PRESENTACIÓN EL LUNES EN UN CAMP NOU CON PÚBLICO

Xavi Hernández, día uno en el Barça

"Es el mayor reto de mi carrera, lo primero que quiero hacer es trasladarles mi idea a los jugadores", dice el técnico, que ya ha aterrizado en Barcelona

10
Se lee en minutos
Marcos López / Joan Domènech

Está hecho y ya firmado. Está cerrado y anunciado, pero de madrugada, sobre las 01.47 h. Xavi ya ha aterrizado en Barcelona junto a Rafael Yuste, vicepresidente deportivo del Barça, y Mateu Alemany, director de fútbol, para estampar su rúbrica como nuevo entrenador azulgrana hasta el 2024, quedando fijada su presentación oficial el próximo lunes al mediodía. "Es el reto más grande de mi carrera. Llego con una exigencia máxima. Somos el Barça, el mejor club del mundo", ha dicho en el aeropuerto de Doha acompañado de su familia, de vuelta a casa.

Poco antes de subirse al avión camino de Barcelona, donde verá por televisión el duelo de Balaídos ante el Celta, Xavi ya desgranaba las claves de su proyecto. "Lo primero que quiero hacer es hablar con los jugadores y explicarles mi idea", ha dicho el nuevo técnico azulgrana, aliviado porque todo se cerró, aunque fuera con suspense.

El Barça ha anunciado que la presentación será el lunes (13.00 h) en el Camp Nou permitiendo que los aficionados puedan acudir. A partir de este mismo sábado, el club pone las localidades gratuitas a disposición de los aficionados que deseen asistir desde las gradas del estadio al retorno de Xavi a su casa. El Camp Nou se abrirá a las 11.30 de la mañana del lunes.

Del suspense en Doha a la alegría en Barcelona

El lunes puesta de largo como sucesor de Koeman después de un viernes lleno de suspense porque ese pacto entre Al Sadd y Barça, revelado por los dirigentes azulgranas en Doha en una conversación privada con los periodistas, no precisa, sin embargo, cómo se abonarán los cinco millones de euros reclamados por el equipo catarí en una jornada llena de tensión, donde el Al Sadd quiso dejar claro que no lo liberaría si no recibía esa cantidad.

"Todos hemos puesto de nuestra parte para que se pudiera hacer. Estoy muy agradecido al club, muy, muy agradecido, de verdad"

Xavi, técnico del Barça

"Han venido a Doha y todos hemos puesto de nuestra parte para que se pudiera hacer. Estoy muy contento, con mucha ilusión y muy positivo", ha recordado Xavi sin dar pistas sobre cómo se han desencallado las conversaciones. "Estoy muy agradecido al club, muy muy agradecido, de verdad", ha añadido.

En su comunicado oficial, emitido en la madrugada del viernes al sábado, el Barça indica que "Xavi se ha desvinculado del Al Sadd de Qatar después de conversaciones mantenidas estos últimos días entre el técnico, el Barça y el club asiático". Pero no aporta ningún detalle más ni arroja ningún elemento sobre la polémica que envolvió a esa salida.

"Yo también he vivido situaciones malas en el club. No es el mejor momento de la historia del club. Pero quiero hablar con los jugadores y explicarles la idea que tengo"

Xavi, técnico del Barça

Xavi tampoco ha sido concreto. Ha querido mirar más allá. "Yo también he vivido situaciones malas en el club. No es el mejor momento de la historia del club. Pero quiero hablar con los jugadores y explicarles la idea que tengo", ha indicado el nuevo entrenador. "Quiero trabajar mucho, hacer equipo. Es un trabajo de grupo. A partir de ahora con muchas ganas e ilusión de hacer las cosas bien, pero necesito hablar con los jugadores".

El presidente del club catarí se desdijo de sus compromisos y se negó a dar ninguna facilidad a Xavi para volver al Barça. Pese a que se lo había prometido. En la última reunión que mantuvieron, se aferró a la cláusula, sin rebajarla ni un euro. No solo eso. El Al Sadd dio la primera versión sobre este caso. Una versión que irritó al Barça, al punto de que negó, a través de algunos portavoces la veracidad del anuncio del club catarí.

Comunicado inesperado

"El Al Sadd ha llegado a un acuerdo para que Xavi se vaya al Barcelona después del pago de la cláusula estipulada en su contrato", reveló Turki Al-Ali, el CEO del club, abriendo un foco de tensión en las conversaciones porque accedía a la salida de Xavi porque estaba motivado "por la etapa crítica que atraviesa el club de su ciudad, por lo que lo entendemos y decidimos no interponernos en su camino". Una generosidad, una magnanimidad, que no se correspondía luego con la realidad.

Horas de crispación

Pero nada fue tan fácil. Ni mucho menos. Ese comunicado, emitido en las redes sociales del club catarí (11.46 h), provocó un serio malestar en el Barça. Pero guardo silencio, aunque dejó claro en esos momentos que no iba a abonar la cláusula (13. 28 h). Joan Laporta, entretanto, estaba volando hacia Vigo para asistir a un acto de las peñas gallegas mientras Yuste y Alemany se ponían, una vez más, en las manos de Xavi, el único que podía desencallar el lío.

Xavi, emocionado, en su despedida de la plantilla del Al Sadd.

/ @AlsaddSC

Técnico e único interlocutor

Al técnico le tocaba desbloquear un caso que se había enquistado de tal manera que ni la presencia de los dos representantes del Barça en las últimas 48 horas habían podido solucionar. En ese instante, el Al Sadd ya no tenía a Xavi como entrenador. Y el Barça seguía sin anunciar su fichaje. El pago íntegro de la cláusula creaba un grave problema por inesperado y por la escasez de tiempo para pactar la forma de pago, en plena jornada de despedidas y el vuelo previsto para este sábado.

Siete horas más tarde de ese comunicado, Yuste y Alemany se reunían en el hall del hotel de Doha para comunicar, sin intervenciones públicas, eso sí, el acuerdo ya cerrado. Acuerdo que no se anunció porque "se están redactando los documentos". Documentos complejos porque el club azulgrana no ha precisado en ningún momento si abonará la cláusula de forma íntegra o tiene que ser el propio Xavi quien asuma una parte de la misma.

Encajar el ‘fair play’

Se enredó la negociación porque el Al Sadd quería los cinco millones y el Barça tenía que encajar esa cifra en el fair play financiero que reclama la Liga de Fútbol Profesional, teniendo en cuenta, además, que a la masa salarial se añaden los emolumentos de Xavi y sus siete ayudantes.

Xavi ha sido portavoz y único negociador con el club catarí, que le exigió la cláusula sí o sí, obviando su promesa de dejarlo salir libre

Ha sido el técnico de Terrassa quien ha negociado con el emir, quien ha ejercido de interlocutor entre ambos clubs, además de ser el portavoz de las negociaciones. Suya fue la única versión oficial y la única fuente de información que se ha escuchado estos días ("tengo mucha ilusión por venir al Barça, es cuestión de sentido común, se tiene que hacer", dijo), pero aún no se ha hecho del todo antes de partir de Doha.

"Sí, sí, tengo claro el equipo que tenemos y hay que ponerse a trabajar desde el minuto uno. Que es ya. Es aterrizar y trabajar con energía"

Xavi, técnico del Barça

"Ha sido difícil porque se debía desencallar la rescisión y hacer los nuevos contratos de todos los del staff. Tanto Rafa como Mateu y el presidente, o sea todos hemos remado para que se pudiera hacer y estoy con mucha ilusión", ha admitido el técnico de Terrassa, quien ya ha dibujado el Barça que se imagina con él sentado en el banquillo.

"Sí, sí, tengo claro el equipo que tenemos y hay que ponerse a trabajar desde el minuto uno. Que es ya. Es aterrizar y trabajar con energía", ha subrayado el nuevo entrenador azulgrana.

Xavi, en la comida de despedida con el Al Sadd.

/ @AlsaddSC

Mientras tanto, Laporta, conectado en todo momento con Doha, esquivaba, tanto en el aeropuerto de Vigo como en Marín, cualquier precisión a la espera de que sea oficial el fichaje del técnico, que rubricará su documento hasta el 2024. Le ha hecho el técnico, obsesionado como estaba en volver a su casa, todo el trabajo al club. Y al presidente.

Comida de despedida

Con ambos clubs distanciados, sin relación directa entre sus dirigentes, Xavi cumplía el protocolo del último día, presidiendo la comida de despedida de la plantilla y el cuerpo técnico.

Un almuerzo en el que no pudo evitar las lágrimas cuando se iba despidiendo, uno a uno, de sus exjugadores. Y liberado, al fin, porque se ha salido con la suya. Ya es entrenador del Barça, el entrenador del consenso, que tanto necesita Laporta para apaciguar el entorno.

Xavi se despide en la ciudad deportiva del Al Sadd.

/ @AlsaddSC

Volaba el viernes Sergi Barjuan a Vigo saboreando "el caramelo", como él mismo lo definió, para sentarse por última vez en el banquillo del Barça, mientras Xavi cierra este sábado la puerta de su hogar en Doha y se sube a un avión, seis años más tarde, camino de su casa para acometer la compleja reconstrucción.

De madrugada se despidió a Koeman. Y de madrugada se anunció el retorno de Xavi. El jugador con más partidos en la historia del club: 767 y 25 títulos. Se marchó en el 2015 cuando era futbolista con Luis Enrique. Regresa en el 2021, asumiendo el desgaste de unas complejas negociaciones, seguro de poseer el método adecuado para levantar a un equipo decadente. Xavi, día 1 en el Barça.  

"Al final, somos el Barça, estamos en el mejor club del mundo. Y el mejor club del mundo debe ganar, no se puede empatar ni perder. La exigencia será máxima"

Xavi, técnico del Barça

Y ya ha comenzado a trabajar desde Doha. "Estoy muy agradecido también a Sergi Barjuan por el trabajo que están haciendo. Queremos hacer el trabajo en equipo", ha precisado tras indicar que trabajar ahora como entrenador con excompañeros con Sergio Busquets, Piqué, Jordi Alba, Sergi Roberto y Ter Stegen lo ve bien.

"Conozco bien a cinco jugadores porque han sido excompañeros míos. Es un punto positivo, sé cómo entrenan, sé como son y son los capitanes del equipo. Lo veo como una ventaja"

Xavi, técnico del Barça

Noticias relacionadas

"Yo lo veo como una ventaja. Ya me ha pasado aquí en el Al Sadd. Conozco bien a cinco jugadores porque han sido excompañeros míos. Es un punto positivo, sé cómo entrenan, sé como son y son los capitanes del equipo. Lo veo como una ventaja".

No comparte Xavi el mensaje de Koeman, quien indicó que "esto es lo que hay" en referencia a la debilitada plantilla que se encontrará tras la marcha de Messi y Griezmann. "Nosotros trabajaremos al máximo. Al final, somos el Barça, estamos en el mejor club del mundo. Y el mejor club del mundo debe ganar, no se puede empatar ni perder. La exigencia será máxima. Intentaremos que los jugadores estén felices y trabajen al máximo para intentar ganar"