Era la primera vez en este siglo que dos azulgranas menores de 20 años marcaban en un mismo partido de Liga. Si Luuk es el paradigma de todas las desgracias v despropósitos vividos por el Barça en los últimos años, Nico y Abde son dos insignes representantes del denominado 'Dream teen', de ese 'teen spirit' al que cantaban Grohl y Nirvana. De esa nueva era que anunció Xavi tras la eliminación en Champions.

Mensaje a las vacas sagradas

Pero el primer partido de la nueva era acabó con nueva decepción. Una de las pocas pelotas áreas que De Jong cabeceó fue el rechace que propició el 2-2. Lo intentó corregir con una chilena en la que ni rozó balón, como una baqueta que no logra tocar el tambor. Él y Abde representan lo peor y lo mejor de un Barça con mucho futuro y terrible presente. "Abde ha marcado diferencias, ha provocado dos amarillas, es un puñal, una maravilla, es una sorpresa", comentó Xavi, contento y a la vez preocupado porque sean los jóvenes los que tiren del carro. "El partido de Abde es espectacular, su puesta en escena es tremenda, como la de Gavi y Nico, pero no pueden ser el 'pal de paller' del Barça. Es la nota positiva pero a la vez negativa. Los jugadores que marcan la diferencia tienen 17-18-19 años, es muy positivo para el futuro, pero también muy negativo porque son tan jóvenes que no siempre tendrán un rendimiento excelente. Dan el callo de manera tremenda, pero debemos exigir más a todos".

Temas

Abde Barça